Pollo frito

Chef Patrick Mooney
Pollo frito delicioso

Un delicioso pollo frito, crujiente por fuera y jugoso por dentro, es uno de los grandes favoritos de grandes y chicos. Típico del verano, pero disfrutado todo el año, aprende a prepararlo con esta sencilla receta y deleita a familiares y amigos con un sabroso pollo frito hecho por tí.

Está todo en la sartén

Para prepara pollo frito, es ideal usar una sartén de hierro fundido de 12 pulgadas (30 cm). El hierro fundido mantiene el calor mejor que otros tipos de metal, por lo que el aceite mantendrá mejor su temperatura de fritura. Esto es importante porque cuando agregas el pollo al aceite, la temperatura del aceite disminuirá. El hierro fundido ayuda a que el aceite recupere la temperatura rápidamente y eso ayudará a que tu pollo luzca y sepa mejor.

Si fríes un montón de pollo y estás interesada en freírlo a profundidad, hay sartenes de hierro fundido hechos especialmente para esto llamados freidoras de pollo que son más profundas que la sartén de hierro fundido habitual. Los lados de una sartén estándar son generalmente de 2 pulgadas (5 cm) de profundidad, pero una freidora de pollo tiene lados que tienen 3-1/4 de pulgada (8.25 cm) de profundidad. Eso te daría un efecto de freidora. Mucha gente prefiere la sartén estándar porque es fácil de usar y versátil.

Receta de pollo frito

Hay quienes les gusta remojar su pollo durante la noche en suero de leche. No es necesario, pero es una buena opción. La razón para remojar el pollo es porque las enzimas del suero de leche descomponen al pollo y ayudan a hacerlo más tierno. El suero de leche también se agrega al sabor del pollo. Muchas personas no tienen el suero de leche a la mano, así que esta receta no lo incluye, pero si así lo deseas, puedes tomar tu pollo, lavarlo bien, ponerlo en un bol y cubrirlo con suero de leche. Refrigera y deja que se empape durante la noche o durante al menos 12 horas. Claro que puedes saltarte este paso y directamente cocinar el pollo.

Ingredientes

Para hacer 6 porciones de pollo frito, necesitarás:

  • 2 pollos para freír, en pedazos
  • 2 huevos
  • 2 tazas de leche
  • 6 tazas de harina
  • 1 cucharada de pimentón
  • Una pizca de pimienta de cayena
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de pimienta
  • Aceite vegetal

Instrucciones

  1. Lavar y secar el pollo.
  2. Si lo has remojado en suero de leche, déjalo escurrir un poco.
  3. Mezcla la harina, el pimentón, la pimienta de cayena, la sal y la pimienta juntos y luego sepáralos en dos tazones o platos.
  4. Mezcla los huevos y la leche.
  5. Coloca los ingredientes en tu mesa en este orden: pollo crudo, plato de harina, tazón de mezcla de huevo y leche, el otro plato de harina y un plato sobre el cual colocar el pollo ya cubierto.
  6. Cubre el pollo con la harina, luego con la mezcla de huevo, luego de nuevo en harina, y finalmente colócalo en el plato para descansar. El pollo debe moverse en una sola dirección.
  7. Vierte suficiente aceite vegetal en la sartén para obtener aproximadamente un cuarto de pulgada (medio centímetro). Un poco más está bien, pero no menos.
  8. Calentar el aceite a fuego medio a unos 350° F / 180° C. Si no tienes un termómetro a mano, puedes tomar un poco de la harina y humedecerla con un poco de huevo. Pon la masa en el aceite. Si chisporrotea y comienza a freír, ya puedes empezar.
  9. Coloca el pollo en el aceite, asegurándote de dar a las piezas un buen espacio.
  10. Cocina la piel hacia abajo primero. Cocina alrededor de 12 minutos por lado. Estás buscando una temperatura interna de 180 ° F / 82° C.
  11. Cuando esté listo el pollo, retira del aceite, deja que escurra sobre una rejilla, y deja que se enfríe un poco antes de servir.

Una receta que vale la pena guardar

Cada cocinero debe dominar el arte de hacer pollo frito, y esta receta te ayudará a preparar una deliciosa cena para familiares y amigos. Tenla a mano porque, una vez que la pruebes, querrás prepararla una y otra vez.

Pollo frito