Dormir de espalda durante el tercer trimestre

Mujer embarazada durmiendo de espalda

Las mujeres embarazadas quieren hacer todo lo posible para garantizar un embarazo saludable, por lo que no es de extrañar que a menudo se pregunten si dormir en la espalda durante el tercer trimestre es seguro. En esta etapa del embarazo, dormir boca arriba es particulamente dificil, y no muy recomendable. Aquí los porqués y algunas recomendaciones para que tu descanso sea perfecto.

Dormir en la espalda durante el tercer trimestre

Hay varias razones diferentes por las que muchos proveedores de servicios de salud les dicen a las mujeres que eviten dormir boca arriba durante el embarazo. Por ejemplo:

  • Dormir boca arriba hace que el peso del útero presione la columna vertebral, los músculos de la espalda, los intestinos y los principales vasos sanguíneos. Esto puede provocar dolores musculares y problemas de circulación.
  • Dormir boca arriba puede agravar las hemorroides causadas por el embarazo.
  • Algunas personas informan dolores de cabeza después de despertarse luego de dormir de espaldas.
  • Dormir sobre la espalda hace que la presión arterial baje para algunas mujeres, causando sensación de mareo.
  • Dormir de espaldas puede causar ronquidos.
  • En las mujeres con sobrepeso, dormir de espaldas puede causar problemas con la apnea del sueño.

Aunque estas preocupaciones están presentes durante todo el embarazo, el problema se vuelve más pronunciado durante el tercer trimestre debido al desarrollo avanzado del bebé y al peso adicional que tu cuerpo haya ganado para adaptarse al embarazo.

Dormir boca arriba no es tan común

Afortunadamente, dormir boca arriba parece ser la posición menos común para dormir. Se realizaron encuestas múltiples que estiman que solo alrededor del 10 por ciento de las personas dicen que su posición preferida para dormir es plana sobre su espalda. En comparación, más del 50 por ciento de las personas dicen que prefieren dormir de lado.

¿Es una causa de preocupación?

Aunque los expertos recomiendan que evites dormir boca arriba durante el tercer trimestre, no es necesariamente un problema si no puedes quedarte dormida a menos que estés acostada de espaldas. La mayoría de las personas cambian de posición con bastante frecuencia durante el sueño y es muy poco probable que pasen toda la noche durmiendo de espaldas. Además, durante el tercer trimestre, la mayoría de las mujeres se despiertan dos o tres veces durante la noche para ir al baño. Esto significa que no están pasando suficiente tiempo durmiendo de espaldas como para causar ningún riesgo.

Sin embargo, si debes dormir de espaldas, es mejor colocar una almohada debajo de las rodillas. Esto ayudará a mantener la curva normal de la parte inferior de la espalda y reducir el exceso de presión. Una toalla enrollada colocada debajo de la parte posterior de la espalda también es beneficiosa como soporte adicional. También te puedes comprar almohadas corporales especiales para el embarazo, si así lo deseas.

La mejor posición para dormir durante el embarazo

Si es posible, la mejor posición para dormir durante el tercer trimestre es acostarte sobre tu lado izquierdo. Esto ayuda a que tus riñones eliminen los productos de desecho de tu cuerpo, reduciendo así la hinchazón que puedes experimentar en tus manos y pies. Dormir del lado izquierdo también beneficia a tu bebé al mejorar el flujo de sangre y nutrientes hacia la placenta.

Consejos para obtener una buena noche de sueño

Debido a los diversos cambios hormonales en el embarazo y al aumento de la presión sobre la vejiga, es común tener problemas para dormir durante el tercer trimestre. Aquí hay algunas estrategias naturales para dormir que te ayudarán a descansar lo que necesitas:

  • Dormir en un colchón firme generalmente es lo más cómodo.
  • Intenta dormir con una almohada o dos entre tus piernas para que la parte superior de tu pierna quede pareja con el hueso de la cadera.
  • Limita la ingesta de líquidos durante una o dos horas antes de acostarte para ayudar a minimizar los viajes nocturnos al baño.
  • Leer en la cama es una buena manera de relajarte, pero querrás evitar cualquier cosa demasiado llena de suspenso o ansiedad. Guarda los libros y las novelas de suspenso para tus horas diurnas y acurrúcate con una bonita novela romántica o tu revista de moda favorita antes de acostarte.
  • Trata de encontrar tiempo para una siesta corta o dos durante el día. Entre cambiar de posición y despertarte para usar el baño, probablemente no tengas ocho horas completas de sueño. Las siestas cortas pueden ayudar a mantener tus niveles de energía elevados.

El descanso es vital

Lo importante es que tengas el suficiente descanso necesario para que tu y tu bebé pueden pasar el embarazo saludables y agusto. No te estreses demasiado. Asegurate de tomar descansos cuando lo necesites sin importar la hora del día. Y a la hora de dormir despreocúpate de cómo dormir y ocúpate en dormir.

Dormir de espalda durante el tercer trimestre