Cómo congelar fresas

Fresas congeladas

No dejes que las fresas extras se vayan a desperdiciar. Congelar las fresas les extiende drásticamente la vida de anaquel y asegura que permanezcan con un sabor fresco (incluso cuando se descongelan). Saber cómo congelar fresas de la manera correcta vale la pena y tu tiempo.

Preparar las fresas

Por lo general, el mejor momento para congelar las fresas es cuando son de color rojo oscuro, y están totalmente maduras y firmes al tacto. Para preparar las fresas para su congelación:

  1. Retira las tapas (y los tallos si es necesario).
  2. Lávalas a fondo, pero no dejes que las fresas se empapen en el agua, ya que perderán nutrientes de esa manera.
  3. Escurre las fresas en un colador y colócalas sobre toallas de papel para que se sequen.

Métodos para congelar las fresas

Selecciona el método que desees utilizar y sigue los pasos descritos.

Congelación de fresas enteras con azúcar

Cuando estés lista para congelar fresas frescas enteras, haz lo siguiente:

  1. Mezcla 4 tazas (aproximadamente 500 gramos) de fresas con 3/4 taza de azúcar y revuelva la mezcla hasta que la mayoría del azúcar se disuelva.
  2. Deja reposar la mezcla de fresa y azúcar durante unos 15 minutos.
  3. Luego, coloca las fresas en un contenedor cerrado y permite un espacio libre de 1 pulgada en la parte superior del recipiente.

También puedes empacar fresas enteras en un jarabe simple o jarabe de frutas, si lo deseas - simplemente asegúrate de que todas las fresas están completamente cubiertas con el jarabe, dejando aproximadamente la misma cantidad de espacio libre (1 pulgada) en el recipiente cerrado. Colocar en el congelador hasta que estén listas para descongelar y servir las fresas.

Congelación de fresas picadas o rebanadas

Después de preparar las fresas frescas para congelar, cortar en rodajas o en mitades las fresas y colocarlas en un recipiente. A continuación, sigue estos pasos:

  1. Por cada 4 tazas de fresas rebanadas agrega 3/4 de taza de azúcar al recipiente y revuelve hasta que la mayor parte del azúcar se disuelva.
  2. Deja reposar la mezcla unos 15 minutos.
  3. Coloca las fresas en un recipiente herméticamente cerrado propio para congelador con aproximadamente 1 pulgada de espacio en la parte de arriba, congela tus fresas hasta que estés lista para descongelarlas, y ¡disfrutarlas!

Al igual que con las fresas enteras, puedes empaquetar las fresas en rodajas o picadas en almíbar en lugar de azúcar. Asegúrate de que las fresas estén completamente cubiertas con el jarabe antes de congelarlas.

Congelación de fresas trituradas

Para congelar fresas en puré, prepara las fresas de la misma manera que las fresas enteras. Continúa con estos pasos:

  1. Agrega 3/4 de taza de azúcar a 4 tazas de fresas (usa sirope o jugo en lugar de almíbar, si lo deseas).
  2. Machaca y haz puré tus fresas con un pisapapas o tenedor. Otra opción es mezclar las fresas en una licuadora para hacer puré de fresa.
  3. Empaca la mezcla de fresas trituradas en un envase hermético sellado, dejando 1 pulgada de espacio libre en el recipiente.

Congelación de fresas sin azúcar

Mitades de fresa congeladas

No es necesario agregar azúcar o jarabe al congelar las fresas. Sigue este método para fresas enteras o rebanadas.

  1. Coloca las fresas lavadas y escurridas en una bandeja de hornear para evitar que se peguen. Acomódalas en una sola capa.
  2. Coloca la bandeja en el congelador durante aproximadamente 1 a 2 horas, o hasta que las fresas se sientan sólidas.
  3. Transfiere las fresas a las bolsas de congelador u otros envases adecuados para congelar y deja un espacio de una media pulgada entre las fresas y la tapa.
  4. Coloca los recipientes en el congelador hasta que estés listo para descongelar y servir tus fresas.

Recipientes adecuados para almacenamiento

Los siguientes recipientes adecuados para congelador funcionan bien para congelar fresas:

  • Bolsas de congelador con cremallera
  • Recipientes de plástico con tapas
  • Contenedores de aluminio con tapas resellables
  • Recipientes de vidrio con tapas de plástico

Como se mencionó en los métodos anteriores, no te olvides de dejar espacio en la parte superior del contenedor, especialmente si estás almacenando las fresas en algún jarabe.

Tiempo de almacenamiento seguro en el congelador

La temperatura ideal para congelar alimentos es de 0 grados Fahrenheit, según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU). Directo al Paladar dice que puedes almacenar con seguridad las frutas frescas en el congelador (en recipientes de almacenamiento adecuados) a 0 grados Fahrenheit por hasta 11 meses, mientras que la fruta fresca por lo general dura en el refrigerador sólo 3 a 5 días.

Cómo descongelar las fresas congeladas

AlimentaciónSana.org sugiere varias formas de descongelar frutos. Las fresas congeladas saben lo mejor (si se van a comer solas) en un estado ligeramente descongelado con varios cristales de hielo. Esto se debe a que las fresas se suavizan cuando se descongelan. Para disfrutar tus fresas sin mayor preparación, simplemente descongélalas en el refrigerador o a temperatura ambiente hasta que las fresas han alcanzado el estado deseado de ligeramente descongelado.

Cómo congelar fresas