37 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
Una mujer embarazada

¡Felicidades! A las 37 semanas, tu bebé está ya oficialmente a término. Es probable que aún tengas algunas semanas de embarazo, pero ya no tienes que preocuparte de dar a luz prematuramente. Disfruta de estas últimas semanas antes de que llegue tu pequeño.

El desarrollo de tu bebé

A las 37 semanas, tu bebé mide cerca de 19 pulgadas (48 centímetros) de los pies a la cabeza, y pesa alrededor de 6.3 libras (2 kilos 858 gramos). La Asociación Americana del Embarazo informa que, despues de esta semana, tu pequeño ahora se considera a término completo. A pesar de que aún le conviene permanecer en tu útero durante las 40 semanas completas, los órganos de tu bebé ya son completamente funcionales. En este momento, tu pequeño sigue ganando depósitos de grasa y se hace más largo.

Tu cuerpo cambiante

A medida que se acerca la fecha de parto, es posible que notes que tu flujo vaginal parece más pesado. También puede contener más moco cervical. Si notas una cantidad significativa de moco, posiblemente acompañado de una pequeña cantidad de sangre, puedes estar pasando el tapón de mucosidad, de acuerdo con la Asociación Americana del Embarazo.

Durante los últimos meses, este tapón de mucosidad ha sellado la abertura de tu cuello uterino. A medida que tu cuello uterino comienza a dilatarse, se libera el tapón. También llamado "la muestra sangrienta", esta puede ser una señal temprana de parto inminente. El parto puede ocurrir horas, días o incluso semanas después de perder el tapón de mucosidad. Asegúrate de estar atento a otros signos de trabajo de parto, como contracciones, cambios intestinales y filtración de líquido amniótico.

La pérdida del tapón de mucosidad no es motivo de preocupación a las 37 semanas, pero debes mencionarlo a tu proveedor de atención médica. Si notas mucha sangre o si tienes más de un par de cucharadas de mucosidad, llama a tu médico o partera de inmediato.

Más información sobre la semana 37 de tu embarazo

Durante la semana 37 del calendario de embarazo, muchas mujeres notan el comienzo del "instinto de anidación". Si de repente te encuentras a ti misma limpiando la nevera en el medio de la noche o aspirando las lámparas, esto puede ser lo que está sucediendo. Aunque este comportamiento puede ser tan sutil como hacer un viaje a la tienda para abastecerse de pañales para recién nacidos, puede ser tan dramático como un impulso repentino e incontrolable de limpiar toda la casa de arriba a abajo. Si bien el comportamiento de anidación es completamente normal en cualquier momento de tu embarazo, la urgencia de limpiar y organizar puede ser especialmente fuerte justo antes de que comience el trabajo de parto.

Si bien puede ser casi imposible luchar contra tu instinto de anidación, la Clínica Mayo hace hincapié en que es importante hacer tiempo para un descanso adecuado durante las últimas semanas de tu embarazo. Evita levantar cosas pesadas o llevar a cabo actividades rigurosas, y asegúrate de descansar lo suficiente. Esto puede significar que necesitas poner elementos como siestas en tu lista de tareas pendientes.

Mirando hacia el futuro

Aunque los síntomas comola necesidad anidar y perder el tapón de moco pueden ser señales de parto inminente, tu fecha de parto puede tardar semanas. Tómate el tiempo para cuidarte y sigue una dieta saludable. Necesitarás todas tus fuerzas para el gran día.

37 semanas de embarazo