Tratamiento y cuidados después del aborto espontáneo

Tratamiento luego del aborto espontáneo

Los abortos súbitos, denominados médicamente abortos espontáneos, ocurren entre el 10 y el 20 por ciento de todos los embarazos reconocidos. Un aborto espontáneo no necesariamente significa que una mujer no puede llevar un embarazo a término, ya que muchas mujeres puden concebir después de un aborto espontáneo y dar a luz exitosamente. La mayoría de los abortos espontáneos no tienen causa conocida y no podrían haberse evitado. Si recientemente has tenido un aborto espontáneo, comprender bien el aborto involuntario puede ayudarte a superar este momento estresante en tu vida.

Acerca del aborto espontáneo

Los signos de un aborto involuntario incluyen:

  • Moco blanco o rosado
  • Marrón o sangrado rojo brillante
  • Tejido expulsado de la vagina
  • Contracciones dolorosas y con una separación de cinco a 20 minutos
  • Dolor de espalda
  • Pérdida de síntomas de embarazo

Debes comunicarte con tu proveedor de atención médica si tienes síntomas de un aborto espontáneo, pero es importante no entrar en pánico. Los signos de aborto involuntario también pueden indicar otras preocupaciones que no son tan serias.

Tipos de abortos involuntarios

Hay tres tipos diferentes de abortos involuntarios que una mujer puede experimentar:

Aborto espontáneo completo

Los abortos espontáneos completos ocurren cuando el embrión y los productos del embarazo se vacían del útero por sí solos. Si una mujer se encuentra en las primeras etapas del embarazo, este tipo de aborto espontáneo puede ocurrir incluso antes de que ella se dé cuenta de que ha concebido. Algunas mujeres confunden un aborto espontáneo completo con la llegada de su período menstrual normal.

Aborto inevitable e incompleto

El aborto inevitable e incompleto ocurre cuando el cuello uterino está dilatado y el sangrado ha comenzado, pero no se ha expulsado ningún tejido del útero. Una dilatación y curetaje serán necesarios con este tipo de aborto espontáneo.

Aborto espontáeno fallido

Los abortos espontáneos fallidos ocurren cuando la muerte embrionaria no va acompañada de la expulsión de los productos del embarazo. El cuello uterino permanece cerrado y no hay hemorragia, por lo que este tipo de aborto espontáneo generalmente se diagnostica después de que una mujer nota la ausencia de síntomas previos del embarazo. Una dilatación y curetaje también serán necesario con este tipo de aborto espontáneo.

Consejos para el tratamiento después de un aborto espontáneo

Tu proveedor de atención médica debe explicarte los procedimientos para brindarte atención médica luego de un aborto espontáneo, ya que los pasos apropiados variarán dependiendo de qué tan avanzada hayas estado en tu embarazo, el tipo de aborto involuntario que hayas tenido y tu historial médico personal. Sin embargo, aquí hay algunos consejos generales a tener en cuenta durante este tiempo:

  • La hemorragia leve y las manchas después de un aborto espontáneo son normales. Sin embargo, usa toallas higiénicas en lugar de tampones, ya que existe un riesgo de infección vaginal después de un aborto espontáneo.
  • Es seguro tener relaciones sexuales después de que se te haya detenido el sangrado, aunque debes suspenderlas si las relaciones sexuales te causan dolor o malestar.
  • Tu período puede regresar inmediatamente después de un aborto espontáneo o puedes necesitar esperar de seis a siete semanas antes de que se reanude tu ciclo menstrual. En la mayoría de los casos, debes esperar hasta que hayas tenido dos o tres períodos normales antes de tratar de quedar embarazada nuevamente. Pregúntale a tu proveedor de atención médica para obtener detalles adicionales.
  • La lactancia puede ocurrir si tu embarazo duró más de 12 semanas. Esto es normal y debe detenerse en breve.
  • Muchas mujeres se sienten cansadas y fatigadas después de un aborto espontáneo. Es importante descansar mucho durante este tiempo. Pueden pasar de cuatro a seis semanas para que tus niveles de hormonas vuelvan a la normalidad después de un aborto espontáneo.

Complicaciones de un aborto involuntario

En la mayoría de los casos, una mujer se recupera de un aborto espontáneo de manera relativamente rápida y sin complicaciones duraderas. Sin embargo, debe buscar atención médica inmediata si nota algo de lo siguiente:

  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Descarga con olor desagradable
  • Sangrado vaginal abundante

Efectos emocionales de un aborto espontáneo

Después de una pérdida de embarazo, muchas mujeres experimentan sentimientos de dolor. También puedes tener los siguientes síntomas:

  • Llanto inesperado
  • Patrones de alimentación perturbados
  • Problemas para dormir
  • Pesadillas
  • Confusión mental

Hablar con una amistad cercana o un miembro de tu familia sobre tus sentimientos puede ser útil para enfrentar los efectos emocionales de un aborto espontáneo. También es posible que desees comunicarte con otras mujeres que han experimentado la pérdida del embarazo a través de un foro en línea o grupos de apoyo en tu localidad.

En algunos casos, especialmente si has tenido un aborto involuntario, puedes experimentar depresión posparto. Esta es una condición grave que debes discutir con tu proveedor de atención médica. Los antidepresivos o la terapia pueden ser necesarios como parte de tu tratamiento posterior al aborto.

Tratamiento y cuidados después del aborto espontáneo