Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

¿Qué es un análisis de composición del cuerpo?

Lic. Laura Williams
Mujer entrenando en el gimnasio

Con el número creciente de personas con sobrepeso u obesas, el análisis de la composición corporal está ganando más tracción como la mejor medida para evaluar la salud basada en el tamaño corporal. A diferencia del peso o índice de masa corporal (IMC), el análisis de la composición corporal examina el porcentaje de masa grasa y masa libre de grasa de una persona para determinar si una persona debe ser clasificada como con bajo peso, peso normal, sobrepeso u obesa.

Comprender el peso corporal, el IMC y la composición corporal

El peso corporal, el IMC y la composición corporal son evaluaciones del tamaño corporal, pero no se llevan a cabo de la misma manera. Esto es lo que necesitas saber:

Peso corporal

El peso corporal es la evaluación del tamaño corporal más comúnmente utilizada porque es muy fácil de medir y rastrear. Es obvio que ¡casi todo el mundo tiene una báscula de baño en su casa! La facilidad de medir el peso corporal es muy posiblemente su mayor beneficio, pero el peso corporal no es el mejor predictor de la salud. Esto se debe a que el peso sólo proporciona una medida de cómo funciona la gravedad en una masa. Puede verse afectada por la hidratación, los ciclos menstruales, la ingesta de alimentos y más. El peso corporal no puede proporcionar información sobre lo que está sucediendo dentro del cuerpo, pero puede ser útil cuando se usa como una guía general, siempre y cuando no se perciba como un verdadero indicador de salud.

Índice de masa corporal (IMC)

El IMC es una evaluación ligeramente mejor de la salud porque se utiliza para predecir la "normalidad" basada en la altura y en el peso. Aunque todavía está moderadamente correlacionado con el porcentaje de grasa corporal y los marcadores de enfermedad, un beneficio adicional es que elimina la obsesión que algunas personas asocian con la escala. El IMC es extremadamente fácil de calcular en línea usando una calculadora de IMC, pero también es relativamente fácil de calcularlo a mano, siempre y cuando conozcas tu altura en metros y tu peso en kilogramos:

Cálculo: IMC = Masa corporal (kg)/Estatura (metros cuadrados)

Desafortunadamente, el IMC todavía no llega a proporcionarte información real sobre el porcentaje de grasa corporal o la distribución de la grasa corporal, lo que puede causar problemas. Es posible que una persona con un porcentaje saludable de grasa corporal sea considerada con sobrepeso u obesa, basado en el IMC, y también es posible que una persona con un porcentaje no saludable de grasa corporal sea considerada con peso normal, basándose en el IMC.

Composición corporal

La composición corporal se analiza y predice de varias maneras, cada una con sus propias ventajas y desventajas. El beneficio real de buscar el análisis de la composición corporal en lugar del peso o el IMC es que tiene en cuenta el porcentaje de grasa corporal y la distribución de la grasa corporal, lo cual está fuertemente correlacionado con los marcadores de enfermedad. En general, si tú tienes la oportunidad de hacer un seguimiento de tu salud y estado físico basado en la composición corporal en lugar de en el peso o el IMC, debes aprovechar la oportunidad para hacerlo.

Comprender la grasa corporal

La grasa recibe un mal nombre. El hecho es que la gente necesita grasa. Proporciona combustible para el movimiento, amortigua los huesos, articulaciones y órganos, proporciona calor, transporta vitaminas y minerales e incluso ayuda a reducir el apetito. ¡Todo el mundo necesita una cierta cantidad de grasa corporal solo para sobrevivir!

Cuando tú examinas la composición corporal, básicamente estás evaluando cuánta grasa tienes en tu cuerpo, cuánta de esa grasa es grasa de almacenamiento, cómo se distribuye tu grasa y cómo se comparan estos factores con los marcadores de enfermedad. Con base a esta evaluación, el porcentaje y la distribución de la grasa corporal pueden ubicarte con mayor precisión en una categoría de bajo peso, peso normal, sobrepeso u obesidad.

Mujer sostiene grasa de su vientre

Grasa esencial

La grasa esencial es la grasa que tú debes tener en tu cuerpo para realizar las funciones humanas básicas. Es la grasa que se encuentra en el corazón, los pulmones, el hígado, el bazo, los riñones, los intestinos, los músculos y las áreas ricas en lípidos del cerebro y la columna vertebral. Las mujeres tienen una cantidad adicional de grasa corporal esencial llamada grasa esencial específica del sexo. Esta grasa esencial adicional juega un papel en la regulación hormonal y en la crianza de los hijos, y puede encontrarse en los senos, la pelvis, las caderas y las nalgas. Para asegurar que se mantengan las reservas esenciales de grasa, los estándares mínimos de delgadez típicamente recomiendan que los hombres mantengan no menos del 3% de grasa corporal, mientras que las mujeres deben mantener no menos del 10 al 12% de grasa corporal. Aunque hay excepciones a esta regla, las mujeres que se vuelven más delgadas del 10 al 12% de grasa corporal pueden comenzar a ver alteraciones en su ciclo menstrual que podrían contribuir a otros problemas de salud como pérdida de minerales óseos y fracturas por estrés.

Almacenamiento de grasa

La grasa de almacenamiento es la grasa que una persona lleva en exceso de grasa esencial. Llevar grasa de almacenamiento es normal y saludable ¡siempre y cuando no lleves demasiada! Esta grasa se transporta principalmente en el tejido adiposo, aunque también es responsable de los tejidos grasos viscerales que protegen los órganos del abdomen. Los hombres y las mujeres en buen estado de salud llevan una cantidad similar de grasa de almacenamiento (12% y 15%, respectivamente) además de las reservas de grasa esenciales.

Niveles saludables y no saludables de grasa corporal

En términos generales, los niveles aceptables de gordura para hombres y mujeres son del 20% y 30%, respectivamente. Esto significa que los hombres que tienen más del 20% de grasa corporal y las mujeres que tienen más del 30% de grasa corporal tienen un riesgo más alto de padecer enfermedades cardíacas, diabetes y otras enfermedades relacionadas que las personas que mantienen un porcentaje de grasa corporal más bajo.

La distribución juega un papel importante

Aunque el porcentaje de grasa total es importante, la forma en que se distribuye también puede predecir el riesgo de enfermedad. Los individuos que llevan más grasa alrededor de su abdomen (la forma de "manzana") tienen un riesgo más alto de enfermedad cardíaca, apoplejía y diabetes que aquellos que llevan grasa en sus caderas, nalgas o muslos (la forma de "pera"). Desafortunadamente, el lugar donde tú tiendes a aumentar de peso puede ser genético, así que si tiendes a engordar alrededor de la cintura, el seguimiento de la circunferencia de la cintura con una cinta métrica puede ayudarte a monitorear tu riesgo de enfermedad. La Sociedad Americana del Cáncer (ACS) considera que un tamaño saludable de cintura para las mujeres es menor de 30 pulgadas (76 cm), mientras que los hombres deben mantener su tamaño de cintura por debajo de 35 pulgadas (89 cm). Estos números son más bajos que los sugeridos por la American Heart Association, pero según un estudio realizado por la ACS, por cada aumento de cuatro pulgadas en la circunferencia de la cintura por encima de sus recomendaciones específicas de sexo se correlacionó con un riesgo 25 por ciento mayor de muerte.

Métodos de cálculo

Existen varios métodos de análisis diferentes. Dependiendo de la precisión que desees que tenga el análisis de la composición corporal, puedes optar por métodos de análisis en casa o en el laboratorio. Los métodos caseros incluyen los que se realizan comúnmente en gimnasios y centros de acondicionamiento físico que no requieren equipos de alta tecnología. Entérate cómo calcular la grasa corporal para saber qué implica cada uno de los diferentes enfoques, así como los pros y los contras de cada uno.

¿Qué es un análisis de composición del cuerpo?