Cómo cocinar un pavo durante la noche

Pavo al horno

Para pasar menos estrés el día de una gran comida o celebración, trata de asar tu pavo a una temperatura más baja durante la noche mientras duermes. Todavía tendrás que hornear el pavo de nuevo (por un corto período de tiempo) justo antes de servirlo, pero tu horno y espacio en la encimera quedarán libre. Con las instrucciones adecuadas puedes descansar tranquila, sabiendo que tu pavo estará horneado a la perfección cuando te despiertes.

Método para cocinar un pavo durante la noche

Puedes utilizar el método a continuación para tener tu pavo cocinado a la perfección mientras duermes.

Ingredientes y suministros

  • Un pavo entero, descongelado
  • Agua para enjuagar el pavo
  • 2-3 cucharadas de mantequilla
  • 4 tazas de agua
  • Hierbas aromáticas, como cebollas, hojas de laurel, ajo y apio
  • Sal y pimienta al gusto
  • Condimento para preparar aves de corral (u otros condimentos de tu elección) al gusto
  • Bandeja para hornear grande
  • Papel de aluminio
  • Termómetro de carne
  • Brocha de cocina
  • Mantequilla adicional y condimentos para el sazonado final para antes de servir

Preparación del pavo

  1. Asegúrate de que el pavo esté descongelado antes de cocinarlo.
  2. Precalienta el horno a 180° Fahrenheit (hasta 200 grados Fahrenheit está bien si es la configuración de calor más baja de tu horno).
  3. Retira los órganos internos del pavo.
  4. Enjuaga el pavo con agua y escúrrelo.
  5. Seca el pavo con una toalla de papel.

Aderezo y sazón del pavo

  1. Frota el exterior del pavo con mantequilla.
  2. Coloca las hierbas aromáticas deseadas dentro del pavo.
  3. Espolvorea el pavo con sal y pimienta (opcional) y condimentos de tu elección.
  4. Coloca el pavo en una bandeja grande de asar con rejilla y llena la cacerola con 4 tazas de agua.
  5. Envuelve la cacerola y el pavo firmemente con papel de aluminio.

Cocina el pavo

  1. Antes de ir a la cama, coloca el pavo en el horno y ásalo mientras duermes.
  2. Cocina el pavo de 9 a 11 horas (para pavos de 7 a 10 kilos). Los pavos que pesan más de 10 kilos pueden tomar más tiempo para cocinarse. Agrega unos 10 a 15 minutos extra por cada medio kilo extra. Para los pavos que pesan menos de 7 kilos, comprueba el término de hechura (temperatura interna del pecho a 155° Fahrenheit) después de un período de 8 a 9 horas. Estos tiempos de cocción son sólo pautas. Siempre monitorea la temperatura interna del pavo para comprobar que está bien cocido.
  3. Comprueba la temperatura interna del pavo con un termómetro de carne. Debe leerse alrededor de 155° Fahrenheit dentro de la pechuga del ave.
  4. Retira la bandeja del horno.

Guarda con seguridad tu pavo antes de la comida

Un pavo en las celebraciones

Durante esta etapa en el proceso de asado de tu pavo, espera hasta aproximadamente 1 hora antes de lo que planeas servir el pavo antes de continuar con el siguiente paso. Después de que tu pavo se enfríe, no dejes que se quede a la temperatura ambiente durante más de 2 horas para evitar las enfermedades transmitidas por las bacterias de los alimentos.

Si no servirás tu pavo hasta más tarde en ese día, guárdalo en el refrigerador hasta 1 hora antes de servirlo. A continuación, sácalo del refrigerador y deja que llegue a la temperatura ambiente antes de recalentarlo. No dejes que se quede fuera demasiado tiempo.

Recalentar antes de servir

  1. Calienta el horno a 475° Fahrenheit.
  2. Retira el papel de aluminio.
  3. Baña el pavo con su jugo haciendo uso de la brocha una vez más para evitar la sequedad.
  4. Asa el pavo en el horno hasta que alcance una temperatura interna en la pechuga de 160 grados Fahrenheit (aproximadamente 15 a 30 minutos) y la piel haya dorado. Si tu pavo está frío (ha estado en el refrigerador) cuando entre al horno, ásalo por lo menos 30 minutos más. Entonces comprueba el término de hechura.
  5. Deja reposar el pavo durante unos 20 a 30 minutos, corta, y ¡disfrutarlo!

Consejos para el éxito en esta receta

Sigue estos consejos para el éxito de la receta del pavo cocinado durante la noche.

Comprueba las funciones de apagado automático del horno

Antes de cocinar el pavo durante la noche, comprueba que tu horno no se apagará por sí solo después de un período de tiempo especificado. Algunos hornos se apagan después de 12 horas, por ejemplo, y esto debería estar bien para asar durante la noche. Sin embargo, si el horno se apaga por sí solo antes de 12 horas de actividad continua la cocción se puede comprometer. Consulta el manual del propietario de tu horno para anular esta función, de modo que el horno apagado no interrumpa el proceso de horneado durante la noche.

Comienza a cocinar el pavo más tarde

Si deseas evitar refrigerar tu pavo después de hornearlo la primera vez, o si tienes una ave más pequeña y estás preocupado por la sequedad, debes ponerlo en el horno más tarde por la noche por lo que quedará listo más cerca de la hora de servirlo.

  1. Cocina el pavo a temperatura más baja (cubierto en papel de aluminio) hasta que alcance los 155 grados y quita el pavo del horno.
  2. Desde aquí, puede descansar hasta 2 horas sin que tengas que preocuparte por las enfermedades transmitidas por las bacterias de los alimentos.
  3. Termina el proceso asando el pavo a la temperatura más alta del horno (475 grados) sin el papel aluminio. Báñalo con sus jugos según sea necesario.

Puede que tengas que configurar tu alarma para despertarte en medio de la noche para lograr hornear tu pavo al horno sin tener que refrigerar, pero hacerlo puede facilitarte el resto de tus actividades en la cocina el día de la celebración.

Pavo asado y sus acompañamientos

Un pavo asado se reserva a menudo para ocasiones especiales, pero con el método de horneado por la noche, tú puedes servirlo fácilmente en cualquier momento. Planea con antelación tus guarniciones favoritas, mete el pavo al horno, y ¡tu almuerzo dominical puede ser un banquete festivo!

Cómo cocinar un pavo durante la noche