3 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
esperma y óvulo

¡Felicidades! Tu óvulo ha sido fertilizado y ahora se le conoce como un cigoto. Tu pequeño crecerá mucho esta semana, y tu cuerpo se preparará para asumir el papel de madre. Todavía es demasiado temprano para hacer una prueba de embarazo, pero las cosas ya están cambiando en tu cuerpo.

El desarrollo de tu bebé

Tan pronto como el espermatozoide se encuentra con el óvulo que ha estado esperando en la trompa de Falopio, las cosas empiezan a suceder. Inmediatamente, el óvulo y el esperma se combinan para formar un cigoto. El cigoto es microscópico y se compone de una sola célula, pero es la primera célula de tu bebé, y contiene el ADN que determinará muchos de los rasgos de tu pequeño.

A las pocas horas de la concepción, el cigoto comenzará a dividirse. Primero, se divide en dos células. A continuación, cada uno de estas se dividen, dando lugar a cuatro células. Este proceso continúa, y para el final de la semana, su bebé consta de cientos de células y se llamará un blastocisto. El blastocisto tiene la forma de una frambuesa microscópica. De acuerdo con la Clínica Mayo, las células externas de esta frambuesa se convertirán en el saco amniótico del bebé, y las células internas finalmente se convertirán en tu hijo. Como se está dividiendo, el blastocisto está viajando por tu trompa de Falopio hasta el útero, donde pasará los próximos nueve meses.

Tu cuerpo cambiante

De muchas maneras, tu cuerpo continuará como si nada hubiera pasado. Sin embargo, el revestimiento de tu útero será cada vez más grueso al iniciar la preparación para convertirse en la vivienda de tu bebé y proporcionarle nutrición. También producirá más estrógeno y progesterona, las hormonas que guiarán a tu cuerpo durante el viaje que estás a punto de tomar.

Algunas mujeres afirman que saben que están embarazadas tan pronto como conciben, a pesar de que pueden no tener síntomas físicos del embarazo. No hay ninguna investigación para apoyar esta idea, pero puede que notes que te sientes diferente en formas que son difíciles de explicar.

Más información sobre la semana 3 de su embarazo

Considera lo siguiente durante la semana 3:

 el esperma se encuentra con el óvulo
  • Si estás tratando de quedar embarazada, la semana 3 puede ser un momento frustrante. Todavía es demasiado pronto para hacerte una prueba de embarazo, ya que tu bebé aún no se ha implantado en el útero. Si es posible, intenta hacer algunas actividades divertidas que mantengan tu mente fuera del suspenso que estás sintiendo ahora.
  • También es una buena idea comprar una prueba de embarazo, si es que aún no la has comprado. Algunas pruebas tempranas le permiten verificar el embarazo cuatro o más días antes de la fecha en la que se espera la menstruación, por lo que podrías hacerte la prueba la próxima semana.
  • A pesar de que no se puede decir con certeza todavía, tu cuerpo está ocupado creando un bebé. Recuerda, cuidar de tu salud es ahora más que nunca, la prioridad más alta. Descansa mucho y lleva una dieta saludable.
  • Si tienes preocupaciones o dudas concerniente a tu embarazo, especialmente si notas sangrado o si tienes dolor en el abdomen, comunícate con tu médico de inmediato. Estos podrían ser signos de una condición grave que requiere atención médica, como un embarazo ectópico.

Mirando hacia el futuro

Si ha estado llevando un registro de tu temperatura corporal basal (TCB) durante el último par de semanas, continúa haciéndolo. A principios de la próxima semana, el blastocito se implantará en el útero, y una baja en la TCB podría indicar que el gran evento ha sucedido. Cuanta más información tengas, ¡mejor!

3 semanas de embarazo