5 semanas de embarazo

Revisado por Terri Forehand RN
Mujer embarazada tensionada

Estás embarazada de cinco semanas y ya han pasado tres semanas desde que tu bebé fue concebido. Una vez que entres en la quinta semana de tu embarazo, habrás perdido tu período menstrual. Las cosas ya están lo suficientemente avanzadas como para que puedas confiar en los resultados de las pruebas caseras de embarazo. Tu cuerpo está cambiando rápidamente y seguramente ya comienzas a notar algunos síntomas iniciales del embarazo.

El desarrollo de tu bebé

Durante la quinta semana de tu embarazo, tu bebé está madurando más. Las vellosidades coriónicas, o sea, las células a lo largo de la pared del útero que forman la placenta, se desarrollarán plenamente. Un saco como una yema se habrá desarrollado alrededor del embrión, y ayudará a alimentar al bebé durante las próximas semanas a medida que la placenta se desarrolla.

Embrión a las 5 semanas

Según el National Institute of Health (Instituto Nacional de la Salud), el cerebro del bebé, la columna vertebral, el tracto gastrointestinal y el corazón están comenzando a desarrollarse en esta semana. El embrión es de aproximadamente el tamaño de una semilla de sésamo ahora y consta de tres capas:

  • La capa interna, o endodermo, se convertirá en los pulmones del bebé, el hígado y el sistema digestivo.
  • La capa media, o mesodermo, se convertirá en los huesos del bebé, riñones, órganos sexuales y corazón.
  • La capa externa, o ectodermo, se convertirá en la piel, el cabello, los ojos y el sistema nervioso del bebé.

Tu cuerpo cambiante

Para este momento, ya habrás perdido tu período. Tu cuerpo está produciendo suficiente gonadotropina coriónica humana (hCG) como para obtener un resultado positivo en una prueba de embarazo casera. Como medida de precaución, usa tu primera orina de la mañana para tomar la prueba, ya que normalmente tiene niveles más altos de hCG que la orina del resto del día.

En esta etapa de tu embarazo, puedes no notar mucha diferencia en tu peso o tamaño; Sin embargo, probablemente estés empezando a experimentar algunos síntomas iniciales del embarazo:

  • El cambio físico más significativo puede ser que tus senos se sientan más grandes y sensibles. Tal vez quieras usar un sujetador con buen soporte o un sujetador deportivo durante el día y la noche para aliviar el dolor.
  • Puedes sentirte más cansada que lo normal ya que tu cuerpo está trabajando horas extras para hacer crecer a tu bebé. Añadir una breve siesta a tu horario diario e ir a la cama temprano ayudará con la fatiga.
  • Puedes experimentar cambios de humor ya que el cambio hormonal hace estragos con las emociones. El descanso adicional te ayudará con esto también.
  • Las hormonas también pueden afectar tu vejiga. Muchas mujeres encuentran que necesitan orinar con más frecuencia.
  • Puedes o no, estar experimentando náuseas, aunque este síntoma es más común un poco más tarde en el embarazo.

Más información sobre la quinta semana de tu embarazo

Ahora que sabes que estás embarazada, hay algunas cosas que resolver. Estas incluyen decirle al papá las buenas noticias y tomar medidas para asegurar tu salud y la de tu pequeño.

No olvides a papá

Este es un buen momento para que tu pareja sepa que va a ser padre. Tómate el tiempo para hacer el momento especial; Después de todo, sin él, no habría ningún bebé. Considera algunas de las siguientes maneras de participar del gran evento:

  • Realiza la prueba del embarazo con tu pareja, para que él sepa los resultados al mismo tiempo que tú.
  • Adquiere una copia de Qué puedes esperar cuando estás esperando por Arlene Eisenberg, Heidi E. Murkoff y Sandee E. Hathaway, BSN, envuélvela y envíasela al trabajo.
  • Vacía una parte de su cajón de la cómoda y llénala con pañales desechables.
  • Invítalo a una rica cena y dale la noticia brindando con copas de champán llenas de leche.
  • Envíale por correo electrónico una imagen de la tira de la prueba de embarazo mostrando los resultados positivos.

Tu primera visita al médico

Si áun no has consultado con un obstetra profesional, la semana cinco es un buen momento para programar una cita. Tu obstetra querrá confirmar que estás embarazada y revisar tu historial médico y familiar. Esto también incluirá preguntas médicas sobre tu esposo y su familia. Por ejemplo, el obstetra querrá saber si hay gemelos o si hay defectos genéticos en las familias de ambos. Asegúrate de llevar una lista de todos los medicamentos que estás tomando, la fecha de tu último período, el número promedio de días en tu ciclo menstrual, y una lista de las preguntas que quieres hacerle. No confíes sólo en tu memoria para recordar todas tus preguntas porque la visita puede resultar agitada.

Es posible que tu obstetra también quiera:

  • Realizar algunos análisis de sangre
  • Recetarte vitaminas prenatales
  • Programar una cita con el departamento administrativo de tu obstetra para discutir arreglos financieros
  • Programar visitas prenatales regulares para el resto de tu embarazo
  • Hacer un examen pélvico, tomar un frotis de Papanicolaou, y hacer otras pruebas
  • Revisar tu presión arterial y tu peso
  • Tomar una muestra de orina para verificar las proteínas y el azúcar, que pueden indicar diabetes y cambios renales
  • Comprueba el tamaño y la posición del feto y del útero

Si bien debes llamar a tu obstetra tan pronto como sospeches que estás embarazada, algunos proveedores de atención médica pueden programar tu primera cita hasta para una o dos semanas después de la semana en curso. Eso está bien, especialmente si estás en buen estado de salud o no tienes problemas, pero asegúrate de informar a tu obstetra si no te sientes a gusto esperando una cita. Si experimentas sangrado severo y cólicos, asegúrate de llamar a tu médico de inmediato.

Tu dieta

Si has estado planeando este embarazo, probablemente ya has hecho algunos cambios en tu dieta. Si no es así, es importante que comas una dieta nutritiva y equilibrada. También querrás evitar consumir:

  • Los alimentos prohibidos por el embarazo
    Aditivos alimentarios, tales como el glutamato monosódico (MSG)
  • Alimentos no pasteurizados, que pueden incluir quesos blandos y algunos productos lácteos
  • Mariscos, pez espada, blanquillo, tiburón, caballa, mero, mahi mahi, amberjack, sushi crudo, sashimi, y pescado de agua dulce
  • Tés de hierbas que incluyan olmo resbaladizo, ginseng, hierba cohosh y otras hierbas que puedan estimular las contracciones
  • Bebidas alcohólicas y alimentos con alcohol

Mirando hacia el Futuro

Este es un momento emocionante en tu vida y los cambios, tanto en tu bebé como en tu cuerpo, se producirán rápidamente durante las próximas semanas. Relájate y recuerda aceptar la incertidumbre.

5 semanas de embarazo