Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Lo que necesitas saber acerca del Zoloft y la edad madura

Pastillas que se salen de la botella

¿Puede el Zoloft causar confusión en los adultos mayores? ¿Existen preocupaciones especiales con respecto al uso de la sertralina por personas de la tercera edad? Estas son preguntas que debes hacerte antes de comenzar cualquier medicamento. Sin embargo, es importante entender qué es el Zoloft y cualquier efecto secundario o interacción que pueda ocurrir más entre las personas mayores que en poblaciones más jóvenes.

¿Qué es el Zoloft?

Zoloft, es el nombre genérico de la sertralina y es un medicamento antidepresivo. La Sertralina está aprobada para tratar la depresión, ataques de pánico, trastornos obsesivos compulsivos, trastorno de estrés postraumático, trastorno de ansiedad social (fobia social), y otras condiciones.

El Zoloft está clasificado como un tipo de medicamento conocido como inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS). En términos simples, los ISRS, introducidos a finales de los 80, equilibran el químico cerebral, o neurotransmisor, llamado serotonina. Aunque no se entienda completamente, la depresión y las afecciones relacionadas pueden ser el resultado de niveles demasiado altos o demasiado bajos de ciertos neurotransmisores, como la serotonina. Zoloft, un ISRS de segunda generación, introducido en los años 90, y medicamentos similares, como Prozac, Celexa y Paxil están diseñados para restaurar este equilibrio y mejorar los síntomas.

Efectos secundarios del Zoloft

Muchas personas que toman Zoloft no notan ningún efecto secundario. Sin embargo, cuando ocurren, los efectos secundarios pueden ser especialmente molestos para las personas de la tercera edad. Los efectos secundarios incluyen, pero no se limitan a:

  • Boca seca: Muchos adultos mayores ya experimentan sequedad de boca y este efecto secundario puede intensificar esa sensación.
  • Mareos: Los sentimientos de mareo pueden ser más molestos para las personas de la tercera edad, que corren un mayor riesgo de lesionarse si se caen.
  • Fatiga: Algunas personas descubren que el envejecimiento trae consigo una disminución gradual de la energía y la resistencia. La fatiga inducida por medicamentos puede empeorar estos problemas.
  • Temblor: Los temblores son un efecto secundario potencial, especialmente en las primeras semanas de uso. Los adultos mayores, que ya pueden estar experimentando temblores en sus manos cuando alcanzan objetos, pueden encontrar esto particularmente preocupante.
  • Dolor de cabeza: El dolor de cabeza es uno de los efectos secundarios más comunes de los ISRS, incluyendo el Zoloft.

Estos y otros efectos secundarios pueden desaparecer en un lapso de 1 a 2 semanas a medida que tu cuerpo se acostumbra al medicamento. Asegúrate de discutir cualquier efecto secundario con un médico antes y durante el tratamiento. Se debe buscar un tratamiento de emergencia para los efectos secundarios más graves o preocupantes, incluso si no están en la lista, después del inicio de un nuevo medicamento.

El Zoloft y los adultos mayores: reacciones especiales

Muchos medicamentos pueden afectar a las personas de la tercera edad de manera diferente que a las personas más jóvenes. Sin embargo, los ensayos clínicos de Zoloft sugieren que los efectos secundarios de la sertralina en los ancianos son similares a los efectos secundarios que sufren los adultos más jóvenes.

Ha habido algunos casos de hiponatremia, un desequilibrio de sal en la sangre. Este problema parece afectar a los ancianos con más frecuencia que a los jóvenes. Puede haber una conexión entre la hiponatremia y los medicamentos diuréticos o problemas médicos subyacentes.

Interacciones entre medicamentos

Cada vez que un paciente comienza un nuevo medicamento, su médico debe verificar las interacciones con los medicamentos que el paciente ya está tomando. Zoloft no es una excepción. Algunos medicamentos que pueden interactuar con Zoloft son especialmente propensos a estar en las listas de medicamentos de las personas de la tercera edad son:

  • Warfarina (nombre de marca - Coumadin): Zoloft puede afectar cómo funciona este anticoagulante. Las personas que toman warfarina deben ser monitoreadas de cerca cuando comienzan o dejan de tomar Zoloft.
  • AINEs: La aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), que incluyen ibuprofeno (nombre de marca Motrin), naproxeno sódico (nombre de marca Aleve) y otros analgésicos comunes, pueden causar sangrado en el estómago o la parte superior del intestino. Zoloft puede aumentar este riesgo.

Quiénes no pueden usar este medicamento

El fabricante enumera varias condiciones que hacen peligroso tomar Zoloft y las personas de la tercera edad son más propensas que los adultos jóvenes a tener algunas de estas condiciones. Entre ellas se incluyen

  • Problemas hepáticos
  • Sangrado en el sistema gastrointestinal
  • Tiroides hipoactiva
  • Enfermedad renal

Las personas que tienen depresión maníaca o pensamientos de suicidio, las mujeres embarazadas y las personas que tienen un síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética tampoco deben usar Zoloft.

Comprimidos y líquidos

Al igual que otros antidepresivos, Zoloft está disponible en forma de píldoras en varias dosis diferentes. No hay ajustes especiales de dosis para las personas de la tercera edad.

Este medicamento también está disponible en forma líquida. La forma líquida puede ser útil para los ancianos que tienen problemas de salud y tienen problemas para tragar las píldoras.

Botella de Zoloft líquido

Reconocer la depresión

Muchas personas de la tercera edad no reconocen la depresión o deciden no buscar ayuda. Es importante saber qué buscar y apreciar que la depresión es una condición médica y no un defecto de personalidad. Los signos de depresión incluyen

  • Ya no disfrutar de las actividades que solían ser divertidas
  • Dormir más o menos de lo normal
  • Sentirse "apagado", "deprimido" o "triste", la mayoría de las veces, durante dos semanas o más.
  • Sentirse cansado o sin energía
  • Sentirse inútil o desesperanzado
  • Pensar en el suicidio

En los adultos mayores, que pueden estar tomando varios medicamentos diferentes para problemas de la salud, una revisión de las recetas a veces puede revelar una causa subyacente para la depresión. En estos casos, el tratamiento puede ser tan simple como cambiar de medicamento.

Los eventos difíciles de la vida, como la muerte de un ser querido, pueden desencadenar sentimientos de tristeza y fatiga. Los antidepresivos pueden no ser una opción óptima en estas situaciones: superar estos sentimientos puede simplemente requerir tiempo. Un médico puede ayudar a determinar si un medicamento como Zoloft está indicado para la depresión u otros síntomas.

Otras opciones para la depresión

Zoloft no es la única opción para tratar la depresión. Hay varios tipos diferentes de ISRS, y si estos no funcionan, hay otros tipos de antidepresivos. La terapia de conversación, con un psicólogo, terapeuta o trabajador social, también es una opción.

Lo que necesitas saber acerca del Zoloft y la edad madura