23 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
una mujer embarazada en el trabajo

A las 23 semanas de embarazo, tanto tú como tu bebe continúan aumentando de peso. Este es un buen momento para comenzar a planificar tu permiso de maternidad y empezar a considerar como administrarás tu vida con un pequeño alrededor. Tener un plan sólido puede aliviar la ansiedad de este momento tan emocionante.

El desarrollo de tu bebé

En la semana 23 de tu embarazo, tu bebé ya está midiendo un poco más de 11 pulgadas (28 centímetros) en promedio. Él o ella está inclinando la balanza en alrededor de 1.1 libras (500 gramos). La Clínica Mayo señala los siguientes desarrollos significativos para esta semana:

  • feto a las 23 semanas
    Tu bebé ahora tiene movimientos oculares rápidos (REM) durante algunos períodos. Este tipo de sueño es muy importante para el desarrollo cerebral y continuará a lo largo de la vida de tu hijo.
  • Su piel ha cambiado ligeramente. Ahora es más fácil ver a través de la piel y la piel adquiere un tono rosado debido a los vasos sanguíneos visibles a través de ella.
  • Las huellas dactilares únicas de tu pequeño se han formado esta semana.
  • El lanugo de tu bebé se está volviendo más oscuro y más visible.

Si un bebe nace en esta semana, es muy posible que sobreviva; sin embargo, él o ella requeriría atención médica intensiva.

Tu cuerpo cambiante

Tu útero continúa creciendo esta semana, y la parte superior ahora alcanza aproximadamente una pulgada y media (casi cuatro centímetros) sobre la altura tu ombligo, según la Asociación Estadounidense del Embarazo. En este punto del embarazo, la mayoría de las mujeres han ganado entre 12 y 15 libras (5.5 a 7 kilos ), pero hay alguna variación. Habla con tu médico o partera si te preocupa estar ganando demasiado o muy poco peso.

Fugas de líquido

Debido a que tu útero se ha expandido tanto, éste continúa presionando tu vejiga. Probablemente ya hayas notado que necesitas correr al baño un poco más seguido, pero algunas mujeres también experimentan pérdida de orina durante esta etapa del embarazo. Si notas que has filtrado un líquido transparente, es importante determinar si se trata de orina o líquido amniótico. Pueden verse similares, pero el líquido amniótico no debe tener olor alguno. Si tienes dudas sobre si el líquido es orina o líquido amniótico, comunícate con tu proveedor de atención médica de inmediato.

Sentirte olvidadiza

También puedes notar que estás más olvidadiza de lo que solías estar. A veces, esto es llamado "cerebro de embarazada" y se caracteriza con olvidos y lapsos de distracción inusuales. Esto es normal y se debe a la gran cantidad de hormonas en tu cuerpo. Si es posible, trata de tener más paciencia contigo misma por estar actuando olvidadiza y distraída. Regresarás a tu ser inteligente y normal después de que nazca el bebé.

Más información sobre la semana 23 de tu embarazo

Tener un bebé puede plantear muchas preguntas, especialmente cuando se trata de empleo y cuidado de niños. Planificar la llegada de tu bebé puede ayudarte a reducir tus sentimientos de ansiedad.

Licencia de maternidad

Si estás trabajando fuera del hogar, este es un excelente momento para finalizar tus planes para tu permiso de maternidad y comenzar los trámites. Bajo la Ley de Ausencia por Maternidad Familiar y Médica, muchos empleadores en los Estados Unidos están legalmente obligados a dar a los empleados 12 semanas de licencia sin sueldo después del nacimiento de un bebé. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres.

Si bien muchas mujeres dejan de trabajar durante el séptimo u octavo mes de embarazo, otras trabajan hasta el parto. A menos que desarrolles complicaciones que requieran reposo en cama o que tu proveedor de atención médica te diga lo contrario, no hay ninguna razón médica por la que no puedas trabajar hasta el final de tu embarazo. Sin embargo, es importante darse cuenta de que tu bebé puede llegar temprano. Por esta razón, preparar lo necesario para la licencia de maternidad lo más pronto posible es una decisión inteligente.

Hablando de tus planes para tu licencia de maternidad, recuerda hablar con tu supervisor y con el gerente del departamento de recursos humanos sobre ellos. Comunicar claramente tus planes garantizará una transición más fluida.

Cuidado del infante

No todas las familias tienen la opción de que uno de los padres se quede en casa con los niños, y muchas mujeres eligen continuar trabajando después de su licencia de maternidad. Es importante discutir tus planes como familia para que, de necesitarlo, puedas apartar un lugar en la lista de espera de la guardería especializada que deseas para tu bebé. Muchas guarderías tienen largas listas de espera, por lo que este es un buen momento para visitar los centros de cuidado infantiles y las guarderías para que puedan encontrar una que les agrade tanto a ti como a tu pareja.

Mirando hacia el futuro

Tu bebé ha estado creciendo a un ritmo constante a lo largo de tu embarazo, pero él o ella está a punto de comenzar a ganar velocidad. En las próximas seis semanas, tu pequeño duplicará su tamaño. Sigue comiendo bien y cuídate para ayudar a tu bebé a crecer.

23 semanas de embarazo