Conjuntivitis durante el embarazo

Mujer embarazada usando gotas para los ojos

El problema de la conjuntivitis, caracterizado por el enrojecimiento de los ojos, durante el embarazo debe tratarse con prontitud. Esta condición altamente contagiosa ocurre cuando la parte inferior de los párpados se irrita, pero las membranas sobre el blanco de los ojos también pueden verse afectadas. El ojo enrojecido, o conjuntivitis, puede ser causado por un virus, una infección bacteriana o alergias. También puede ser causado por una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Síntomas de la conjuntivitis

Algunos síntomas comunes de la conjuntivitis son:

  • Ojos enrojecidos
  • Irritación o dolor en el área del ojo
  • Picazón o ardor
  • Hinchazón del párpado afectado

Conjuntivitis viral

Si el ojo enrojecido es causado por un virus, los antibióticos no tendrán efecto sobre la condición. Una señal de que el ojo enrojecido es del tipo viral es si la secreción proveniente del ojo es transparente.

Conjuntivitis de origen bacteriano

La conjuntivitis causada por una infección bacteriana necesita ser tratada con antibióticos. Permanece atenta a la descarga de los ojos de color amarillo o verde. Una persona con la versión bacteriana del ojo enrojecido puede despertarse por la mañana con el ojo afectado cerrado por las lagañas debido a las descargas que se acumularon durante la noche. Puedes usar un paño tibio para aflojar la secreción y abrir suavemente el ojo. Los antibióticos en forma de gotas para los ojos generalmente se recetan para el ojo enrojecido bacteriano.

Conjuntivitis alérgica

En el caso de la conjuntivitis causada por un alérgeno, el ojo enrojecido se resolverá una vez que se elimine el irritante del entorno de la persona. La otra opción es tratar la condición con antihistamínicos. Las gotas para los ojos sin receta denominadas "lágrimas artificiales" se pueden usar para reducir la irritación.

Conjuntivitis causada por una enfermedad de transmisión sexual

La clamidia, si no se trata, puede causar problemas oculares en recién nacidos junto con infecciones del tracto respiratorio. Si estás embarazada y tu médico no realiza pruebas rutinarias de ETS como parte de tus análisis de sangre durante el embarazo, solicita que te realicen una prueba también.

Tratamiento de la conjuntivitis durante el embarazo

Si experimentas síntomas de conjuntivitis durante el embarazo (o crees que puedes tenerla), debes ser evaluada por un médico. Él o ella podrá determinar qué tipo de conjuntivitis tienes y recetarte antibióticos, si es necesario.

Antibióticos y embarazo

Hay algunos antibióticos que se consideran seguros para usarlos durante el embarazo, mientras que otros se han determinado como causantes de efecto adverso en el feto. Hay otros medicamentos que se consideran "dudosos" durante el embarazo, ya que los expertos simplemente no saben lo suficiente como para determinar cómo su uso puede afectar a un bebé en crecimiento.

Los riesgos de tomar cualquier medicamento durante el embarazo deben sopesarse contra el beneficio de usarlos para tratar una enfermedad o afección. Debido a que la conjuntivites de origen bacterial puede provocar infecciones más graves, tú y tu médico pueden decidir si se justifica un tratamiento con antibióticos.

Informa a tu médico si estás embarazada antes de que te receten algún medicamento. Si existe la posibilidad de que puedas estar embarazada, el médico también debe tener en cuenta este hecho (esto incluye a las mujeres que intentan concebir).

Previniendo la conjuntivitis

Lavarte las manos a menudo con agua tibia y jabón es una buena manera de prevenir el ojo enrojecido durante el embarazo y otros momentos. No compartas gotas o cosméticos con otros. Usa un paño limpio y una toalla fresca cuando limpies tu cara.

Si tienes una infección en el ojo o estás cuidando a alguien que tiene una, lávate las manos inmediatamente después de tocar el área afectada. Los tejidos o bolas de algodón que se han utilizado en el área infectada se deben eliminar de inmediato.

Mantén las sábanas, fundas de almohadas y toallas que la persona afectada con conjuntivitis haya usado por separado del resto de la ropa de la familia. Lavar estos artículos por separado con algún desinfectante activo evitará cualquier contaminación en el resto de la ropa usada por otros miembros de la familia.

Conjuntivitis durante el embarazo