Cómo saber si tu fuente se está derramando

Mujer embarazada preocupada

Cuando estás embarazada y se rompe la fuente de agua, es posible que sientas un chorro repentino de líquido bajando por las piernas, pero a menudo se trata de un goteo lento o ligero, o tu ropa interior se sentirá húmeda. Cuando solo tienes una fuga, puede ser difícil saber la fuente del fluido. Saber la diferencia entre las posibles fuentes a veces puede ayudarte a decidir. Si no estás segura, ve al hospital a hacerte una evaluación.

Procedencia de los fluidos

Las tres tipos de líquidos que pueden filtrarse cuando estás embarazada tienen algunas propiedades que pueden ayudarte a determinar su procedencia. Las diferencias entre el líquido amniótico (tu fuente), la orina y el flujo vaginal pueden proporcionar algunas pistas, pero al final, puede ser imposible que estés segura de cuál es.

Fugas del líquido amniótico

Si se trata del líquido amniótico, puede tener algunas de las siguientes propiedades.

  • Es incoloro e inodoro o tiene un olor dulce
  • No huele a orina
  • Puede tener manchas sangrientas
  • Puede tener algunas manchas blanquecinas de moco

Si continúa derramándose con el tiempo, es probable que se trate de líquido amniótico. Si vacías tu vejiga y sigues teniendo fugas, es posible que estés perdiendo agua.

Puedes tener fugas en lugar de un chorro porque solo hay un orificio en el saco amniótico o porque la cabeza de tu bebé está baja en la pelvis y, por lo tanto, sella tu cuello uterino.

Orina

Si estás goteando orina, puedes notar que esta tiene las siguientes propiedades:

  • Por lo general es clara amarillenta o más oscura (a no ser que tomes mucha agua)
  • Puede tener un olor a amonio o un olor característico a orina

La fuga vesical es más común a medida que avanzas en el segundo y tercer trimestre y tu bebé presiona tu vejiga.

Descarga vaginal

También puedes experimentar flujo vaginal, que puede tener las siguientes propiedades:

  • Puede ser blanquecino o amarillento
  • Por lo general, se verá más grueso que el líquido amniótico o la orina
  • Puede o no tener olor, pero no huele a orina

¿Qué hacer?

Mujer embarazada llamando al doctor

Debido a que puede ser difícil para ti decidir si tu fuente está goteando, si sospechas que sí está, haz lo siguiente:

  • Fíjate en qué momento crees que se rompió tu fuente porque esto es importante para el momento de tu parto.
  • Puedes usar una toalla sanitaria para poder observar y oler el líquido con mayor facilidad
  • Evalúa la cantidad de líquido amniótico que estás derramando: una cantidad de moderada a grande se absorberá a través de una toalla sanitaria en menos de 10 a 20 minutos.
  • No pongas nada en tu vagina que pueda introducir una infección; esto también significa no tener relaciones sexuales y evitar el uso de tampones.
  • Es mejor ser precavida. Llama a tu médico o ve al hospital ya sea que tengas contracciones o no.

Confirmación de ruptura de membranas

En el hospital, se realizará un examen vaginal esterilizado para revisar lo siguiente:

  • El médico verificará si hay una acumulación de líquido en la vagina.
  • El médico puede tomar un poco de líquido de la vagina para una prueba de Nitrazina si no está seguro. El líquido amniótico es alcalino y la prueba será positiva si se rompió el agua.
  • El médico también puede hacer una prueba de helecho secando una gota del líquido en un portaobjetos y mirándolo al microscopio.

Factores de riesgo para las fugas de agua

Existen varias causas y factores de riesgo para la ruptura de tu fuente durante el embarazo. Los factores de riesgo pre-término (menos de 37 semanas) incluyen:

  • Fumar
  • Tener un trabajo de parto prematuro, que es el trabajo de parto antes de las 37 semanas
  • Infección o inflamación en las membranas fetales (corioamnionitis)
  • Otras infecciones, como en la vagina, el cuello uterino, la vejiga o los riñones
  • Polihidramnios: demasiado líquido en el saco amniótico
  • Gemelos u otros embarazos múltiples, o un bebé grande
  • Haber tenido un procedimiento durante el inicio del embarazo, como una amniocentesis, un punto cervical (cerclaje) colocado para prevenir el parto prematuro, o una biopsia cónica anterior, del cuello uterino

Los factores de riesgo a término incluyen los factores de riesgo de pretérmino, así como el inicio de contracciones prelaborales o falsas también llamadas contracciones de Braxton Hicks.

Consideraciones relacionadas a la ruptura de las aguas

Si te encuentras fuera del hospital cuando se rompe tu fuente, dependiend de las diferentes etapas de tu embarazo, hay varias consideraciones :

  • Si entras en trabajo de parto activo, puedes proceder rápidamente a un parto sin supervisión, con riesgo para ti y para tu bebé.
  • Si se rompe la fuente de agua a término (37 semanas o más) y no estás en trabajo de parto activo, es probable que tu médico te induzca el trabajo de parto dentro de las 24 horas para disminuir el riesgo de infección en ti y en tu bebé.
  • Si se rompe la fuente de agua antes de término (menos de 37 semanas), tu médico puede esperar para ganar algo de tiempo en el hospital para que los pulmones de tu bebé tengan más tiempo para desarrollarse.

Estas son cosas importantes a tener en cuenta y sirven como razones para consultar con tu médico o partera o ir al hospital si sospechas que tu fuga de líquido es tu líquido amniótico.

Cuándo preocuparse de inmediato

Si crees que el agua se está derramando, es más apremiante si también tienes lo siguiente:

  • Si tu embarazo aún es prematuro (menos de 37 semanas), y tú estás en riesgo de dar a luz a un bebé prematuro, en casa, especialmente si tienes menos de 28 semanas.
  • Si tú tienes contracciones regulares muy juntas y pareces estar en trabajo de parto avanzado.
  • Si la fuga fue precedida por o ahora está acompañada por un movimiento fetal disminuido.
  • Si tú tienes fiebre y dolor abdominal que sugieren que podrías tener una infección uterina, lo que pone a tu bebé en riesgo de infección, muerte fetal o muerte poco después del parto.
  • Si tú fuga de líquido es seguida por un sangrado vaginal de moderado a intenso.
  • Si existe lo que parece ser un cordón umbilical o una parte del cuerpo del feto, como una mano o un pie, en o fuera de la entrada de la vagina después de un chorro de líquido.

Llama al médico de inmediato o llama urgentemente a una ambulancia para que te transporte al hospital.

Tomar acción

No siempre es fácil saber si tu agua se rompió o si solo estás goteando líquido en lugar de un chorro de agua. Puedes examinar el líquido para tratar de confirmarlo, pero si no estás segura, no demores en ir al hospital para ser evaluada. Esto es especialmente importante si estás en trabajo de parto activo o si tu bebé es prematuro.

Cómo saber si tu fuente se está derramando