Alitas de pollo al horno

Karen Frazier, Escritora
Alitas de pollo al horno con jalapeños

Ingredientes para preparar Alitas de pollo al horno

  • Medio kilo (1 libra) de alitas de pollo
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de ajo picado
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
  • 1 jalapeño rojo y 1 jalapeño, en rodajas finas (opcional - para decorar)

Instrucciones

El truco para hacer las alitas es hornearlas parcialmente primero, y luego pincelarlas con la salsa al final de la cocción para darles una textura pegajosa y jugosa sin quemar la salsa.

  1. Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit. Alinea una bandeja para hornear con pergamino.
  2. Recorta la mitad superior de tus alitas. Recorta las puntas pequeñas de las alitas y deséchalas o guárdalas en el congelador para usarlas luego en algún caldo.
  3. Coloca las alitas en mitades superiores e inferiores en una sola capa en la bandeja para hornear preparada.
  4. Hornéalas en el horno precalentado por 45 minutos.
  5. Mientras se hornean las alas, en un tazón pequeño mezcla la miel, el aceite de sésamo, la salsa de soja, el ajo y el jengibre.
  6. Después de 45 minutos, coloca la mitad de la mezcla sobre las alitas de pollo parcialmente cocidas. Devuélvalas al horno por 10 minutos.
  7. Después de 10 minutos, unta la salsa restante sobre las alas. Espolvorea con las semillas de sésamo tostadas. Vuelve con ellas al horno y hornéalas de 5 a 10 minutos más hasta que las alas estén bien cocidas y los jugos salgan limpios.
  8. Sírvelas adornadas con el jalapeño en rodajas finas, si lo deseas.

Esta receta produce medio kilo de alitas de pollo, que son aproximadamente siete u ocho alas, o de dos a cuatro porciones, dependiendo de si estás sirviendo porciones de aperitivo o porciones de plato principal en la comida.

Variaciones

Prueba una de estas deliciosas variaciones para crear tu propia versión:

  • Remplaza la miel de abeja con la misma cantidad de jarabe de arce puro y reemplaza la raíz de jengibre rallado con 1 cucharadita de ralladura de naranja recién rallada. Reemplaza el aceite de sésamo con 1/2 cucharadita de salsa de pescado. Omite la guarnición o puedes guarnecerlas con 1 cucharada de estragón fresco picado.
  • Remplaza la raíz de jengibre con comino fresco picado y el aceite de sésamo con 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharadita de ralladura de limón recién rallado. Omite las semillas de sésamo. Adorna con el jalapeño, un cebollín picado y 1 cucharada de cilantro picado y fresco.
  • Reemplaza la miel con la misma cantidad de melaza. Reemplaza el aceite de sésamo con 1/2 cucharadita de aceite de chile. Omite las semillas de sésamo y adorna con un cebollín en rodajas finas.
Alitas de pollo al horno