Up Next
Up Next

30 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
una mujer embarazada se releja

Es perfectamente normal sentir cierta inestabilidad emocional durante la semana 30 de tu embarazo. Comprender de dónde provienen estos sentimientos y usar algunas técnicas de relajación para sobrellevarlos puede ayudarte a disfrutar esta parte de tu embarazo.

El desarrollo de tu bebé

Para la semana 30, tu bebé pesa casi tres libras (1.4 kilos) y mide aproximadamente 15,7 pulgadas (40 centímetros) de la cabeza a los pies. Según la Clínica Mayo, también está experimentando los siguientes desarrollos esta semana:

  • Aunque tu bebé ya ha tenido los ojos abiertos por un par de semanas, durante la semana 30, los ojos de tu pequeño ahora están abiertos de par en par.
  • En este momento de tu embarazo, la médula ósea de tu bebé ahora es capaz de producir glóbulos rojos. Los glóbulos rojos liberan oxígeno y eliminan los desechos del cuerpo.
  • También puede haber desarrollado una buena cantidad de cabello para este momento de tu embarazo.

Tu cuerpo cambiante

La Asociación Estadounidense del Embarazo informa que los cambios de humor son bastante comunes durante el tercer trimestre, ya que tus niveles de hormonas continúan fluctuando. Como los cambios de humor pueden verse agravados por la fatiga, conviene priorizar el descanso que necesitas. Pídele ayuda a tu pareja con los quehaceres domésticos, contrata a una niñera para que tengas un descanso de tus hijos mayores y trata de evitar trabajar hasta tarde en la oficina.

Durante la semana 30, puedes notar que se te escapa el calostro de los pezones. Esta es la manera en que tu cuerpo se prepara para amamantar. No es motivo de preocupación, y la sustancia se puede absorber fácilmente usando almohadillas para el pecho dentro de tu sujetador.

Más información sobre la semana 30 de su embarazo

Si te sientes tensa, es posible que desees considerar aprender más sobre diversas técnicas de relajación. Además de ayudarte a sobrellevar tus sentimientos sobre la inminente llegada de tu bebé, las técnicas de relajación pueden usarse para proporcionar alivio natural del dolor durante el trabajo de parto. Si bien el yoga prenatal es una de las formas más populares de promover la relajación, muchos otros ejercicios pueden ayudarte a aprender a regular mejor tu estado emocional.

Una técnica básica de relajación física requiere que te recuestes en una posición cómoda. Luego, simplemente cierras los ojos y te concentras en tensar y relajar alternativamente las distintas partes de tu cuerpo. Comienza con los dedos de los pies y avanza hasta la parte superior de tu cuerpo.

Las técnicas de relajación mental se enfocan más en aclarar tu mente. Para practicar esta forma de relajación, siéntate en una posición cómoda y concéntrate en seguir el patrón de tu respiración. Intenta vaciar tu mente de cualquier pensamiento desagradable. Inhala profundamente por la nariz y exhala lentamente por la boca hasta que te sientas completamente relajada.

Mirando hacia el futuro

En solo unas diez semanas, tu embarazo estará llegando a su fin. Cuídate mucho y pregúntale a tu médico o partera sobre cualquier duda o inquietud que tengas. ¡Pronto conocerás a tu bebé!

30 semanas de embarazo