3 formas excelentes de cocinar tubérculos

Karen Frazier, Escritora
patatas asadas zanahorias y pastinacas asadas

Las verduras de raíz son una forma maravillosa, y de temporada, con la que puedes gozar de tus verduras. Algunos vegetales de raíz, como las zanahorias, aparecen regularmente en la mayoría de las mesas de la cena, mientras que otros a menudo los pasamos por alto. Aunque muchas personas evitan los tubérculos, con las técnicas de cocción adecuadas, estos son una deliciosa adición a tus comidas.

Rostizados

Asar o rostizar los vegetales de raíz saca a relucir sabores profundos, cálidos y satisfactorios. Cuando asas tus verduras de raíz con un poco de aceite y hierbas, terminarás con un plato principal o de acompañamiento rico y caramelizado. Puedes asar vegetales de raíz solos, junto con otros vegetales de raíz, o junto a un asado de pollo o pavo.

Pollo asado con zanahorias, nabos y papas

Esta deliciosa receta produce un pollo con una corteza oscura y crujiente, así como sabrosas verduras de raíz.

Ingredientes

Alt pollo asado con verdaduras de raiz
  • 1 pollo entero, alrededor de 2 kilos eliminando los menudillos
  • 2 cucharadas de sal kosher
  • 2 cucharaditas de pimienta negra fresca molido medio
  • 1 cebolla, en cuartos
  • 4 dientes de ajo, pelados y triturados
  • 2 ramitas de romero fresco
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 4 ramitas de salvia fresca
  • 1 limón, en cuartas partes
  • 150 gramos de nabos pelados y cortados en trozos de 2 ó 3 centímetros
  • 150 gramos de zanahorias pequeñas
  • 250 gramos de patatas chicas (papas cambray) en mitades
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida fresca al gusto
  • 1 diente de ajo

Método

  1. Precalentar el horno a 475°F / 250°C.
  2. Enjuagar y secar el pollo.
  3. Sazonar el ave por dentro y por fuera con sal y pimienta.
  4. Colocar la cebolla, el ajo, el romero, el tomillo, la salvia y el limón en la cavidad del pollo.
  5. Colocar el pollo en un refractario grande para hornear, con la pechuga hacia arriba.
  6. Asar el pollo durante 60 minutos.
  7. Mientras se asa el pollo, mezclar nabos, zanahorias y papas con aceite de oliva. Sazonar con un poco de sal y pimienta negra.
  8. Cuando la temperatura del pollo alcance los 165°F / 74°C al insertar un termometro en la pechuga, retirarlo del horno. Remover el pollo de la fuente de asar y ponerlo a un lado sobre una tabla para cortar, cubrir con una tienda de papel de aluminio. Permitir que el pollo descanse durante 30 minutos mientras las verduras se cocinan.
  9. Retirar todo menos dos cucharadas de los jugos de la bandeja de asar.
  10. Agregar las verduras de raíz, revolviendo para mezclar con los jugos del pollo.
  11. Regrésar la fuente con las verduras al horno y cocínar durante 30 minutos, revolviendo una vez a media cocción.
  12. Retirar las verduras del horno y colócarlas en un recipiente. Usando una prensa de ajo, prensar un diente de ajo sobre las verduras, revolviendo para combinar bien.
  13. Servir las verduras junto con el pollo.

Remolachas asadas con glaseado balsámico

Mucha gente piensa que no les gusta la remolacha porque todo lo que han comido son las remolachas enlatadas o mal cocinadas. Asar el betable rofundiza sus sabores, dándole un carácter terrenal, ligeramente dulce y complejo que es bastante delicioso.

Ingredientes

remolachas asadas
  • 12 remolachas, peladas y cortadas en trozos de 2 a 3 centímetros
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de hojas de tomillo fresco picado
  • 2 cucharaditas de sal de grano
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida fresca
  • 1/2 taza de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • zumo exterior de 1/2 naranja

Método

  1. Precalentar el horno a 400°F / 200°C.
  2. Mezclar las remolachas con aceite de oliva, tomillo, sal y pimienta.
  3. Colocar en una sola capa en una bandeja para hornear.
  4. Asar durante 30 a 40 minutos, volteando dos veces durante la cocción, hasta que las remolachas estén tiernas.
  5. Mientras asas las remolachas, calentar el vinagre balsámico, el azúcar y la ralladura de naranja en una sartén pequeña.
  6. Cocinar de fuego lento a fuego medio-alto hasta que se reduzca a una consistencia de jarabe.
  7. Vierte sobre remolachas tibias y sirve.

Raíces en puré

Las verduras de raíz tienen una textura harinosa cuando se cocinan, que se presta de maravilla para preparar deliciosos purés. Si te preocupa el sabor de los tubérculos, un puré es una gran manera de adaptar el sabor, agregando los ingredientes que realmente te gustan. Usa los purés como una sabrosa salsa o guarnición, o para espesar sopas. Puedes hacer puré en una licuadora o procesador de alimentos, o puedes usar una licuadora de inmersión. Ten mucho cuidado al moler los alimentos calientes. Coloca una toalla entre tu mano y la tapa de la licuadora o procesador de alimentos, y deja que se ventile el vapor mientras los procesas.

Puré de Colinabo

Este puré tiene mantequilla, cebollas y crema, por lo que es una sabrosa guarnición ideal para carnes o aves de corral.

Ingredientes

colinabo en puré
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 cebolla, en rodajas finas
  • 1 colinabo grande de ½ kilo, pelado y cortado en trozos de 2 a 3 centímetros
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de tomillo fresco picado
  • 2 cucharadas de crema espesa (o más para ajustar la textura)
  • Sal y pimienta negra molida fresca al gusto

Método

  1. Derretir la mantequilla a fuego medio-alto.
  2. Agregar la cebolla y el colinabo. Antes de revolver los ingredientes, dejar que permanezcan en contacto con la olla hasta que el líquido se evapore, aproximadamente cuatro minutos.
  3. Continuar cocinando cebolla y colinabo durante aproximadamente ocho minutos, revolviendo con frecuencia.
  4. Agregar caldo de verduras y tomillo. Cubrir y dejar cocer a fuego lento hasta que el colinabo quede suave y fácil de hacer puré, aproximadamente 25 minutos.
  5. Con cuidado, vertir todos los ingredientes en un procesador de alimentos o licuadora. Procesar hasta que quede suave, agregar la crema gradualmente para ajustar la consistencia deseada del puré.
  6. Probar y sazonar con sal y pimienta negra molida fresca según sea necesario.

Sopa de jengibre y zanahoria

Fragante con un delicioso aroma a jengibre, esta sopa de zanahoria es simplemente una versión más ligera del puré. Es una buena entrada o plato principal vegetariano maravilloso.

Ingredientes

Sopa de jengibre y zanahoria
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 7 zanahorias grandes, peladas y en rodajas finas
  • 1 cebolla picada
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre fresco picado
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • 2 tiras grandes de ralladura de la naranja, sin la parte blanca
  • Sal y pimienta negra molida fresca al gusto

Método

  1. En una olla grande, derretir la mantequilla a fuego medio alto.
  2. Agregar zanahorias y cebolla. Cocinar hasta que las cebollas estén blandas, alrededor de 5 a 10 minutos.
  3. Agregar la cáscara de naranja y el jengibre.
  4. Llevar a fuego lento y cubrir la olla. Cocinar hasta que las zanahorias estén suaves, de unos 20 a 25 minutos.
  5. Retirar las tiras de la ralladura de naranja. Moler en la licuadora o con procesador de alimentos hasta que obtener una consistencia suave y cremosa.

Estofado

El estofado es un método de cocción lenta con una pequeña cantidad de líquido. El estofado produce vegetales de raíz tiernos y sabrosos, particularmente cuando se combinan con hierbas. Puedes cocinar las verduras solas o con un guiso o un platillo de carne.

Nabos y rábanos estofados

Mientras que muchas personas comen rábanos crudos en ensaladas, estofarlos es una alternativa sabrosa.

Ingredientes

Nabos y rábanos estofados
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 250 gramos de rábanos y nabos de aproximadamente el mismo tamaño, pelados
  • 1/2 taza de caldo de verduras o agua (o más, si es necesario)
  • Sal y pimienta negra molida fresca al gusto

Método

  1. Derretir la mantequilla en el fondo de una cacerola de tamaño mediano a fuego medio-alto.
  2. Agregar los rábanos y nabos. Cocinar, revolviendo de vez en cuando hasta que la parte externa comience a dorarse un poco, aproximadamente diez minutos.
  3. Agregar agua o caldo, lo suficiente para alcanzar una altura a la mitad de la de las verduras.
  4. Dejar el líquido hervir. Bajar el fuego a medio-bajo.
  5. Cubrir y cocinar hasta que los vegetales estén tiernos, aproximadamente 20 minutos.
  6. Descubrir y reducir el líquido para crear un glaseado para las verduras.
  7. Probar y sazonar con sal y pimienta.

Estofado de ternera con batatas y chirivía

Este abundante plato es una excelente opción para una cena invernal.

Ingredientes

estofado de carne
  • 4 rebanadas de tocino, cortadas en pedazos
  • 2 kilos de carne para asado sin hueso, cortada en trozos de 3 a 5 centímetros
  • Sal de grano y pimienta negra molida fresca
  • 1 cebolla roja, picada groseramente
  • 2 tazas de chirivía, pelada y cortada en trozos de 2 a 3 centímetros
  • 2 tazas de zanahorias, peladas y cortadas en trozos de 2 a 3 centímetros
  • 4 dientes de ajo picados.
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 1/4 taza de harina
  • 2 tazas de vino tinto
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 2 tazas de batatas / papas, peladas y cortadas en pedazos de 2 a 3 centímetros
  • 2 hojas de laurel
  • 5 ramitas de tomillo fresco
  • 1 paquete de cebollitas cambray

Método

  1. Precalentar el horno a 300°F / 150°C.
  2. En una olla grande, a prueba de horno, cocina el tocino a fuego medio-alto hasta que esté crujiente.
  3. Retirar el tocino de la grasa con una espumadera y déjarlo a un lado.
  4. Sazonar bien la carne con sal y pimienta.
  5. Trabajando en porciones, dorar la carne por todos lados en la grasa del tocino. Retirar de la grasa con una cuchara ranurada y reservar.
  6. Agregar la cebolla, las chirivías y zanahorias a la grasa en la sartén. Cocinar hasta que las verduras estén bien doradas, revolviendo ocasionalmente, durante aproximadamente ocho minutos.
  7. Agregar el ajo y cocínarlo hasta que esté fragante, aproximadamente 30 segundos.
  8. Agregar pasta de tomate a las verduras y cocínarlas hasta que estén doradas, durante aproximadamente cuatro minutos.
  9. Agregar la harina y cocínarla hasta que esté dorada, o aproximadamente de tres a cuatro minutos.
  10. Agregar el vino tinto, usando una cuchara de madera para mover todos los trozos de comida del fondo de la sartén.
  11. Incorporar el caldo de pollo, las batatas, las hojas de laurel, el tomillo y las cebollitas cambray. Devolver la carne y el tocino a la sartén.
  12. Hacer hervir el guiso a fuego lento, revolviendo constantemente.
  13. Cúbrir bien y transferir al horno. Cocinar durante una hora y media, hasta que la carne esté tierna.
  14. Retirar la grasa de la parte superior del guiso y sirve caliente.

Local, de temporada y asequible

Incorporar vegetales de raíz en la rotación de comidas es una gran manera de utilizar ingredientes locales y de temporada que además son asequibles. Con las técnicas de cocción adecuadas, los tubérculos son no sólo accesibles sino deliciosos.

3 formas excelentes de cocinar tubérculos