Calambres menstruales durante el embarazo

Embarazo doloroso

A veces durante tu embarazo, puedes tener síntomas pélvicos leves que se sienten similares a los calambres menstruales. La mayoría de las veces, esto será sólo parte de los "dolores de crecimiento" normales del embarazo. Sin embargo, querrás tener en cuenta otras causas potencialmente graves de calambres pélvicos. Consulta a tu médico o partera si tienes síntomas adicionales o si tus calambres se vuelven moderados o graves.

Dolor de implante

Es normal que algunas mujeres experimenten calambres menstruales en el momento en que el embrión temprano (el blastocisto) se implanta en el útero. La implantación ocurre entre los días seis a doce (en promedio a los nueve días) después de la ovulación.

Los calambres pueden comenzar alrededor de dos a ocho días antes de la fecha en que esperas tu próximo período - asumiendo un promedio de 14 días entre la ovulación y la menstruación. Otros hechos importantes incluyen:

Implantación de Blastocisto
  • Los cólicos de implantación que son un señal temprana normal de embarazo, aunque la mayoría de las mujeres no son conscientes de que lo sea en el momento en que sucede.
  • Los calambres suelen durar uno o dos días, pero algunas mujeres pueden seguir teniendo varios días de malestares leves.
  • También puedes tener sangrado de implantación (sangrado muy ligero o manchado) con dolor mientras tu preembrión invade pequeños vasos sanguíneos debajo del revestimiento del útero.

El tratamiento para el dolor de implantación rara vez es necesario.

Dolor en el momento del período perdido

Muchas mujeres embarazadas tienen calambres pélvicos de tipo menstrual alrededor del tiempo que esperan recibir su próximo período. Esto es normal y podría sentirse como si tu menstruación estuviese a punto de comenzar.

Cuando tu período no llega y comienzas a tener otros síntomas, como fatiga o sensibilidad en los senos, puedes comenzar a darte cuenta de que estás embarazada. Es poco probable que necesites tratamiento para estos calambres menstruales de tipo leve.

Dolor del ligamento redondo

El dolor en los lados de la cavidad pélvica (en lugar de en medio del vientre) podría ser causado por los ligamentos redondos, que ayudan a mantener a tu útero en su lugar. De acuerdo con la American Pregnancy Association (Asociación americana del embarazo), estos calambres pueden sentirse como espasmos musculares cuando los ligamentos tiran de los nervios y otros tejidos.

Radiografía pélvica
  • También puedes sentir incomodidad cerca de una o ambas áreas de la ingle en los tejidos que cubren la parte frontal del hueso púbico. Los ligamentos redondos se insertan en los tejidos a través de un canal en la pelvis.
  • Podrías comenzar a sentir dolor de calambres durante el primer trimestre cuando al crecer tu útero los ligamentos comiencen a estirarse.
  • Sin embargo, es más común sentir cólicos de los ligamentos redondos en el segundo trimestre porque los ligamentos continúan alargándose a medida que el útero crece fuera de la pelvis.

El dolor de los ligamentos redondos es normal pero puede ser molesto. Algunas mujeres pueden necesitar medicamentos para dolor a corto plazo para hacerle frente.

Crecimiento del útero

A medida que el feto se desarrolla y tu útero se expande a lo largo de las próximas semanas y meses, los calambres menstruales, a veces dolorosos, pueden continuar. El útero tiene que crecer del tamaño de un pequeño puño, antes del embarazo, a un tamaño que de cabida a tu bebé para cuando llegue al término.

El crecimiento del útero resulta del engrosamiento y el alargamiento de las fibras musculares. Los calambres leves que derivan del útero en crecimiento son:

sistema reproductivo femenino
  • Normales, pero pueden ser más dolorosos para algunas mujeres que otras. En general, no requieren medicamento para el dolor.
  • Probablemente son causados por el engrosamiento y el estiramiento de las fibras del músculo uterino o por la presión que el útero en crecimiento ejerce sobre los órganos internos.
  • Por lo general, no hay motivos para preocuparte a menos que el dolor aumente y se vuelva más grave y no tengas otros síntomas.

Busca la atención médica si tu dolor se agrava, lo que podría significar un problema más importante.

Contracciones de Braxton Hicks

Según Medline las contracciones de Braxton Hicks son más comunes durante el tercer trimestre. Sin embargo, pueden comenzar tan pronto como a las 20 semanas de embarazo. Algunas mujeres pueden confundir los calambres uterinos con las contracciones del parto, pero los primeros tienden a ir y venir sin un patrón regular, a diferencia del trabajo de parto, y no duran mucho.

Las contracciones de Braxton Hicks preparan el útero para el próximo trabajo de parto y al acercarse la fecha de término, ayudan a madurar el cuello del útero para facilitar el parto. Los calambres fugaces son más leves que las contracciones de parto, no empeoran con el tiempo, y por lo general no necesitarás medicamentos para el dolor. Llama a tu médico o partera si no puedes distinguir a ciencia cierta si tienes contracciones de parto o dolores de Braxton Hicks, especialmente si tu embarazo tiene menos de 36 semanas.

Embarazo ectópico

embarazo ectópico

Es importante tener en cuenta que los calambres a principios del embarazo también pueden ser una señal de que tienes un problema, como un embarazo ectópico. Según MedlinePlus, un embarazo ectópico ocurre cuando el embrión se implanta fuera del útero, a menudo en una trompa de Falopio o en un ovario.

  • Por lo general, se siente un dolor pélvico unilateral, en lugar de sentirse en la línea media.
  • A menudo hay sangrado vaginal o manchado, que podría ir y venir.
  • Los calambres aumentarán a medida que crece el ectópico. El dolor más severo también puede ser causado por la fuga de sangre de la trompa de Falopio, del ovario, o por una ruptura del embarazo.
  • La ruptura de un ectópico puede conducir a la muerte si no se trata rápidamente.

Si tienes dolores severos unilaterales, cólicos y sangrado vaginal anormal, debes buscar atención médica inmediatamente. Esto es especialmente importante si también te sientes aturdida y mareada, ya que estos podrían ser señales importantes de una hemorragia interna.

Aborto espontáneo

La mayoría de los abortos ocurren en el primer trimestre, según el KidsHealth. Los cólicos menstruales de tipo pélvico/abdominal son uno de los primeros síntomas de una amenaza de aborto involuntario o inevitable. Los síntomas y señales se presentan de la siguiente manera:

  • Los calambres de la línea media pueden ser leves, pero tienden a ser más graves si el aborto espontáneo es inevitable o incompleto.
  • Cuanto más avanzado esté el embarazo, más severo será el dolor.
  • Si los calambres están relacionados con un aborto involuntario se podrá ver sangrado vaginal o manchas.

Sólo el tiempo dirá si el embarazo va a abortar o continuar. Si tienes dolor pélvico acompañado de sangrado vaginal consulta a tu médico para que evalúe el estado de tu embarazo y detecte cualquier anormalidad.

Las infecciones urinarias

Infección urinaria dolorosa

Las infecciones del tracto urinario (ITUs), y bacteriuria (bacterias que viven en el tracto sin causar una infección) son problemas comunes en el embarazo de acuerdo con una revisión efectuada. Estas dos condiciones pueden causar dolores en la vejiga o la uretra similares a los cólicos menstruales uterinos.

Generalmente, con una ITU también se sentirá ardor al orinar y la necesidad de correr al baño a menudo. Es importante que consultes a tu médico tan pronto como sea posible si tienes estos síntomas aunados a calambres pélvicos. La bacteriuria y las infecciones de la vejiga pueden aumentar el riesgo de infección renal, abortos espontáneos y partos prematuros.

Infecciones transmitidas sexualmente

De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) las mujeres embarazadas no son inmunes a contraer infecciones de transmisión sexual (ETS o ITS). Inicialmente, podrían tener cólicos pélvicos menstruales si su cuello uterino o su útero están infectados. El dolor puede empeorar a medida que la infección se desarrolla.

Consulta a tu médico si tus calambres son cada vez más graves y tienes una secreción vaginal maloliente y fiebre. Las ITS te ponen en riesgo de sufrir un aborto espontáneo al inicio del embarazo y un parto prematuro a finales del segundo trimestre o antes de completarse el tercer trimestre. Al contraer una ITS tanto tú como el bebé estarían en riesgo de sufrir otros resultados problemáticos.

Disfunción intestinal

Corredor embarazada

La presión que ejerce el útero en crecimiento sobre los intestinos puede causar dolor similar al de los calambres uterinos - a veces difícil de diferenciar. El dolor puede aumentar cuando estás estreñida. El estreñimiento es una condición común durante el embarazo normal y puede, por sí mismo, ser una causa de dolores de cólico del intestino.

Los calambres del estreñimiento pueden mejorar después de defecar. Consulta al médico para que te haga una evaluación y puedan discutir la necesidad de laxantes si el estreñimiento y calambres son un problema. Adicionalmente, aumentar la actividad física y consumir más agua y fibra puede ayudar a aminorar los dolores causados por estreñimiento intestinal.

Habla con tu médico

No es raro tener calambres de tipo menstrual durante el embarazo. La mayoría de las veces, el dolor no indica un problema significativo. Sin embargo, los calambres moderados a severos pueden ser síntoma de problemas mayores. Consulta con el médico si tus calambres te preocupan, especialmente si también tienes otros síntomas, como sangrado vaginal, ardor al orinar, mareos, aturdimiento o desmayos.

Calambres menstruales durante el embarazo