Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Ejercicios para reafirmar el rostro y el cuello

Lic. Beth Asaff
Chica estirando su cuello

Si te preocupa la flacidez de los músculos de la cara y el cuello a medida que envejeces, el ejercicio para la papada puede ser útil. Los ejercicios faciales y de cuello que se dirigen al área de la quijada han demostrado que contribuyen a tensar estos músculos y a levantar la piel.

¿Qué es la papada?

La palabra "papada" se refiere a la mandíbula inferior y en particular a la carne debajo de la mandíbula. A medida que las personas envejecen, los músculos de esta área pierden tono, haciendo que la piel, los músculos y la grasa acumulada en el área se caigan.

Si la papada caída es una preocupación, hay cosas que se pueden hacer para ayudar a tensarla nuevamente. La cirugía plástica es una opción, mientras que el ejercicio de la papada es otra.

¿En qué consisten los ejercicios para la papada?

Los ejercicios para la papada se dirigen a los músculos de las mejillas, el mentón y el cuello para ayudar a tensarlos y reafirmarlos. El hecho de ejercitar estas áreas también puede ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a las áreas circundantes, lo que puede ayudar a rejuvenecer la apariencia de la piel. Hay varios ejercicios diferentes que se centran en estas áreas.

Ejercicio de cuello, papada y mentón

Este ejercicio está dirigido al área debajo del mentón, y se cree que ayuda a erradicar el aspecto del "mentón doble".

Siéntate derecho, con la barbilla apuntando hacia el techo, hasta que puedas sentir un estiramiento muy leve en los músculos del cuello. Haz un movimiento de masticación con la mandíbula 20 veces. Descansa y repite.

Ejercicio para el cuello y la papada

Siéntate derecho, con la barbilla apuntando hacia el techo. Mueve los labios y dirígelos hacia el techo. Sostenlos ahí por cinco segundos y relájate. Repite hasta cinco veces.

Ejercicio de cuello y garganta

Siéntate derecho, con la barbilla apuntando al techo, con los labios juntos y relajados. Extiende el labio inferior y muévelo hacia arriba para cubrir el labio superior tanto como sea posible. Mantén esta posición durante cinco segundos y relájate. Repite cinco veces.

Ejercicio de mejillas y papada

Siéntate cómodamente con la cara relajada. Manteniendo los labios juntos, levanta el labio superior hacia la nariz como si estuvieras frunciendo solo el labio superior. Tira de las esquinas de los labios hacia arriba con una sonrisa de labios cerrados para sentir los músculos a lo largo de la papada y la línea de la mandíbula apretada. Sostén esto durante 10 segundos y relájate. Repite cinco veces.

Ejercicio dirigido específicamente a la papada

Siéntate derecho e inclina la cabeza hacia atrás para que tu barbilla se dirija hacia el techo. Empuja tu mandíbula inferior hacia adelante y hacia arriba, para que se extienda aún más hacia el techo. Mantén esta posición durante 10 segundos y relájate. Repite cinco veces.

Repetición de los ejercicios

Como en todos los ejercicios, los efectos que verás en la papada y en la línea de la mandíbula son acumulativos; cuanto más ejercites el área de la papada, mejores serán los resultados. Se recomienda realizar estos ejercicios todos los días durante tres o cuatro semanas. Después de este período de tiempo, se pueden realizar de tres a cuatro veces por semana, como la mayoría de los ejercicios.

Inclúyelos en el día a día

Debido a que estos ejercicios no requieren ningún equipo especial y pueden realizarse en cualquier lugar, pueden adaptarse fácilmente a tu estilo de vida diario. Simplemente realiza estas rutinas mientras tomas un descanso en tu escritorio, o sentado en el costado de tu cama al entrar o salir de ella.

Resultados que se pueden ver

Aunque los ejercicios para la papada pueden no ser el remedio antienvejecimiento perfecto que muchas personas buscan, sí pueden ayudar a mejorar el aspecto y la sensación del área de la papada, el cuello, las mejillas y la piel. Combínalos con ejercicio corporal total y regular y una dieta saludable para lograr los mejores resultados. Prueba estos ejercicios y podrás empezar a ver resultados en unas pocas semanas.

Ejercicios para reafirmar el rostro y el cuello