Cómo hornear la pechuga de pollo

Kelly Roper, Escritora
la pechuga de pollo crudo

Todo cocinero debe saber cómo hornear pechugas de pollo, ya que se utilizan en muchas recetas. Las siguientes instrucciones se pueden usar independientemente de si se deja la piel o se le quita la piel al pollo. Lo que si es que la carne estará un poco más húmeda si se le deja la piel.

Instrucciones para hornear pechugas de pollo

Los tiempos de cocción son ligeramente diferentes para las pechugas de pollo deshuesadas y para las que vienen con hueso. Lo importante es recordar que la temperatura interna debe ser de 165° F / 74° C. La temperatura interna aumentará unos grados más una vez que la retires del horno antes de que comience a enfriarse.

Instrucciones

  1. Coloca la parrilla del horno en el centro y precalienta a 355° F / 180° C.
  2. Lava las pechugas de pollo con agua fría y sécalas.
  3. Cubre una fuente para hornear con aerosol antiadherente.
  4. Cepilla las pechugas ligeramente con aceite de oliva y sazona según lo desees. Puedes sazonar en la piel, debajo de la piel, o ambas cosas, si así lo deseas.
  5. Coloca las pechugas en la fuente para hornear y coloca el recipiente en el horno.
  6. Tiempos de horneado aproximados para 2 pechugas:
  • Pechuga de pollo sin hueso - 20 a 30 minutos, sin cubrir; agrega 5 minutos por cada par extra
  • Pechuga de pollo con hueso - 30 a 40 minutos, sin cubrir; agrega 5 minutos por cada par adicional

Consejo sobre el tiempo de cocción y la temperatura

Los tiempos de horneado varían según el tamaño/peso de las pechugas, por lo tanto, verifica las temperaturas internas en los tiempos de horneado más bajos. Retira las pechugas del horno cuando alcancen los 165° F /74° C deseados. La temperatura interna siempre es más importante que el tiempo de cocción recomendado.

Recetas de pechuga de pollo al horno

Estas recetas son bastante fáciles y te ayudarán a preparar deliciosas cenas de pollo. Cada receta requiere dos pechugas de pollo, pero puedes duplicar la receta según sea necesario para atender a más personas. Puedes usar pechugas sin piel o con piel, según lo que prefieras.

Pechugas de pollo a la mostaza y miel

Ingredientes

  • Pechugas de pollo a la mostaza y miel
    2 pechugas de pollo, deshuesadas o con hueso, lavadas y secadas
  • 1/3 taza de mostaza Dijon
  • 1 cucharada de miel (ajustar la cantidad para obtener mayor o menor dulzura).
  • Sal, al gusto (opcional)

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 350° F / 180° C.
  2. Rociar una fuente para hornear con aerosol antiadherente.
  3. En un tazón pequeño, mezclar la mostaza y la miel hasta que se combinen.
  4. Con un pincel de pastelería, pasar la mezcla de mostaza por la parte superior e inferior de cada pechuga. Si estás usando pechugas con piel pasa la mezcla sobre la piel.
  5. Si lo deseas, puedes espolvorear un poco de sal en ambos lados de cada pechuga justo sobre la mostaza, pero tendrán mucho sabor, incluso si omites la sal.
  6. Colocar las pechugas en la fuente para hornear y hornear sin cubrir en el horno durante el tiempo indicado anteriormente, tomando en cuenta si estás cocinando pechugas de pollo deshuesadas o con hueso. Si estás cocinando más de dos pechugas porque doblaste o triplicaste la receta, agrega cinco minutos de tiempo extra de cocción por par, antes de comenzar a verificar la temperatura interna de cada pechuga.
  7. Retirar el pollo del horno cuando las pechugas alcancen una temperatura interna de 165° F / 74° C, y déjalas reposar durante aproximadamente ocho minutos antes de servir.

Pechugas de pollo al limón

Ingredientes

  • Pechugas de pollo al limón
    2 pechugas de pollo, deshuesadas o con hueso
  • 4 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharada de romero seco y triturado
  • 1 cucharada de albahaca seca y triturada
  • 1 cucharada de tomillo seco triturado
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

  1. En una fuente para hornear de vidrio, vertir el jugo de limón sobre las pechugas de pollo, cubrir la fuente con plástico y déjar las pechugas marinar durante aproximadamente dos horas.
  2. Precalentar el horno a 350° F / 180° C.
  3. En un tazón pequeño, combinar las hierbas y revolver suavemente para mezclarlas.
  4. Rociar una fuente para hornear con aerosol para cocinar antiadherente.
  5. Colocar las pechugas en la bandeja de hornear con la parte superior hacia abajo. Barnizar las pechugas con la mantequilla derretida, pasándola sobre la piel si usas pechugas con piel. Espolvorear cada pieza con sal, pimienta y la mezcla de hierba. Voltear las pechugas para que estén con la parte superior hacia arriba y repite el proceso.
  6. Hornear las pechugas descubiertas durante el tiempo recomendado indicado anteriormente, tomando en cuenta si estas cocinando pechugas deshuesadas o con hueso. Si estás cocinando más de dos pechugas porque doblaste o triplicaste la receta, agrega cinco minutos extra de cocción por cada par adicional antes de comenzar a verificar la temperatura interna de cada pechuga.
  7. Retirar las pechugas del horno cuando alcancen una temperatura interna de 165° F / 74° C, y déjalas reposar durante ocho minutos antes de servirlas.

Crea tus propias recetas de pechuga de pollo

Una vez que sepas cómo hornear una pechuga de pollo de manera tal que sean seguras de comer (llegando a la temperatura correcta), puedes experimentar con diferentes condimentos. Sazonar con pimienta de limón es una buena opción, pero también puedes utilizar condimentos para aves de corral, sal condimentada o casi cualquier otra combinación de aderezo o adobo que desees. Lleva un registro de lo que estás haciendo para que cuando crees algo delicioso, sepas cómo prepararlo de nuevo.

Cómo hornear la pechuga de pollo