4 semanas de embarazo

Lic. Kate Miller-Wilson
Revisado por Terri Forehand RN
embrion a las cuarto semanas

Grandes cosas suceden tanto para ti como para tu bebé durante la cuarta semana de embarazo, a pesar de que todavía pudieras no saber en absoluto que estás esperando. Dado que los médicos cuentan tu embarazo desde el primer día de tu último ciclo menstrual, tu bebé en realidad sólo tiene dos semanas de edad cuando estás embarazada de cuatro semanas.

El desarrollo de tu bebé

Al comienzo de la cuarta semana de tu ciclo, el óvulo fertilizado se ha convertido en un blastocisto, o una bola de células. Esta bola ha viajado por tu tubo de Falopio y se está preparando para ponerse cómoda en tu útero. Este proceso, llamado implantación, involucra que el blastocisto penetre en el revestimiento del útero, y ocurre en esta semana.

Implantación del blastocisto

Según Natalben, el proceso se produce en varias etapas:

  • Primero, aproximadamente siete días después de la concepción, el blastocisto se adhiere al revestimiento del útero. El blastocisto deja de moverse y rueda hasta encontrar un lugar para fijarse.
  • Durante los próximos dos o tres días, el blastocisto se introduce más profundamente en el endometrio, o revestimiento uterino. En el momento en que el blastocisto se implante completamente, será totalmente enterrado.
  • Alrededor de 12 días después de la concepción, o hacia el final de esta semana, se formará el tapón de la coagulación. Esto cierra la superficie del endometrio alrededor del blastocisto, proporcionando un lugar cómodo para que crezca.

Las celdas comienzan a diferenciarse

Cuando se adhiere a la pared uterina, el blastocisto experimenta algunos cambios propios. Las células dentro del blastocisto continúan dividiéndose y diferenciándose. A mediados de esta semana, el blastocisto tiene dos capas de células muy diferentes. La capa externa protegerá y alimentará al bebé, y la capa interna continuará formándose en el embrión.

El blastocisto comienza a producir hCG

Tan pronto como se ha puesto cómodo en el útero, el blastocisto comenzará a producir una hormona llamada "gonadotropina coriónica humana" (hCG). Esta hormona entrará en tu torrente sanguíneo y finalmente alcanzará concentraciones lo suficientemente altas como para ser detectadas por una prueba de embarazo.

Tu cuerpo cambiante

blastocisto implantado

A medida que el blastocisto se implanta en tu útero, puedes o no notar algunos síntomas. No todo el mundo experimenta estos signos, y es totalmente posible que tú no te sientas para nada diferente.

Sangrado de la implantación

De acuerdo con la Clínica Mayo, algunas mujeres, tal vez hasta un 30%, pueden experimentar unas manchas ligeras, llamadas sangrado de implantación. Este sangrado ocurre unos días antes de la fecha en la que normalmente esperarías tu período, y coincide con que el blastocisto se incruste en el revestimiento de tu útero. A medida que el blastocisto penetra, puede desplazar algunas de las células circundantes. La implantación no le sucede a todo el mundo, pero aquí está cómo saber si te está sucediendo a ti:

  • El sangrado aparece unos cuatro o cinco días antes de lo que aparecería si fuera tu período.
  • El sangrado es muy ligero, y dura sólo unas pocas horas o un día.
  • Las manchas pueden ser de color rojo claro, marrón claro o rosa pálido.

Los cólicos de implante

Algunas mujeres también reportan tener calambres durante la fase de implantación del embarazo. Estos se pueden sentir de forma similar a los cólicos menstruales ligeros, pero ocurre unos días antes de lo que normalmente sería tu período menstrual. Por sí solo, esto no es un signo de embarazo, pero si también estás experimentando manchado ligero, esto podría confirmar aún más tus sospechas. Sin embargo, si notas calambres severos o sangrado profuso, comunícate de inmediato con tu médico o partera. Esto puede ser un signo de aborto espontáneo o embarazo ectópico.

Más información sobre la semana 4 de tu embarazo

Utero de cuatro semanas

Ya sea que experimentes o no estos síntomas, quizás puedas comprobar el embarazo al final de esta semana. Dado que el blastocisto comienza a liberar hCG tan pronto como se implanta, puedes tomar una prueba inicial de embarazo para ver si puedes detectar esta hormona. Algunos exámenes iniciales dicen ser precisos hasta cuatro días antes del tiempo en el que debería llegarte tu período. Sin embargo, si recibes un resultado negativo con esta prueba, no te preocupes. Los niveles de hCG en tu cuerpo seguirán aumentando, y obtendrás un resultado más preciso después de que transcurra la fecha en que esperabas tu menstruación.

Mirando hacia el futuro

Mientras que algunas mujeres experimentan sangrado de implantación y calambres, otras no tienen ninguna muestra de que sus vidas pueden estar a punto de cambiar. No te preocupes si no estás notando nada. Tu cuerpo está cambiando de grandes maneras, y pronto tu bebé hará notar su presencia.

4 semanas de embarazo