Cintura estrecha y muslos gruesos

Lic. Laura Williams
Mujer con su entrenador haciendo sentadillas

Si tu tipo de cuerpo puede describirse mejor como "cintura delgada, muslos gruesos", entonces probablemente quieras saber cómo puedes adelgazar tus muslos. Ten en cuenta que es posible que nunca tengas las piernas súper delgadas de una supermodelo y que tu cuerpo siempre se incline hacia la "pera", pero eso no significa que no puedas tonificarte y perder algo de circunferencia alrededor de tus piernas.

Pérdida de grosor en los muslos

Siempre que estés tratando de perder peso desde cualquier parte de tu cuerpo, necesitarás aumentar la cantidad de ejercicio cardiovascular que estás realizando. El cardio gasta calorías y mantiene tu metabolismo acelerado durante horas después del entrenamiento. Este aumento en la quema de calorías contribuirá a la pérdida de peso en todo el cuerpo, incluyendo la grasa persistente en los muslos. Recuerda que si eres una mujer con forma de pera por naturaleza, la grasa alrededor de los muslos puede ser más resistente que la grasa de otras partes del cuerpo. Solo mantente en ello y al final verás la diferencia.

Cardio para tonificar las piernas

Al elegir el ejercicio cardiovascular, elige ejercicios que tonifiquen tus muslos, como caminar, correr, subir escaleras o andar en bicicleta. Tú puedes pensar que a medida que agregas músculo a tus piernas, tus muslos se volverán más voluminosos si realizas este tipo de ejercicios. Aunque eso puede ser cierto a corto plazo, a medida que empieces a perder grasa de los muslos, tus piernas se irán fortaleciendo y ese músculo extra que has desarrollado se verá tonificado y fabuloso, no voluminoso y grande. Intenta realizar entre 30 y 60 minutos de ejercicio cardiovascular la mayoría de los días de la semana para lograr la pérdida de grasa y mejorar tu estado físico general.

Levantamiento de pesas

Levantar pesas te ayudará a añadir músculo a tu estructura, lo que te ayudará a quemar calorías a lo largo del día, lo que te llevará a una mayor pérdida de peso. Además, tú quieres que tus piernas se vean fuertes y saludables, y levantar pesas te ayudará a lograr esa meta. Para tonificar los muslos, escoge ejercicios que se dirijan a los principales grupos musculares de las piernas y realiza varias series de cada ejercicio utilizando un peso más ligero. Por ejemplo, tú podrías realizar los siguientes cuatro ejercicios espalda con espalda como una súper serie para adelgazar tus muslos:

  1. Flexiones en cuclillas: Sostén una mancuerna en cada mano y haz ejercicios de flexión en cuclillas durante un minuto.
  2. Una flexión de paso hacia adelante con mancuernas: Sostén una pesa en cada mano y haz una flexión al caminar en cada paso con cada pierna. Haz esto por un minuto.
  3. Sentadillas con las piernas abiertas: Sostén una sola mancuerna entre tus dos manos, abre bien las piernas y realiza una serie de sentadillas de plie durante un minuto.
  4. Levantamiento de pesas: Sostén una pesa en cada mano y realiza repeticiones de levantamiento muerto durante un minuto.

Después de realizar una súper serie dirigida a los principales grupos musculares de las piernas, puedes añadir ejercicios que se dirijan a cada grupo muscular individual de los muslos. Por ejemplo, puedes dirigirte a los cuádriceps con una extensión de pierna, a los tendones de la corva con un rizo de pierna y a la parte interna y externa de los muslos con ejercicios para los abductores y aductores.

Equilibrando la parte superior de tu cuerpo

La mayoría de las mujeres con forma de pera que tienen la constitución de cintura delgada y muslos gruesos a menudo tienen la parte superior del cuerpo más pequeña. Para equilibrar estéticamente tus muslos más gruesos, asegúrate de que también realizas ejercicios de entrenamiento con pesas para fortalecer los músculos de la parte superior de tu cuerpo. A diferencia de los ejercicios que realizas cuando te concentras en la parte inferior de tu cuerpo, querrás elegir pesos más pesados y realizar menos repeticiones al levantar pesas para la parte superior de tu cuerpo. Esto te ayudará a desarrollar masa muscular, y a medida que tus muslos se inclinen hacia afuera, tu cuerpo comenzará a verse más proporcionado.

Cintura delgada y muslos gruesos bien equilibrados desde ya

A medida que transformes tu cuerpo en la forma que siempre quisiste, asegúrate de vestirte de una manera que haga que tus muslos se vean más delgados. Elige colores sólidos en la mitad inferior y en la parte superior usa prendas que atraigan la atención hacia el escote y la cara. También puedes equilibrar una mitad inferior más ancha con suéteres o chaquetas que ofrecen una manga abullonada o un cuello interesante. Incluso el mejor programa de ejercicio toma tiempo, así que puedes desde ya ayudar a tu imagen y hacer que la gente piense que tus muslos son más delgados mientras trabajas para que esto sea una realidad.

Cintura estrecha y muslos gruesos