26 semanas de embarazo

Lic. Kate Miller-Wilson
una mujer embarazada y ensalada

Durante la semana 26, tu bebé continúa desarrollándose y creciendo, y tu cuerpo puede estar trabajando duro preparándose para el parto. Sigue comiendo bien, cumple con las citas de cuidado prenatal y descansa lo suficiente para darle a tu bebé la ventaja que merece.

El desarrollo de tu bebé

Tu pequeño sigue creciendo, ahora mide alrededor de 14 pulgadas (35.5 centímetros) de la corona a los pies. También pesa alrededor de 1.7 libras (771 gramos) en la semana 26 de tu embarazo. De acuerdo con la Clínica Mayo, tu bebé también está haciendo otros desarrollos importantes.

Formación de las uñas

A tu bebé le han comenzado a crecer las uñas. Todavía pasarán varias semanas antes de que sus uñas alcancen el final de las yemas de los dedos.

Los pulmones comienzan a madurar

Los pulmones de tu pequeño ahora están formando bolsas de aire. Los pulmones también están empezando a producir algo llamado surfactante. Esto permite que los sacos de aire se inflen completamente y evita que se adhieran entre sí cuando están inflados.

Tu cuerpo cambiante

Según la Asociación Estadounidense del Embarazo, tú estás creciendo a una velocidad de aproximadamente media pulgada (un centímetro sobrado) cada semana, aunque a veces puede sentirse como más. Sigue comiendo bien y aumentando de peso constantemente. Deberías haber ganado alrededor de 16 a 22 libras (7 a 10 kilos) para este momento.

Comienzo de las contracciones de Braxton Hicks

En este punto de tu embarazo, puedes notar que experimentas calambres o rigidez leves en la ingle o el abdomen. Tu útero se está poniendo a practicar un poco con las contracciones de Braxton Hicks, que pueden ocurrir en cualquier momento desde aproximadamente este punto hasta el final de tu embarazo. Típicamente, estas contracciones son muy leves y ocurren en individuos esporádicos (de una en una y ocasionalmente). La Asociación Estadounidense del Embarazo informa que las contracciones pueden durar entre 30 segundos y aproximadamente dos minutos. Las contracciones usualmente disminuirán por sí mismas.

Ayuda para las contracciones de Braxton-Hicks

En la mayoría de las mujeres, las contracciones de Braxton-Hicks son indoloras, pero algunas mujeres las encuentran un poco dolorosas. De cualquier manera, pueden ser incómodas. Para aliviar la incomodidad y detener las contracciones si te están molestando, puedes probar estos trucos:

  • Tomar un baño tibio (no caliente).
  • Beber agua o té de hierbas.
  • Cambiar de posiciones o actividades.

Identificando el trabajo de parto prematuro

Es importante saber la diferencia entre el parto prematuro y las contracciones de Braxton-Hicks. El parto prematuro difiere de las contracciones de Braxton-Hicks de varias maneras:

  • Las contracciones del parto pretérmino a menudo son más dolorosas.
  • El parto pretérmino a menudo implica contracciones regulares, en lugar de esporádicas.
  • En el trabajo de parto prematuro, las contracciones no cesarán si cambias de posición, tomas un baño tibio o tomas líquidos.

Es importante que te comuniques con tu proveedor de atención médica de inmediato si experimentas los signos anteriores o si observas algo de lo siguiente:

  • Sangrado
  • Fuga de fluido
  • Presión en tu vagina o pelvis
  • Más de cinco contracciones en una hora

Más información sobre la semana 26 de su embarazo

La dieta continúa desempeñando un papel importante en tu embarazo, incluso a fines del segundo trimestre. Además de tomar vitaminas prenatales, comer una dieta balanceada y controlar tu peso, es importante entender un poco sobre el consumo de pescado.

Peces que debes evitar

Según la FDA, es una buena idea comer pescado durante el embarazo, pero debes evitar ciertos tipos de pescado debido al alto contenido de mercurio en estas especies. Además de verificar las recomendaciones locales sobre las especies que viven en lagos y ríos cerca de ti, siempre debes evitar los siguientes peces cuando estás embarazada o amamantando:

  • Peces de la especie Blanquillos
  • Tiburón
  • Caballa real o rey mackerel
  • Pez espada
  • Reloj anaranjado (pez emperador o pargo alazán)
  • Aguja o marlin

Pescado que puedes comer en cantidades limitadas

La FDA recomienda que no comas más de dos comidas a la semana que contengan alguno de los siguientes pescados:

  • salmón
    Salmón
  • Pez gato
  • Atún claro enlatado (no atún blanco)
  • Abadejo
  • Gamba o langostinos
  • Tilapia
  • Percas
  • Trucha
  • Pescado blanco

Mirando hacia el futuro

Es posible que tu cuerpo se esté preparando para el parto en forma de contracciones de Braxton-Hicks, pero aún te quedan unos meses. Sigue cuidando mucho de ti y de tu pequeño en las próximas semanas.

26 semanas de embarazo