Up Next
Up Next

35 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
una mujer embarazada en escala

Tu bebé continúa aumentando de peso durante la semana 35 de tu embarazo, y es posible que baje más en tu abdomen en preparación para el día del parto. Esta caída puede causarte un poco de urgencia urinaria adicional, pero existen estrategias para ayudarte con esa molestia.

El desarrollo de tu bebé

Para la semana 35 de tu embarazo, tu bebé mide más de 18 pulgadas (46 centímetros) de largo desde la parte superior de la cabeza hasta los lindos deditos de sus pies. Él está pesando un promedio de 5.25 libras (2 kilos 380 gramos). De acuerdo con la Clínica Mayo, tu pequeño seguirá subiendo de peso durante esta semana y el resto de tu embarazo. Espera que tu bebé suba aproximadamente media libra (225 gramos) cada semana. Subir de peso y obtener esta capa de grasa extra debajo de su piel hará más que darle a tu pequeño esa adorable apariencia llenita; también ayudará a tu bebé a regular la temperatura de su cuerpo después del nacimiento.

Éste es también un momento en que la vérnix caseosa, esa sustancia cerosa que cubre la piel de tu pequeño, aumentará de grosor.

Tu cuerpo cambiante

La Asociación Americana del Embarazo informa que es posible que puedas sentir la parte superior de tu útero a una altura aproximada 6 pulgadas (15 centímetros) por encima de tu ombligo antes de la semana 35 de tu embarazo. Tu aumento de peso es probablemente de entre 24 y 29 libras (10.88 a 13 kilos). Sin embargo, hay muchas formas en que puedes soportar este exceso de peso. Dependiendo de tu propio tamaño y la posición de tu bebé, puedes llevarlo más alto, más bajo, más grande, más pequeño, más ancho o más compacto que otras de tus amigas embarazadas.

Acomodo del bebé

Tu bebé puede caer (o posicionarse) a la parte inferior de tu abdomen en este punto de tu embarazo o en las próximas semanas. Llamado "aligeramiento", esto es parte de la preparación de tu cuerpo para el nacimiento. Aunque esta caída libera más espacio en la parte superior del abdomen y el pecho, lo que te permite hacer respiraciones más profundas por primera vez en las últimas semanas, también ejerce más presión sobre la parte inferior del abdomen y la vejiga. Esto puede provocar frecuencia urinaria y, a veces, incontinencia.

Estrategias para moderar la frecuencia urinaria e incontinencia

Estas estrategias pueden ayudar si encuentras que estás haciendo frecuentes viajes al baño:

  • mujer que tiene que orinar
    Evita beber cualquier líquido en las horas previas a la hora de acostarte y usa el baño antes de irte a dormir. Esto ayudará a evitar despertarte para usar el baño.
  • Practica ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico. Contrae los mismos músculos que usarías para detener el flujo de la orina.
  • Ubica el baño más cercano cuando estés lejos de casa. De esa manera, si necesitas llegar rápidamente, no perderás el tiempo tratando de encontrarlo.
  • Usa el baño con frecuencia, incluso si no tienes que ir. Esto evitará que tu vejiga se llene.

Si notas que estás perdiendo líquido, recuerda confirmar que es orina y no líquido amniótico. Llama a tu médico si no estás segura o si sospechas que estás perdiendo líquido amniótico.

Más información sobre la semana 35 de tu embarazo

Aunque es posible que estés planeando un parto vaginal, es importante saber que los nacimientos por cesárea a menudo son necesarios para que los bebés lleguen seguros al mundo. Comprender las condiciones que pueden provocar una cesárea y los efectos de este procedimiento pueden ayudarte a aliviar parte de tu ansiedad. Este es un buen punto en tu embarazo para investigar este tipo de nacimiento.

¿Cuándo se realiza una cesárea?

En caso de sufrimiento fetal, prolapso del cordón umbilical, ruptura del útero u otras complicaciones, una cesárea suele ser la mejor opción para un parto seguro. Muchos médicos también realizan cesáreas si la madre sufre una enfermedad renal, un trastorno respiratorio u otra afección que dificultaría un parto vaginal.

Sin embargo, muchos expertos están preocupados por el reciente aumento en los nacimientos por cesárea. Aproximadamente 33% de los bebés nacen por cesárea en los Estados Unidos. Si bien una gran parte de estas cesáreas eran médicamente necesarias, otras se realizaron principalmente por conveniencia o para protegerse contra posibles demandas por negligencia profesional.

Después de una cesárea

Debido a que una cesárea es una cirugía abdominal mayor, la mayoría de las mujeres requerirán una estadía de tres a cuatro días en el hospital y un tiempo de recuperación más prolongado del que se necesita para un parto vaginal. También es importante tener en cuenta que el 50% de los bebés nacidos por cesárea tienen puntuaciones bajas de Apgar al nacer. Este puntaje se usa para medir la condición mental y física de un bebé en el momento en que nace.

Más información sobre la cesáreas

Tu médico o partera es tu mejor recurso para averiguar más sobre el parto por cesárea. Tu proveedor de atención médica puede informarte sobre todos los riesgos y beneficios, así como sobre tus propias posibilidades de requerir este tipo de procedimiento.

Mirando hacia el futuro

Después de esta semana, tendrás que esperar aproximadamente un mes hasta que conozcas a tu pequeño. Tus visitas prenatales serán más frecuentes en las próximas semanas a medida que se acerca el día del parto.

35 semanas de embarazo