Cacerola de hash browns para el desayuno

Karen Frazier, Escritora
Cacerola de hash browns lista para disfrutar

Ingredientes para preparar Cacerola de hash browns para el desayuno

  • 500 gramos de chorizo, cocido
  • 9 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 3/4 de taza de leche
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida (o 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de mantequilla)
  • 1 paquete de 24 onzas (~680 gramos) de papa rallada para hash browns
  • 8 onzas (~226 gramos) de queso cheddar rallado
  • Jitomates cherry rebanados, opcional

Variaciones posibles

En lugar de usar chorizo prueba sazonar tu cacerola de hash browns con:

  • 300 gramos de jamón de pavo en pedacitos, ó
  • 300 gramos de jamón de cerdo tipo York en pedacitos, ó
  • 300 gramos de jamón de tipo Serrano en pedacitos, ó
  • 300 gramos de tus salchichas preferidas

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 350°F / 180°C.
  2. Engrasar un refractario de 9 in x 13 in (22 cm x 33 cm). Si el chorizo es firme, rebanar y hacer una capa de rebanadas de chorizo sobre el fondo del refractario. Si el chorizo es suave, desmoronar, cocinar, y formar un capa con el chorizo cocinado sobre el fondo del refractario.
  3. Batir huevos, incorporar con leche y mantequilla derretida. Vaciar mezcla sobre el chorizo.
  4. Agregar hash browns y espolvorear con queso rallado.
  5. Decorar con rebanadas de tomate cherry si así se desea.
  6. Hornear por alrededor de 45 a 55 minutos.

Hash browns con diferentes sazones

Usando estos mismos principios se puede sustituir el chorizo cocinado, por jamón u otro embutido de tu preferencia. Corta las carnes frías o salchinas en pequeños trocitos y pásalos por una sartén antiadherente con tan sólo un poco de aceite. Recuerda que al substituir el chorizo necesitarás menos cantidad ya que las carnes frías no suelen menguar a la hora de cocinarse, como sucede con algunas clases de chorizo. Las clásicas salchichas también pueden formar parte de esta delicia culinaria que, no por ser fácil y rápida de preparar deja de ser deliciosa.

Sugerencias de presentación

Esta deliciosa cacerola de hashbrowns adicionada con tu embutido preferido puede ser servida en un plato grande y puede ser acompañada con un delicioso panecillo de maíz, o unas ricas rebanadas tostadas de pan de trigo. Los dulces tomates cherry le darán un acompañamiento y una presencia digna de un desayuno para campeones mientras su jugosa y dulce consistencia complementa perfectamente el sabor más fuerte de la cacerola.

Substituye el pan por tortillas

Las tortillas de harina blanca y las hechas con maíz son un acompañamiento sabroso y práctico. Disfruta unos deliciosos tacos suaves de hash browns y juega con tu comida un poco. ¡Después de todo los tacos de papa son un clásico!

Disfruta de un desayuno especial

La maravilla de esta cacerola de hash browns es que una vez que la metes al horno te olvidas de ella por 50 minutos. En este tiempo puedes preparar acompañamientos como frutas, algún guiso, verduras, y hasta alguna salsa fresca. Para cuando esté lista la cacerola tendrás todo listo para disfrutar y ¡empezar el día con mucha energía!

Cacerola de hash browns para el desayuno