Up Next
Up Next

24 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
una mujer embarazada

Tu bebé esta creciendo tanto en longitud como en peso, y ya está comenzando a dormir y despertarse a intervalos regulares. En cambio, es posible que descubras que no estás pudiendo dormir bien debido al síndrome de piernas inquietas relacionado con el embarazo, pero tu médico o partera puede ayudarte a combatir este molesto trastorno.

El desarrollo de tu bebé

A las 24 semanas de embarazo, o 22 semanas desde la concepción, tu bebé mide casi un pie (30 centímetros) de la cabeza a los pies. Ahora pesa alrededor de 1.3 libras (590 gramos) en promedio.

La Clínica Mayo señala que el gran desarrollo de esta semana son los patrones de sueño y vigilia de tu bebé. Desafortunadamente, los ciclos de sueño de tu pequeño no siguen los de los niños mayores o adultos. Duerme por unas horas, luego está despierto por unas horas. Estos períodos de vigilia y sueño serán más regulares, pero en esta etapa, no son predictivos de los futuros patrones de sueño de tu bebé. Si descubres que tu pequeño te está despertando por la noche con sus movimientos, trata de cambiar de posición y relajarte un poco.

Tu cuerpo cambiante

Según la Asociación Estadounidense de Embarazo, tu útero ahora alcanza aproximadamente dos pulgadas (cinco centímetros) sobre la altura de tu ombligo. También es posible que experimentes algunos nuevos síntomas de embarazo.

Piel y ojos secos

Puedes notar que tu piel y ojos están más secos de lo normal. La piel seca puede provocar picazón e incomodidad, así que aplica sobre tu piel una crema hidratante para ayudar a hidratarla. Para los ojos secos, usar gotas para hidratar los ojos es buena idea. Sin embargo, siempre habla con tu proveedor de atención médica antes de usar cualquier medicamento de venta libre.

Piernas inquietas

Si notas una sensación de hormigueo en los músculos de las piernas o sientes la necesidad constante de estirar y mover las piernas, es posible que experimentes el síndrome de piernas inquietas (SPI). Según Intramed, más de una cuarta parte de las mujeres embarazadas experimentan esta alteración del sueño. Los síntomas generalmente comienzan tarde en el segundo trimestre y alcanzan su punto máximo en el tercer trimestre. Los investigadores no están seguros de qué es lo que causa el SPI relacionado con el embarazo, pero puede estar relacionado con los niveles de hierro, las hormonas o la tensión muscular del embarazo. Si tienes problemas para dormir, habla con tu médico o partera.

Más información sobre la semana 24 de tu embarazo

Entre las semanas 24 y 28 del embarazo, tu médico solicitará un examen de glucosa para verificar si hay diabetes gestacional. Instituto Nacional de Salud informa que hasta el cinco por ciento de las mujeres embarazadas tienen esta complicación, que implica picos y descensos no saludables en los niveles de azúcar en la sangre. La diabetes gestacional no controlada puede ser un riesgo para ti y tu bebé, por lo que esta evaluación es importante.

Detección de diabetes gestacional

la prueba de diabetes gestacional

Cuando te sometes a exámenes de detección de diabetes gestacional, tu proveedor de atención médica te pedirá que tomes una bebida rica en azúcar y almibarada, y luego, una hora más tarde, te medirá el nivel de azúcar en la sangre para ver cómo el cuerpo procesa los azúcares. Si tienes un nivel de azúcar en la sangre poco saludable después de la evaluación inicial, regresarás para una prueba de seguimiento.

Para la evaluación de seguimiento, deberás evitar comer o beber nada durante 12 horas antes de la prueba. Luego, el médico analiza el nivel de azúcar inmediatamente después de llegar. Después de eso, beberás una bebida azucarada más fuerte y te analizarán el azúcar cada hora durante un período de tres horas.

Síntomas de la diabetes gestacional

Estos síntomas deben ser informados a tu proveedor de atención médica, ya que pueden ser signos de diabetes gestacional:

  • Sentirse muy sediento
  • Orinar con más frecuencia
  • Perder o ganar peso más rápido de lo esperado

Tratamiento para la diabetes gestacional

Según la Clínica Mayo, se te pueden solicitar que realices uno o más de los siguientes tratamientos para la diabetes gestacional:

  • Mantener un registro de tu dieta y elegir alimentos saludables
  • Controlar tu nivel de azúcar en la sangre con regularidad
  • Hacer ejercicio más a menudo
  • Tomar medicamentos para mantener tu nivel de azúcar en la sangre en el nivel apropiado

Tu médico también puede desear llevar un control más de cerca, que de costumbre, sobre la salud de tu bebé.

Mirando hacia el futuro

Ya sea que pases en negativo tu prueba de detección de diabetes gestacional o no, sigue siendo muy importante seguir una dieta saludable. Tu pequeño todavía tiene mucho por hacer, tomar esas vitaminas prenatales y comer bien te dará los nutrientes necesarios para su crecimiento saludable.

24 semanas de embarazo