Recetas de salsa fresca

Salsa fresca

Hacer salsa fresca es rápido, fácil y sabroso. Es una gran manera de aumentar el sabor y el color de todo tipo de platillos, desde los favoritos del Tex-Mex hasta al pescado. Estas recetas de salsa sin cocinar aportan frescura y sabor a las comidas y bocadillos.

Salsa básica

Esta receta hace alrededor de dos tazas de salsa, que debe servir de seis a ocho personas. Es especialmente buena cuando se hace con tomates frescos en temporada.

Salsa básica

Ingredientes

  • 2 tomates medianos, finamente picados
  • 1 cebolla finamente picada
  • Zumo de 1 limón
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • 1/4 taza de cilantro picado, fresco

Instrucciones

  1. En un tazón mediano, combina todos los ingredientes.
  2. Cubre y refrigera durante 30 minutos para permitir que los sabores se fusionen antes de servir.

Salsa de mango dulce y picante

Esta es una sabrosa salsa que acompaña de maravilla a unas buenas papas fritas, y también es deliciosa con mariscos a la parrilla, como el atún o los camarones. Hace alrededor de dos tazas, que equivale a unas seis a ocho porciones.

Salsa con mango

Ingredientes

  • 1 mango, pelado, sin hueso y en cubos
  • 1 tomate picado
  • 3 fresas grandes, descascaradas y picadas
  • 1/2 cebolla roja, finamente picado
  • 1 pimiento jalapeño, sin semillas y cortado en cubitos
  • 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido
  • 1/2 cucharadita de sal marina

Instrucciones

  1. En un tazón mediano, combina todos los ingredientes.
  2. Cubre y refrigera por lo menos 30 minutos antes de servir.

Salsa de maíz y frijol negro

Esta receta hace alrededor de tres tazas, que es de ocho a diez porciones. Es perfecto para disfrutar con totopos, nachos, o tacos.

Salsa con maiz y frijoles

Ingredientes

  • 1 taza de maíz enlatado, escurrido (o 1 taza de maíz fresco cocido)
  • 1/2 taza de frijoles negros enlatados, escurridos
  • 1/2 cebolla roja, finamente picada
  • 1 tomate mediano, finamente picado
  • 1 jalapeño, sin semillas y finamente picado
  • Zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de cilantro picado, fresco
  • 1/2 cucharadita de sal marina

Instrucciones

  1. En un tazón mediano, mezcla bien todos los ingredientes.
  2. Cubre y refrigera durante al menos 30 minutos para permitir que los sabores se mezclen.

Variaciones

Es fácil variar cualquiera de las salsas anteriores añadiendo ingredientes, lo que ajustará la calidad del sabor y que tan enchilosas resultan ser.

  • Puedes agregar pimientos más suaves o más picantes a cualquiera de las salsas anteriores. Para una salsa más picante, prueba un pimiento como el chile habanero. Para hacer la salsa aún más picante, deja algunas de las semillas adentro, o quítalas completamente para suavizar ligeramente el sabor. Chiles más suaves que puedes utilizar para la salsa incluyen Anaheim o pimientos de plátano.
  • Cortar medio aguacate y añadirlo a cualquiera de las salsas anteriores las convertirá en ligeramente cremosa con un sabor más herbal.
  • Añade una pizca de chile en polvo de cayena o chipotle para agregar un poco de picante y sabor.
  • Reemplaza el jugo de limón con jugo de otros cítricos, como lima o naranja, para variar el sabor.

Una adición sabrosa a cualquier comida o bocadillo

La salsa es una adición sabrosa y saludable a muchas comidas y bocadillos. Las salsas que no tienes que cocinar se preparan rápidamente, por lo que son una gran manera de mejorar cualquier corte de res, pescado, o ave en las noches de la semana cuando no tienes mucho tiempo para cocinar.

Recetas de salsa fresca