5 comidas que se preparan con 5 ingredientes o menos en una sola olla

estofado de carne

Puede ser terriblemente intimidante dar un paso en la cocina cuando no distingues el tomillo del estragón. La buena noticia es que una fantástica comida casera no necesita ser ni difícil ni complicada para ser deliciosa. Con una olla y sólo cinco ingredientes o menos, tú puedes preparar y disfrutar de deliciosas comidas - perfecto para cuando no tienes ni el tiempo ni el talento para ponerte hacer recetas de revista.

1. Guisado de carne de res de olla

Perfecto para aquellas frías noches de invierno, cuando todo lo que quieres es un tazón grande de confortante calidez. Un guiso de carne rico y satisfactorio sólo toma unos minutos de preparación rápida antes de llevarlo todo a la olla de cocción lenta y dejar que el calor suave realice su magia.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de cubos de carne de res
  • 1/4 taza de harina
  • 2 latas de tomate en cubitos
  • 350 gramos de papas pequeñas, en cuartos
  • 250 gramos de zanahorias picadas

Instrucciones

  1. Enharinar la carne.
  2. Añadir la carne, los tomates, las papas y las zanahorias a la olla de cocción lenta, junto con media taza de agua.
  3. Revolver los ingredientes, agregar sal y pimienta al gusto.
  4. Cocinar durante unas 5 horas en la olla de cocción lenta en la modalidad de temperatura alta.
  5. Servir con un poco de pan para aprovechar hasta el último la deliciosa salsa.

2. Sartén de pollo al limón

 Pollo al limón.

¿Estás enamorado del sabor cítrico del pollo a la naranja, pero quieres algo más sencillo y saludable? Sólo necesitas unos minutos (y cuatro ingredientes) para preparar un plato digno de alabanza para tu cena. El sabor ligeramente agridulce es una buena alternativa sin el peso añadido del empanizado o las frituras. Usa pollo pre-cortado por el supermercado para ahorrar tiempo de trabajo en la preparación.

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo rebanada
  • Salsa agridulce china para sazonar pato
  • 1 a 2 limones enteros, rebanados
  • Cebollines, picados

Instrucciones

  1. Precalienta la sartén, o wok a fuego medio, añadiendo un poco de aceite cuando esté listo.
  2. Añade el pollo a la sartén y cocina hasta que esté ligeramente dorado.
  3. Vierte la salsa agridulce china para sazonar pato, (disponible en el pasillo asiático en la mayoría de los supermercados).
  4. Agrega las rodajas de limón y deja que la salsa y los limones hiervan a fuego lento hasta que el pollo esté completamente cocido.
  5. Retira del fuego y vacía sobre un plato.
  6. Adorna con cebollines (o cilantro o perejil).
  7. Sírvelo con arroz blanco.

3. Arroz frito asiático

Arroz frito.

El arroz frito es uno de esos platos donde casi no te puedes equivocar. Abre tu refrigerador y despensa, mira lo que tienes, y lánzalo todo a la sartén. La receta a continuación es sólo una variación y se puede intercambiar con cualquier carne u otros ingredientes que te gusten. Si te sientes ambiciosa, también puedes imaginarlo con algunos camarones salteados.

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz blanco de un día
  • 3 rebanadas de tocino
  • 1 taza de mezcla de vegetales congelados
  • Salsa de soya
  • Mezcla de cinco especias en polvo estilo Taiwán

Instrucciones

  1. Precalienta la sartén.
  2. Fríe el tocino hasta que esté crujiente.
  3. Retira el tocino de la cacerola y coloca en una toalla de papel para absorber el exceso de grasa, pero quédate con la grasa de la sartén. - ¡no hay necesidad de usar aceite de cocina adicional!
  4. Vierte el arroz blanco. El arroz sobrante de un día o más es ideal para el arroz frito, pero puede necesitar un poco de rehidratación. Un poco de agua puede hacer el truco si la grasa de tocino no es suficientemente.
  5. Vierte la mezcla de vegetales congelados. Los guisantes, las zanahorias y el maíz son una buena mezcla, pero puedes usar cualquier cosa que tengas a mano.
  6. Cocina por unos minutos, revolviendo de vez en cuando.
  7. Agrega la salsa de soya de tu preferencia.
  8. Espolvorea el polvo taiwanés de cinco especias - no utilices demasiado! Puede ser muy potente. Si las cinco especias no están disponibles en tu área, experimenta con otras especias, o simplemente usa la sal y pimienta básica.
  9. Desmorona el tocino crujiente de nuevo en la sartén.
  10. Mezcla y sirve.

4. Crema de papa con puerro

Sopa de papa y puerro.

Una verdadera sopa abundante que se puede disfrutar como una comida, esta crema de sopa de puerro con papa es una opción mucho más saludable que tomarte otro tazón de cosas enlatadas. Es mucho más fácil de lo que se podría pensar y todo se puede cocinar en una sola olla. Sin embargo necesitarás una licuadora o una procesadora para hacer el puré de la sopa.

Ingredientes

  • 2 rebanadas gruesas de panceta (tocino italiano, se puede sustituir por el tocino regular), picado en trozos pequeños
  • 1/2 taza de crema entera
  • 1/2 kilo de papas, peladas y cortadas en trozos grandes
  • 1 puerro grande, picado (sobre todo lo blanco, incluye un poco verde para el color y la textura)

Instrucciones

  1. Calienta una olla mediana a fuego medio.
  2. Añade la panceta y déjala dorar.
  3. Adiciona el puerro picado y saltéa en la grasa que soltó la panceta durante unos dos minutos.
  4. Agrega las papas, junto con 4 tazas de agua.
  5. Cocina a fuego lento hasta que las papas estén suaves, unos 25 minutos, revolviendo de vez en cuando.
  6. Vierte la mezcla en una licuadora (o mantener en la olla si se utiliza una batidora de mano) y hazlo todo puré.
  7. Añadir la crema con una pizca de sal y mezclar de nuevo.
  8. Sirve la crema bien caliente y adornala con cilantro si te estás sintiendo de lujo.

5. Quesadillas de queso especiales

Ricas quesadillas

Si estás buscando una opción vegetariana rápida y fácil que esté llena de un montón de proteínas, esta es una gran receta. Es mejor si ya tienes una crema agria y salsa en la nevera, pero la forma "a secas" también puede ser deliciosa. Sustituye los granitos de maíz tierno o elote por lo que se te antoje, tal como cebollas picadas o pimientos. Depende totalmente de ti.

Ingredientes:

  • 6 tortillas de harina
  • 1 lata de frijoles negros, escurridos
  • 1 taza de queso rallado
  • 1 lata de maíz tierno, drenado

Instrucciones

  1. Coloca tu sartén a fuego medio y agrega una cucharada de aceite de cocina.
  2. Mezcla los frijoles y deja calentar durante un minuto.
  3. Agrega los granitos de maíz y revuelve, cocinando hasta que se caliente por todas partes.
  4. (Opcional) Calienta las tortillas en un horno microondas o tostador para mejorar la maleabilidad.
  5. Extiende la mezcla de maíz y frijoles sobre la mitad de cada tortilla.
  6. Cubre con queso rallado.
  7. Dobla las tortillas para formar semicírculos.
  8. Agrega tantito aceite de cocina a la sartén.
  9. Coloca las quesadillas (una a la vez) en la sartén, girando una vez cuando empiecen a dorar.
  10. Cuando ambos lados estén ligeramente dorados y el queso se haya derretido, ¡ya estarán listas para ser disfrutadas!

Cocina casera fácil

Cuanto más a menudo cocines en casa, más confianza tendrás en la cocina. Con el tiempo, tu despensa podría ya no estar únicamente abastecida con medio frasco de mayonesa y algunos paquetes de ketchup sobrantes de un pedido de comida rápida. Todo comienza con sólo una olla y un puñado de ingredientes, y en poco tiempo te convertirás en el próximo Gordon Ramsay o Martha Stewart del lugar. Tal vez.

5 comidas que se preparan con 5 ingredientes o menos en una sola olla