Lista de los primeros síntomas del embarazo

Mujer mirando por la ventana

¿Que tan pronto después de la concepción es posible sospechar que estás embarazada? Si prestas atención, tal vez notes algunas de las primeras señales, o síntomas, que pueden aparecer inclusive antes de lo que tendrías que esperar para que una prueba de embarazo temprana te diera el positivo.

La temperatura corporal basal

El aumento en la temperatura corporal basal puede ser una de las primeras señales de embarazo. Este aumento se debe a la secreción de progesterona. Si llevas un registro de tu temperatura corporal basal, podrías notar un aumento en tu temperatura adicional al primer aumento que ocurre con la ovulación. Esto puede ocurrir alrededor de siete días después de ovular. Consulta con tu doctor si notas que tu temperatura está por encima de los 37.7 grados Celsius para asegurarte que no tienes una infección.

Sangrado de implantación

Si tienes sangrado vaginal aproximadamente seis a doce días después de la ovulación (días 20 a 26 en un menstrual ciclo promedio de 28 días) esto puede ser una señal temprana de embarazo. Este sangrado de implantación, que generalmente dura uno o dos días, ocurre cuando el embrión se implanta en la pared uterina.

Consulta con tu médico si el sangrado es intenso y tienes dolor pélvico o abdominal. Nota, una prueba de embarazo sólo dará positivo hasta después de la implantación. Para la mayoría de las mujeres, la primera prueba de embarazo puede dar positivo a partir de ocho a diez días después de la ovulación (día 22 a 24 en un ciclo de 28 días). Sin embargo, el rango es de 6 a 12 días.

Calambres pélvicos

Los calambres pélvicos pueden acompañar el sangrado de implantación seis a doce días después de ovular. Estos calambres leves pueden durar desde un par de días hasta varios días. Consulta a tu médico si los calambres son fuertes o duran más allá del día en que esperabas tu próxima menstruación, también si experimentas un incremento en el sangrado. Querrás asegurarte de no tener una infección pélvica o problemas con el embarazo.

Aumento de secreción vaginal

Mujer con los manos entrepierna

La secreción vaginal se vuelve más pesada y gruesa en los primeros meses del embarazo. Generalmente luce blanquecina o amarillenta. Poco después de la fertilización del óvulo:

  • La producción de la mucosidad cervical aumenta, ya que justo después de la concepción la secreción de estrógeno se eleva.
  • El aumento de progesterona, que apoya las primeras etapas del embarazo, es lo que hace que la mucosidad se espese.

Si notas secreción vaginal de color amarillento con olor desagradable, así como irritación o ardor vaginal, podría significar que tienes una infección.

La fatiga

La fatiga es uno de los primeros síntomas que muchas mujeres notan durante el embarazo y a menudo puede ser difícil de sobrellevar. La fatiga probablemente se debe a los cambios hormonales que se experimentan durante el embarazo temprano, especialmente el aumento de la producción de progesterona. La fatiga en el embarazo también puede deberse a una condición anémica, lo que es común en muchas mujeres.

Si sospechas que estás embarazada, trata de descansar lo suficiente y asegúrate de llevar una nutrición adecuada. Si te sientes cansada, habla con tu médico sobre vitaminas y suplementos de hierro, aún si es demasiado temprano para efectuar una prueba del embarazo.

La sensibilidad de los senos

La sensibilidad, dolor, y pesadez de los senos pueden comenzar poco después de la fertilización y antes de que dejes de menstruar. Esto sucede porque los senos responden al aumento temprano de progesterona y estrógeno, que los preparan para producción de leche y el amamantamiento. Consulta a tu médico si sientes demasiada incomodidad en los senos o si notas un nódulo en ellos. Las hormonas también pueden causar que el área alrededor de los pezones (la areola) se oscurezca poco después de la concepción.

Náuseas matutinas

Mujer con náuseas

Las náuseas o el mareo (náuseas matutinas), a veces con vómito suelen comenzar hasta después del primer periodo ausente. Sin embargo, para algunas mujeres, los síntomas pueden empezar justo después de la implantación del embrión al elevarse las hormonas. Las náuseas y vómito podrían ser causados por niveles crecientes de la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (GCH), el estrógeno y otras hormonas.

Las náuseas matutinas pueden interferir con tu capacidad para comer y beber. Debes de al menos comer una dieta ligera con algo de frutas, verduras, y sopas. Tomar té de jengibre puede ayudar. También puedes probar la dieta BRAT, que consiste en bananas, arroz blanco, compota de manzana y tostadas. Consulta a tu médico si no puedes ingerir suficiente comida y bebida, especialmente si también sientes mareos. Si tienes otros síntomas, como diarrea o dolor de estómago, podrías tener una gripe estomacal.

Orinar con más frecuencia

Si de repente te encuentras corriendo al baño con más frecuencia, esto podría ser una señal muy temprana de embarazo. La Clínica Mayo, dice que orinar con mayor frecuencia puede comenzar dentro de dos semanas después de la concepción. La urgencia de orinar con más frecuencia probablemente se debe a:

  • El aumento normal de la orina en la vejiga debido al incremento del volumen sanguíneo así como otros cambios fisiológicos y hormonales que suceden al principio de un embarazo.
  • El aumento del flujo sanguíneo a tu útero
  • La presión del útero activo, y en crecimiento, sobre tu vegija

Consulta a tu médico si también sientes ardor o dolor al orinar para asegurarte de no tener una infección urinaria.

Episodios de mareo

El mareo es un síntoma común a principios del embarazo y puede ser causado por los cambios hormonales normales de tu cuerpo. Estos cambios incluyen una disminución en la presión arterial y cambios en los fluidos corporales y electrolitos. No comer o beber suficiente, así como la hipoglucemia pueden empeorar el mareo. Para asegurarte de no tener problemas, consulta a tu médico si también te sientes mareada o débil.

Dolores de cabeza frecuentes

Mujer con dolor de cabeza

Al principio de un embarazo es posible notar dolores de cabeza más frecuentes. Los dolores de cabeza son comunes en el embarazo y pueden ser causados por varias cosas, incluyendo:

  • Cambios en las hormonas y fluidos corporales
  • La fatiga o el estrés
  • Las náuseas matutinas que ocasionan una nutrición insuficiente
  • La hipoglucemia

El estreñimiento

El estreñimiento puede ser un problema en los primeros días del embarazo. Los niveles de progesterona más altos, presentes al comienzo del embarazo, hacen más lenta la actividad de las células del músculo en la pared de tu intestino. Esto dificulta de labor de los intestinos para mover la comida.

Para aliviar el estreñimiento, aumenta la fibra en tu dieta comiendo más frutas y verduras y bebe al menos ocho vasos de agua al día. Si sospechas que estás embarazada, no uses laxantes sin antes consultar a tu médico.

Buena intuición

Después de concebir tal vez te "sientas diferente" y percibas que estás embarazada. Algunas mujeres dicen que saben intuitivamente que están embarazadas, desde antes que puedan hacerse una prueba de embarazo. Parte de esta intuición podría deberse a los rápidos cambios de humor.

Lo que debes hacer

Si tienes síntomas de embarazo, debes asumir que está embarazada hasta que puedas hacerte la prueba de embarazo y confirmarlo. Es importante:

  • Llevar una buena nutrición, tomar suficiente agua, y descansar.
  • Asegurarte que estás consumiendo las vitaminas y minerales adecuados para mantener la salud. Querrás incluir alimentos con ácido fólico y hierro a tu dieta y más adelante tomar algún suplemento prenatal.
  • Evitar los alimentos poco saludables, el alcohol, las sustancias ilegales, los medicamentos de venta libre, y el tabaco.

Hazte la prueba de embarazo

Espera al menos 10 días después de la ovulación para hacerte una prueba de embarazo en casa. Según la Mayo Clinic lo ideal es esperar una semana después de lo que hubiera sido tu fecha de menstruación. Si deseas averiguar antes que eso, consulta a tu médico para que te haga una prueba de embarazo de sangre. Esta se puede llevar a cabo tan pronto como seis a siete días después de la ovulación.

Consulta a tu médico

Ten en cuenta que aunque estos síntomas pueden estar presentes en las primeras etapas del embarazo, también pueden ser causados por problemas no relacionados. Consulta a tu médico si tus síntomas te preocupan o si no estás segura de estar embarazada.

Lista de los primeros síntomas del embarazo