Fumar durante la lactancia

Lic. Valorie Delp
Mujer fumando durante lactancia

Las mujeres que fuman pueden tener muchas preguntas acerca de si pueden o no amamantar, o si tienen que dejar de fumar para amamantar. Si bien es sabido que fumar no es saludable para la mamá o para el bebé, muchas mamás que fuman estarán encantadas de saber que pueden amamantar, incluso si se es una fumadora. De hecho, generalmente se piensa que incluso si fumas, la lactancia materna sigue siendo una buena opción para alimentar a tu bebé.

¿Recibirá el bebé nicotina a través de la leche materna?

Sí, tu bebé puede obtener nicotina a través de la leche materna. Sin embargo, según la Liga de La Leche, si fumas menos de 20 cigarrillos al día, la cantidad de nicotina que el bebé está recibiendo es tan mínima que representará un riesgo mínimo. El riesgo de adicción a la nicotina aumenta si una madre fuma de 20 a 30 cigarrillos al día. Esto es cierto para la mayoría de los medicamentos que tomará una madre durante la lactancia, incluida la cafeína, los analgésicos de venta libre e incluso los antibióticos.

Cómo la nicotina cambia la leche materna

Según la American Cancer Society, la nicotina le da un sabor a la leche materna. Esto tiene sentido, ya que generalmente se considera de común conocimiento que si una madre come mucho de un alimento en particular, eso también puede darle sabor a su leche materna. Esto puede hacer que los bebés se nieguen a amamantar o acorten el tiempo que están dispuestos a amamantar.

Además, los estudios sugieren que fumar parece disminuir el contenido de grasa en la leche materna, lo que dificulta que el bebé obtenga suficientes calorías y se beneficie de las grasas saludables que estimulan el desarrollo cerebral.

La nicotina y los patrones de comportamiento del bebé

La nicotina se ha asociado con una variedad de patrones de comportamiento en los bebés. Aunque aún se necesita más investigación, los estudios preliminares relacionan los niveles de nicotina en un bebé con una serie de patrones de comportamiento indeseables. Bebés cuyas madres fuman:

  • Son más propensos a sufrir de cólicos.
  • Duermen menos y tienen cambios significativos en sus patrones de sueño.
  • No tienen suficiente yodo en sus sistemas, lo que puede llevar a un daño cerebral en el desarrollo

Humo de segunda mano

Si bien tu bebé no va a recibir una dosis significativa de nicotina a través de la leche materna, respirará la nicotina del aire junto con todos los otros productos derivados del humo del cigarrillo. Además de eso, el folleto Social Drugs & Breastfeeding señala que el efecto acumulativo de la absorción de nicotina significa que tu bebé está obteniendo hasta diez veces más nicotina que un bebé alimentado con biberón, cuya madre fuma.

Fumar y suministro de leche

Según un estudio, Milk Product by Mothers of Premature Infants: The Effects of Cigarette Smoking, el hábito de fumar reduce significativamente el suministro de leche materna al disminuir los niveles de prolactina en la sangre. Además, estos investigadores encontraron que fumar cambió el contenido de la leche materna, haciéndolo menos graso, lo que disminuye las calorías que el bebé obtiene de una alimentación.

¿Qué hay de la terapia de reemplazo de nicotina?

Si bien los productos de la Terapia de Reemplazo de Nicotina (NRT) no están realmente autorizados para ser usados por las madres que amamantan, sí se consideran seguros para las madres que amamantan y son preferibles a fumar. Según Wendy Jones PhD, MRPharmS, publicado en Breastfeeding Network.org, los bebés están expuestos a menos nicotina a través de un producto NRT. Su nivel sanguíneo de nicotina después de fumar es de 40ng/L. Sin embargo, con un producto NRT, el nivel sanguíneo de nicotina es de aproximadamente 17ng/L. Además, tu bebé no queda expuesto a otros productos químicos presentes en el humo de segunda mano.

Si vas a utilizar un producto NRT, la investigación de Wendy Jones, PhD sugiere que hagas lo siguiente:

  • No continúes fumando si usas el NRT. Usa solo un NRT para ayudarte a dejar de fumar.
  • Los parches producen niveles más bajos de nicotina durante un período prolongado de tiempo y son preferibles a la goma de mascar, que produce niveles muy variados. Sin embargo, si usas goma de mascar, mastícala después de una alimentación para limitar la exposición de tu bebé.
  • Los aerosoles nasales también deben usarse después de la alimentación para limitar la exposición de su bebé a la nicotina.

¿Deberías amamantar si fumas?

Depende de la madre decidir si amamantar o no. Sin embargo, los beneficios de la lactancia materna superan con creces los riesgos de fumar y de amamantar. De hecho, la lactancia materna ayuda a contrarrestar algunos de los riesgos de fumar al proporcionar anticuerpos muy necesarios y ayudar en el desarrollo de los pulmones. Si tú eres fumadora y no puedes dejar de fumar, puedes por lo menos minimizar el riesgo para tu bebé al:

  • Evitar fumar hasta después de haber alimentado al bebé, y evitar alimentarlo inmediatamente después de haber fumado. Según Social Drugs and Breastfeeding, la vida media de la nicotina es de aproximadamente 97 minutos, lo que significa que la nicotina demora todo ese tiempo en salir de tu sistema.
  • Trata de usar algún producto de ayuda para dejar de fumar, para cortar con el hábito de fumar.
  • Siempre sal a fumar lejos del bebé, para que puedas minimizar los efectos del humo de segunda mano en tu bebé.

El pecho sigue siendo lo mejor

Aunque no hay duda de que un bebé está expuesto a la nicotina por una madre fumadora, y que la nicotina y otros productos derivados de fumar pueden ser dañinos, la lactancia materna sigue siendo la mejor opción nutricional para tu bebé.

Fumar durante la lactancia