28 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
una mujer con su medico

¡Bienvenida al tercer y último trimestre de tu embarazo! Durante las próximas semanas, tu pequeño se preparará para entrar en el mundo; él continuará desarrollándose a un ritmo increíble. El punto culminante de esta semana es la apertura de los ojos de tu bebé.

El desarrollo de tu bebé

En la semana 28, tu bebé pesa alrededor de 2.2 libras (998 gramos) y mide aproximadamente 14.5 pulgadas (37 centímetros) de largo. Aunque esto parece muy pequeño, es importante recordar que él/ella ganará una cantidad significativa de peso en las últimas semanas de tu embarazo.

Ojos abiertos

Según la Clínica Mayo, esta es la semana en que tu pequeño abrirá los ojos. Si te has estado preguntando sobre el color de los ojos de tu bebé, te complacerá saber que sus iris ahora tienen ya todo el pigmento necesario. La mayoría de los bebés de piel clara nacerán con los ojos azules, mientras que la mayoría de los bebés de piel oscura tendrán ojos marrones al nacer. Sin embargo, el color de ojos final de tu bebé no se determinará hasta varios meses después de su nacimiento.

90% de probabilidad de supervivencia fuera del útero

Las probabilidades de que tu bebé sobreviva fuera de tu cuerpo están mejorando todo el tiempo. La Clínica Mayo dice que después de las 28 semanas, tú bebé tiene ya un 90% de probabilidades de sobrevivir si nace prematuramente.

Tu cuerpo cambiante

el feto 28 semanas

Tu útero continúa creciendo. En la semana 28, la Asociación Estadounidense del Embarazo informa que tú deberías poder sentir la parte superior de tu útero aproximadamente a una distancia de 3.5 pulgadas (8.9 centímetros) por encima de tu ombligo. En este punto de tu embarazo, probablemente hayas ganado entre 17 y 24 libras (7.5 a 10.5 kilos).

Insomnio

Aunque es posible que ya hayas experimentado insomnio relacionado con el síndrome de las piernas inquietas y a una mayor presión sobre la vejiga, el tercer trimestre trae problemas adicionales de sueño. Muchas mujeres descubren que a medida que crecen, se vuelve más difícil encontrar una posición cómoda para dormir. Los productos como las almohadas de posicionamiento del sueño pueden ayudar, así como levantarse por ratos y moverse.

Hemorroides

Durante el tercer trimestre, muchas mujeres experimentan dolorosas venas varicosas en el área rectal, también conocidas como hemorroides. Causadas por el estreñimiento y la presión del bebé, las hemorroides pueden interferir con tu calidad de vida. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar:

  • Come mucha fibra y bebe agua en abundancia para evitar el estreñimiento.
  • Evita períodos prolongados de estar sentada o de pie en la misma posición.
  • Haz ejercicio para mantener la sangre en movimiento.
  • Coloca bicarbonato de sodio o hamamelis en el área afectada.

Siempre habla con tu médico sobre cualquier inquietud que puedas tener, incluidas las hemorroides. No tomes ningún tipo de medicamento para las hemorroides sin consultar a tu proveedor médico antes.

Más información sobre la semana 28 de tu embarazo

Ahora que has ingresado al tercer trimestre, tu proveedor de atención médica probablemente aumentará la frecuencia de tus visitas prenatales. Si tu embarazo no presenta complicaciones, es posible que tengas citas quincenales hasta la semana 36 y citas semanales desde la semana 37 hasta que nazca tu bebé.

Comprender el factor Rh

Al principio de tu embarazo, tu proveedor de atención médica realizó un simple análisis de sangre para saber tu tipo de sangre. Hay cuatro tipos principales de sangre: A, B, AB y O. En la superficie de los glóbulos rojos también hay una proteína conocida como factor Rh. Si tu sangre tiene el factor Rh, entonces tú eres Rh positivo. Si tu sangre no tiene el factor Rh, entonces es Rh negativo. Según KidsHealth.org, el 85% de las personas son Rh-positivas. Si bien el factor Rh no influye en la salud general de una persona, puede crear problemas durante el embarazo.

Cómo la incompatibilidad Rh puede poner en peligro a tu bebé

Si tú eres Rh negativo y el padre de tu bebé es Rh positivo, es posible que tu bebé sea Rh positivo. Muchas mujeres Rh negativas desarrollan anticuerpos contra un bebé Rh positivo. Esto puede hacer que tu cuerpo responda como si fuera alérgico a tu bebé. Si esto sucede, tus anticuerpos pueden ingresar a la placenta, atacar la sangre de tu bebé y producir anemia.

Lo que se puede hacer

Para prevenir problemas, tu proveedor de atención médica recomendará una inyección de inmunoglobulina Rh alrededor de las 28 semanas. Este es un producto sanguíneo diseñado para prevenir la sensibilización de una madre Rh negativa y mantener al bebé seguro. Este tratamiento solo es bueno para tu embarazo actual. Si decides tener hijos adicionales, es posible que necesites una nueva dosis de la inmunoglobulina Rh.

Mirando hacia el futuro

Ahora que estás en el tercer trimestre, tanto tú como tu bebé subirán algunas libras y se prepararán para el gran día del parto. Sigue cuidándo de ti y de tu pequeño; en unos tres meses estarás sosteniendo a tu bebé en tus brazos.

28 semanas de embarazo