Tabla de alimentación del bebé

Lic. Eliza Martinez
Madre amamanta al bebé

Las nuevas mamás tienen muchas cosas de las que preocuparse, pero alimentar a su nuevo bebé no tendría por qué ser una de ellas. Con esta práctica gráfica, puedes realizar un seguimiento de los hábitos alimenticios de tu pequeño. Debido a que tu pequeño comerá varias veces al día, es una buena idea imprimir una pila de ellas y colocarlas en una carpeta de tres anillos. De esa manera, no tienes que acordarte de imprimir una nueva todos los días. Una vez que la pila comienza a disminuir, imprime varias copias más para que nunca te quedes atascada sin una.

Usando la gráfica

Antes de comenzar, asegúrate de tener la última versión de Adobe Reader. De lo contrario, la hoja podría no imprimirse correctamente. La gráfica es fácil de usar y tiene varios campos en los que puedes anotar o marcar rápidamente:

  1. Primero, registra la hora del día. Según Kids Health, los bebés comen de 8 a 12 veces al día, por lo que tener una idea de cuánto tiempo ha pasado desde su última alimentación, puede ayudarte a determinar si es hora de volver a darle de comer. Esto es especialmente valioso para las alimentaciones nocturnas, ya que puedes confundirte y perder la pista de tu horario.
  2. A continuación, marcas con qué seno lo alimentaste y durante cuánto tiempo amamantaste a tu bebé. Esto es útil porque puedes alternar los lados iniciales para asegurarte de que tu bebé esté vaciando completamente tus senos varias veces al día. La alimentación promedio dura entre 15 y 20 minutos por lado, según la Organización Mundial de la Salud.
  3. Si le ofreces a tu bebé leche materna o fórmula en un biberón, anota cuántas onzas comió. Si tu bebé tiene otros cuidadores, es una buena idea involucrarlos para mantener la tabla actualizada. De esa manera, cuando llegues a casa, sabrás cuándo y cuánto comió tu bebé, de modo que puedas estar lista cuando vuelva el hambre.
  4. Luego, registra si tu pequeño tenía un pañal mojado a la hora de comer. De cuatro a seis pañales mojados por día indican que es probable que tu bebé esté comiendo lo suficiente, dicen los expertos de Kids Health. Al hacer un seguimiento de los hábitos de tu bebé, te será fácil darte cuenta si las cosas cambian.
  5. Registra el estado de ánimo de tu bebé después de la hora de comer. Esto es útil para detectar un patrón de sus días que puede ayudarte a anticipar sus necesidades.
  6. Finalmente, ten en cuenta cualquier cosa que parezca importante. Esta sección se puede usar para anotar cualquier problema que tenga el bebé mientras estás amamantando, los alimentos que comió para ver si algo en su dieta contribuye a la irritabilidad o a cualquier otra cosa que consideres importante.

Encuentra una ubicación específica

Ser madre significa que probablemente dejes algo por ahí y no puedas encontrarlo luego. Le pasa a todo el mundo. Por eso es una buena idea decidir una ubicación específica para tus gráficas para que siempre sepas dónde están. Una vez que tu bebé haya terminado de comer, completa la tabla y devuélvela a su lugar para que no tengas que estar buscándola la próxima vez que alimentes a tu bebé.

Tabla de alimentación del bebé