Síntomas del embarazo durante el primer trimestre

Hispanic woman lying on bed

Las señales y síntomas del embarazo ocurren más comúnmente durante el primer trimestre, y a menudo comienzan durante las primeras semanas. Algunas mujeres incluso se dan cuenta que algo está pasando mucho antes de perder el periodo o hacerse una prueba de embarazo. Afortunadamente, la mayoría de estos síntomas tempranos probablemente disminuirán o desaparecerán en el segundo trimestre.

Señales y síntomas comunes

Estas son las señales y síntomas más comunes a principio del embarazo. Generalmente su duración se limita al primer trimestre, que cuando están en mayor potencia. No todas las mujeres embarazadas experimentarán todos estos síntomas. Lo que es más, algunas mujeres podrían no experimentar síntoma alguno.

Fatiga

Una de las señales más comunes a principio de un embarazo temprano es la fatiga extrema. Muchas mujeres encuentran que se cansan fácilmente y quieren descansar o dormir más, incluso antes de que se den cuenta que están embarazadas. Los cambios hormonales y fisiológicos del embarazo pueden exigir mucho al cuerpo y disminuir su energía.

La hormona progesterona podría ser uno de los factores principales de este síntoma. La buena noticia es que tu nivel de energía probablemente mejorará durante el segundo trimestre.

Náuseas matutinas

Pain in stomach

La Clínica Mayo indica que la náusea es uno de los síntomas más comunes del embarazo y que comienza desde principios del primer trimestre. Para muchas mujeres, las náuseas matutinas, o el malestar estomacal, es la primera pista de que podrían estar embarazadas. Las náuseas pueden ir acompañadas de vómito.

Aunque se les conoce como náuseas matutinas, para algunas mujeres, las náuseas y vómitos del embarazo pueden ocurrir en cualquier momento del día. La mayoría de las mujeres descansarán de las náuseas matutinas al final de las primeras doce semanas, pero para unas cuantas, los síntomas continuarán durante el embarazo.

Senos sensibles o hinchados

La sensibilidad de los pechos es también uno de los primeros síntomas que podrías notar durante los primeros días y semanas del embarazo. La sistema de salud de la Universidad de North Shore observa que tus senos pueden sentirse pesados, adoloridos y más sensibles. El aumento de las hormonas es lo que hace que tus senos crezcan, se hinchen, y se sensibilicen.

Los síntomas pueden resultar parecidos a cómo se sienten los senos justo antes de un período menstrual normal. El malestar a menudo disminuye después del primer trimestre, ya que para entonces el cuerpo se ha adaptado a los cambios hormonales.

Sangrado de implantación

El sangrado vaginal que ocurra alrededor de seis a doce días después de la ovulación y la concepción podría ser una primer señal de embarazo, especialmente si nunca lo has tenido. Según la Clínica de Fertilidad de Eva, esto ocurre cuando el "óvulo fertilizado (embrión) se implanta en el útero." El sangrado de implantación ocurre porque los pequeños vasos sanguíneos sangran cuando el embrión (una masa de células en plena división) empieza a implantarse por debajo del revestimiento interno del útero, mismo que es rico en sangre.

Sólo un pequeño porcentaje de las mujeres que se embarazan tienen el sangrado de implantación. Esta suele ser ligera y no dura más de 24 a 48 horas. Podrías pasar por alto este manchado, y no darte cuenta de su importancia hasta que pierdas tu próximo período. Consulta a tu médico si experimentas sangrado vaginal que dure más tiempo o que tenga mayor volumen, ya que podría ser síntoma de otros problemas.

Aumento de la temperatura corporal basal

Si has estado llevando un registro de tu temperatura corporal basal (TCB) como parte de un seguimiento de tu ovulación y ciclos menstruales, estos datos pueden proporcionarte una señal temprana de embarazo. Según la Guía para un Embarazo Saludable proporcionada por la Clínica Mayo, un aumento sostenido en tu TBC con duración mayor a dos semanas después de ovular puede ser una pista de que estás embarazada. También podrías notar que tu registro muestra un ligero cambio a un nivel de temperatura más elevado alrededor de siete días después del cambio inicial después de la ovulación.

Secreciones mucosas

Un aumento en las secreciones mucosas vaginales puede ser un indicativo temprano de embarazo. El aumento del moco puede resultar en una secreción turbia, espesa y pegajosa, o delgada y acuosa. Lo que veas dependerá de los efectos del aumento de las hormonas de estrógeno y progesterona en las glándulas que recubren el interior del cuello uterino. Ten en cuenta que el aumento de secreciones vaginales también puede ser un síntoma de infecciones vaginales o cervicales, especialmente si también experimentas picazón vaginal, ardor o dolor.

Calambres o dolores pélvicos

Woman with stomach pain

En los primeros días del embarazo, muchas mujeres tienen dolores pélvicos leves o una sensación de presión pélvica. Esto es normal debido a los cambios en los tejidos en y alrededor del útero, los síntomas podrían ser similares a los calambres menstruales. Podrías, de hecho, considerar por error estos calambres como una señal de que tu período pronto comenzará y no darte cuenta de que estás embarazada.

Según el Merck Manual (Manual de Merck), el dolor o los cólicos pélvicos en el embarazo temprano no dura mucho tiempo. Sin embargo, a medida que los ligamentos que mantienen el útero en su lugar comienzan a estirarse, algunas mujeres podrían seguir teniendo molestias pélvicas durante el primer trimestre. Consulta con tu médico cualquier dolor pélvico que sientas para asegurarte de que no se debe a un problema grave, como un embarazo ectópico o una infección pélvica.

Aversión a olores y alimentos

La revista Ser padres escribe que la sensibilidad al olor es un síntoma del embarazo en el primer trimestre. La aversión a ciertos olores o al olor y sabor de ciertos alimentos, a menudo acompañan a las náuseas matutinas durante todo el primer trimestre. Estas aversiones incluyen olores fuertes como cigarrillos, perfumes, e incluso rosas, así como el olor del café, platillos picantes y otros alimentos fragantes. La percepción de fragancias pronunciadas puede provocar náuseas.

Según un estudio, alrededor del 57% de las mujeres embarazadas experimentan aversiones al sabor de algunos alimentos. Estos incluyen la naranja y otros jugos ácidos, algunos productos lácteos, la carne, los alimentos picantes y el sabor del café. Es posible que los alimentos que antes disfrutabas ahora te resulten desagradables. Las aversiones a olores y alimentos pueden estar relacionadas con la estrecha relación entre los sentidos del olfato y el gusto y pueden deberse a cambios en estos sentidos durante el embarazo.

Antojos

En contraste con las aversiones alimentarias, algunas mujeres embarazadas tienen antojos de ciertos alimentos o tienen un mayor apetito. Essentials of Life Cycle Nutrition indica que alrededor del 61% de las mujeres embarazadas experimenta antojos. Este síntoma es a menudo más prominente durante el primer trimestre y mejora al progresar el embarazo.

Micción frecuente

Woman needs to pee

La micción frecuente comienza a inicios del primer trimestre. Al comienzo de un embarazo, la posición del útero en crecimiento bajo en la pelvis comprime la vejiga y desencadena la necesidad frecuente de orinar. Además, el aumento del volumen de sangre que se genera con el embarazo conduce a un flujo de sangre mayor a los riñones y a la filtración de más orina a la vejiga.

A partir de la semana 12 o 13, a medida que el útero crece fuera de la pelvis, la presión se alivia, y el impulso podría disminuir. A finales del segundo trimestre y durante el tercer trimestre, a medida que tu bebé y el útero ocupen más espacio en tu abdomen y pelvis, la urgencia urinaria y la frecuencia aumentarán de nuevo. Ten en cuenta que la micción frecuente también puede ser un síntoma de una infección de la vejiga, por lo que es importante consultar al médico si experimentas este síntoma.

Cambios de humor

Durante el primer trimestre, podrías experimentar cambios de humor extremos, alternando entre estados constantemente durante el día. Los cambios de humor extremos pueden atribuirse a los cambios hormonales, al estrés de un nuevo embarazo y a otros factores estresantes de la vida diaria.

Una futura madre emocionalmente sensible podría sentirse feliz un momento, llorar sin razón aparente poco después, o hasta enojarse a la menor provocación. Descansar, llevar una dieta equilibrada, y hacer ejercicio regularmente pueden ayudar a equilibrar la agitación emocional.

Síntomas al progresar el primer trimestre

Después de las primeras semanas de embarazo, podrías comenzar a notar otros síntomas. Entre los cuales se encuentran:

  • Woman Feeling Pain In Back
    Distensión abdominal
  • Dolor de espalda baja
  • Dolores de cabeza
  • Aumento de peso
  • Mareo o aturdimiento
  • Desmayos
  • Acidez estomacal
  • Un sabor metálico en la boca
  • Reflejo nauseoso activo

Algunos de estos síntomas pueden desaparecer al entrar en el segundo trimestre, mientras que otros pueden continuar hasta que nazca el bebé.

Presta atención a la señales y síntomas

El embarazo causa muchos cambios inmediatos en el cuerpo que pueden conducir a señales y síntomas tempranos. Algunas mujeres apenas notan o experimentan los síntomas del primer trimestre. Es bueno saber qué señales buscar y ser consciente de que otras condiciones también pueden causar síntomas similares. Consulte a tu médico para confirmar un embarazo o para discutir cualquier preocupación que puedas tener.

Síntomas del embarazo durante el primer trimestre