Guía de los deberes y etiqueta de la madre de la novia

Lic. Audrey M. Jones
Madre e hija juntas en el día de su boda

Aunque probablemente hayas asistido a innumerables bodas durante tu vida, ninguna es tan significativa como cuando tu hija camina por el pasillo. Haz que el día de la boda de tu hija sea uno que pueda atesorar desempeñando impecablemente tu papel de madre de la novia.

Deberes de planificación

Como madre de la novia, tú quieres ayudar a tu hija a emprender la enorme tarea que es la planificación de la boda. Sin embargo, ten en cuenta que, aunque tu hija desea tu ayuda, lo más probable es que ella no quiera que tú te encargues de planificar todo el evento. Además, ten en cuenta el hecho de que está su novio y su familia para acomodarse en los eventos de la boda.

Durante la planificación, los deberes y la etiqueta como madre de la novia incluyen:

Etiqueta básica

Comparte tu agenda: Hazle saber a tu hija cuando estás disponible para la planificación de la boda. Esto la ayudará a planear cualquier visita o compra que ella quiera hacer junto contigo, pero dejas la decisión final de cuándo y qué planear para ella.

Paso atrás: es prudente dejar que los novios tengan algo de espacio durante el proceso de planificación. Algunos eventos, como la degustación de pasteles o la selección del atuendo del novio, pueden ser manejados más adecuadamente solo por los dos. Recuerda que los dos estarán creando recuerdos durante el proceso de planificación.

Decisiones de presupuesto

Si estás pagando por la boda, se honesta y sincera con tu hija sobre lo que puedes pagar. Muchas novias prefieren tener un monto total para desembolsar entre las compras de bodas que deseen. Esto se debe a que mantener un ojo en la línea de fondo puede facilitar la planificación al permitir establecer presupuestos individuales para cada elemento deseado.

Si no puedes pagar más de lo que ya ofreciste, no des más. Este es tu derecho como el donante de los fondos. Sin embargo, también significa que si tus circunstancias cambian y ya no puedes proporcionar el monto total que declaraste anteriormente, debes compartir esta información lo antes posible. No mires a tu hija gastar el dinero que sabes que no está allí, ya que esto solo causa estrés y angustia.

No te involucres en decisiones monetarias si no estás pagando la boda. Si no proporcionas fondos para la boda, no tienes derecho a dictar ninguna decisión que tomen tu hija y su prometido.

Proporcionar asesoramiento solicitado

Proporciona consejos sobre lo que tu hija debe hacer o cómo planear su boda solo cuando te lo pidan o en situaciones que consideres absolutamente necesarias para hacerlo. Tu hija apreciará que la dejen sola para resolver las cosas sin sentirse bombardeada por los dictados de cómo debería gastar el dinero que se le ha dado. Se pueden hacer excepciones en situaciones como las siguientes:

  • Cuando sientes que algo es necesario pero ha sido pasado por alto. Un ejemplo de esto es el transporte para invitados desde la ceremonia hasta la recepción. Si no hay forma de que los invitados lleguen de un lugar a otro, pero tu hija no lo ha considerado, hazlo saber para evitar un desastre el día de la boda. Muchas veces, una pregunta servirá para este propósito, como por ejemplo: "¿Has pensado en cómo los invitados llegarán al lugar de recepción después de la ceremonia?"
  • Cuando sientas que algo es peligroso. Si hay algo en el lugar de recepción de la ceremonia que amenaza la seguridad de los huéspedes, habla. Nadie quiere ver a la tía María caer por las escaleras durante la recepción.

No desestimes ni seas demasiado crítica con algo solo porque no te gusta a ti. Además, no establezcas ultimátums. Ten en cuenta que este es el evento de tu hija y que, más que nada, quieres que sea feliz.

Deberes de compras

Ayudar en la tienda de vestidos de novia

El momento más importante para que una madre de la novia se una a su hija es durante la compra de vestidos de novia. En este momento, puedes guiar a tu hija con un vestido que sea halagador, dentro de su presupuesto y apropiado para su boda.

Madre e hija comprando vestido de novia

Comprar tu propio vestido

Preferiblemente, comienza a comprar un vestido para la boda una vez que hayan elegido los vestidos de damas de honor para que puedas elegir un color que los complemente pero no sea igual. No elijas un vestido en blanco o negro a menos que haya sido discutido previamente con tu hija.

Aunque no es obligatorio, la madre del novio puede apreciar que le permitas saber qué color y estilo de vestido llevarás para la boda. Las fotos de la boda resultarán mucho mejores si ustedes dos no usan vestidos que chocan.

Deberes adicionales de compras

Si estás invitada, ayuda a tu hija a visitar el lugar y a elegir un lugar, seleccionar flores e incluso elegir un menú. Si no estás invitada, ofrécete a ayudar de estas maneras y deja la decisión de llevarte con ella o no a ella. Cuando estés en las visitas, evita ser demasiado crítica y enfócate en brindar orientación que tú consideras útil. Si, por ejemplo, sabes que una cierta fuente de invitación es demasiado difícil de leer, habla y dile que crees que podría ser un problema, pero deja que ella decida si va a utilizar esa letra o no.

Contacto con proveedores de servicio

Si tu hija no ha contratado a un planificador de bodas, ofrécele actuar como punto de contacto para los proveedores y otras personas que haya contratado el día de la boda. Esto evitará que los proveedores la contacten continuamente haciendo preguntas.

Crea tu lista de invitados

Una lista final de invitados a menudo está compuesta por individuos que se invitan del lado de la novia y del lado del novio. Tu hija encontrará una hoja de cálculo o documento con los nombres de los miembros de la familia y amigos de la familia que deben ser invitados junto con sus direcciones extremadamente útil. Para ser aún más útil, puedes indicar si crees que las personas a las que deseas invitar asistirán a las festividades, para ayudar a tu hija a planificar.

Ayuda a dar seguimiento a las RSVPs

Es perfectamente aceptable y bastante común que la madre de la novia lleve un registro de los RSVP recibidos. Puede hacerlo manteniendo una hoja de cálculo de todos los invitados y su respuesta. Puede compartir un documento de Google con su hija para que ella pueda ver fácilmente las respuestas recibidas.

Asistir al shower de la novia

Tradicionalmente, la madre de la novia no lanza una despedida de soltera en honor de su hija a menos que la novia quiera que lo haga; Ese es usualmente el deber de la dama de honor. Sin embargo, es perfectamente aceptable que ella asista a la celebración. Si a su hija le ofrecen varias despedidas de novia en su honor, asista a la que involucre a la mayoría de los miembros de la familia. También entiende que puede haber fiestas a las que no estás invitada, como una fiesta de lencería "solo para novias".

Tareas previas a la boda

Los deberes de una madre de la novia no terminan con la planificación. En lugar de eso, ella tiene varios deberes previos a la boda y puntos de etiqueta para cumplir antes de que ocurra la ceremonia.

Asistir a la cena de ensayo

Tradicionalmente los padres del novio organizan la cena de ensayo. Sin embargo, toda la familia de la novia debe estar presente.

Mantener la calma

Ayudarás a tu hija a superar los problemas de última hora que puedan surgir si mantienes la calma y trabajas para resolver el problema.

Estar lista temprano

Vístete temprano para estar disponible para manejar las inquietudes previas a la boda de tu hija y cualquier contratiempo que surja. Esto también puede permitirte pasar unos momentos privados con tu hija durante los cuales puedes expresar lo feliz que estás por ella y sus esperanzas para su nueva vida como esposa. También querrás estar lista a tiempo para las fotografías familiares que se pueden tomar antes de la ceremonia.

Deberes y etiqueta de la ceremonia

Cuando llegue el gran día, tus servicios serán necesitados de múltiples maneras.

Ayuda a tu hija a vestirse

En el día de la boda, se espera que la madre de la novia ayude a la novia a prepararse para su gran día. Tal vez signifique que les hagan el pelo y las uñas juntas o que ayudes a la novia a vestirse y que le ajustes el velo.

Madre e hija

Saludar a los huéspedes a su llegada

En la mayoría de los casos, la novia generalmente no aparece hasta que la ceremonia ha comenzado. Sin embargo, la madre de la novia puede permanecer en el vestíbulo o en el hall de la ubicación de la ceremonia y saludar a los invitados cuando llegan. Sin embargo, no se sentará hasta que hayan aparecido todos los invitados.

Espera a ser sentada

Una vez que es hora de comenzar la boda, los acomodadores sentarán a la madre del novio, seguida por la madre de la novia. La madre de la novia tiene uno de los trabajos más importantes de toda la boda, ya que sin ella, la ceremonia de la boda no puede comenzar. La madre de la novia está sentada al último a propósito, ya que esta es la señal para que comience la ceremonia.

Deberes en la recepción según la etiqueta

¡Tu hija está oficialmente casada! Es hora de celebrar, pero no antes de completar algunas tareas de última hora.

Saludar a los invitados

Muchas recepciones todavía comienzan con una línea de recepción. En una línea de recepción, puedes saludar a todos los invitados. Sin embargo, si tu hija decide renunciar a esto, asegúrate de visitar cada mesa para saludar a todos los invitados. Esto mostrará tu amabilidad y hará que todos se sientan bienvenidos.

Habla si quieres

La madre de la novia no está obligada a dar discursos, pero puede decir algunas palabras breves si así lo desea. Un buen momento para esto es durante el plato principal de la cena.

Bailar la noche entera

En la recepción de la boda se espera que participes en algunos bailes, pero en su mayor parte, esta es la parte cuando te relajas y disfrutas. Disfruta de la comida y la música y disfruta de los resultados de todo tu trabajo de planificación y el de tu hija.

Deberes después de la boda

El principal deber posterior a la boda es emocional.

Entiende que el cambio sucede

La nueva vida de tu hija puede no incluir la interacción diaria contigo. Puede que tenga que mudarse para buscar un nuevo trabajo o para acomodar el empleo de su esposo. Independientemente de dónde termine físicamente, mantén abiertas las líneas de comunicación para que tu relación pueda seguir creciendo. Comprende que puede ser que ya no necesite tu apoyo a diario, pero que siempre lo apreciará y cuidará de ti. Una hija felizmente casada te gana una palmadita en la espalda por un trabajo bien hecho.

Actuando como Madre de la Novia

La etiqueta de la madre de la novia es a menudo mal entendida y puede llevar a confusión. Como madre de la novia, es importante comprender tu papel y cómo tu comportamiento puede afectar las festividades. Saber en qué áreas de la planificación, ceremonia y recepción eres responsable te debería ayudar a que las cosas funcionen sin problemas.

Guía de los deberes y etiqueta de la madre de la novia