Formas naturales de inducir el trabajo de parto

Mujer en meditación relajante

Si has llegado a las 40 semanas de embarazo, es probable que estés lista para abrazar a tu bebé. Sin duda, puedes sentirte incómoda, tener dificultades para dormir y, por tanto, sientes que desearías ayudar a la naturaleza un poquito. Aún se está deliberando por ahí si las siguientes formas de inducción natural funcionan o no. Si bien la comunidad científica sigue siendo escéptica, miles de mujeres las aman.

Tener relaciones sexuales

El mejor y quizás el más divertido de los métodos para inducir el trabajo de parto es, naturalmente, tener relaciones sexuales. También es una actividad que tu obstetra/ginecólogo probablemente respalde si gozas de buena salud. Tener relaciones sexuales en esta etapa ciertamente no te dañará en nada, y es probable que tu pareja quede encantada.

Cómo ayuda el sexo a la labor de parto

Se cree que las relaciones sexuales estimulan el trabajo de parto de dos formas. Primero, el semen humano contiene prostaglandinas que ayudan a madurar el cuello uterino. De hecho, si vas al hospital a ser inducida, el primer método que tu médico podría intentar es darte un medicamento llamado Dinoprostona tópica o Cervidil que contiene prostaglandinas sintéticas.

El sexo también puede ayudar a que las contracciones comiencen. Tanto la estimulación del pezón como el orgasmo harán que el útero se contraiga. Ahora, que esas contracciones sean lo suficientemente fuertes como para inducir la labor de parto o no, es otra historia.

Estudios

Aún se está deliberando si el sexo en realidad induce la labor. Un estudio reciente sugiere que no; Sin embargo, otro estudio sugiere que, de hecho, puede acortar tu gestación si es post-término. Dicho esto, tener sexo es ciertamente preferible a otros métodos como beber aceite de ricino. No te dará ningún efecto secundario, y todos se divertirán.

Acupuntura

En algunas partes de Asia, la acupuntura se ha utilizado durante siglos para ayudar a impulsar el trabajo del parto. La práctica implica insertar y manipular agujas en ciertos puntos para ayudar a aliviar muchas condiciones.

¿Ayuda la acupuntura a iniciar el trabajo de parto?

Posiblemente sí. La investigación llevada a cabo en la Universidad de Carolina del Norte siguió a 56 mujeres que tenían al menos 39 semanas y media de embarazo. De las mujeres que recibieron tratamientos de acupuntura, el 70% se puso de parto sin ningún tipo de intervención médica. El tamaño del estudio es pequeño, por lo que se está llevando a cabo un estudio más amplio. Sin embargo, si los resultados son ciertos y la acupuntura puede ayudar a algunas mujeres a iniciar el trabajo de parto sin ninguna intervención médica, la acupuntura podría ser una alternativa viable para iniciar el proceso de parto.

¿Es segura?

Si decides probar la acupuntura durante el final de tu embarazo, asegúrate de visitar a un acupunturista certificado con un programa de capacitación de tres o cuatro años y con experiencia en el tratamiento de mujeres embarazadas. La acupuntura se considera segura durante el embarazo; sin embargo, hay algunas contraindicaciones y puntos que no deberían tocarse. Un acupunturista capacitado sabrá si es adecuada para ti. Al igual que con todas las decisiones de salud, también debes consultarla con tu médico de atención prenatal para hablar sobre la acupuntura.

Trucos que las mujeres juran que son efectivos

Si bien el sexo y la acupuntura parecen ser los únicos dos métodos naturales para inducir el trabajo de parto que están respaldados por cualquier tipo de evidencia investigada, las mujeres de todo el mundo tienen otros trucos para iniciar el parto. Asegúrate de discutir cualquier método de inducción con tu médico o partera.

¿Puede el aceite de ricino inducir el parto?

Cómo pudo alguien alguna vez pensar que beber este aceite espeso y repugnante ayuda a estimular el parto es circunspecto, en el mejor de los casos. Sin embargo, las mujeres lo han usado durante años, e incluso puedes escuchar a una partera, enfermera o madre con experiencia jurar por su efectividad. Lo que necesitas saber sobre el aceite de ricino son los posibles efectos laterales al tomarlo, estos incluyen los siguientes:

  • Diarrea
  • Deshidratación (especialmente si la diarrea es excesiva)
  • Contracciones uterinas (pero no necesariamente de labor)
  • Sufrimiento fetal
  • Bebé que pasa meconio

En el mejor de los casos, requerirá que estés en el baño por un tiempo después de tomarlo. En el peor de los casos, puedes poner en peligro tu salud y la de tu bebé. No hay evidencia científica que sugiera que tomar aceite de ricino funcione para inducir el parto.

Camina con ese bebé

Muchas mujeres creen que mientras más caminan, más les baja el bebé para acomodar su cabeza y presionar el cuello uterino. Hay un poco de verdad en esto. Si ya estás de parto, mantenerte erguida generalmente ayudará. De hecho, ha habido estudios que muestran que en culturas donde las mujeres no tienen la idea de que es mejor acostarse durante el trabajo de parto, naturalmente se mantendrán en posición vertical o semi-erguidas durante el trabajo de parto. Sin embargo, solo caminar no iniciará el proceso del parto. Tampoco te hará ningún daño, así que si sientes la necesidad de salir de la casa, ¡hazlo! Solo escucha tu cuerpo y no te excedas. Caminar demasiado no es probable que induzca el trabajo de parto, pero sí es probable que te haga sentir muy cansada.

Comida picante

Estomago embarazada

Es posible que escuches historias de madres que salieron a cenar comida hindú una noche y se despertaron durante el parto. Dado que el estómago y el útero no están conectados, no hay una base real para pensar que el picante te llevará a donde quieres estar. Sin embargo, si descubres que realmente anhelas algo, no hay razón para no salir y disfrutar y pasar la tarde con tu pareja antes de que llegue el bebé.

La Cimífuga negra o azul

La Cimífuga negra y azul se han utilizado durante siglos para inducir el parto en las mujeres. Pueden funcionar; sin embargo, debido a la potencia de estas hierbas y la falta de estudio científico sobre ellas, a la mayoría de los profesionales de la salud no les gusta usarlas. Si bien son eficaces, también pueden causar angustia al bebé y posiblemente daño cerebral o daño hepático al bebé. Siempre consulta a tu médico o partera antes de probar remedios herbales.

Estimulación del pezón

La estimulación del pezón es otra forma de inducir el parto de forma natural. La estimulación extendida del pezón hace que el cuerpo produzca oxitocina, una hormona que puede causar contracciones uterinas. Para que este método sea efectivo, puede requerir una estimulación extensa, como quince minutos cada hora durante varias horas. Este método puede ser incómodo para muchas mujeres, particularmente aquellas con los senos inflamados o doloridos.

Masaje y acupresión

El masaje y la acupresión, ejercer presión sobre ciertos "puntos específicos" en el cuerpo, también está relacionado con la inducción del parto. Ya sea que la presión del masaje corporal induzca o no el parto, sí sirve para relajar el cuerpo, lo que puede acelerar el proceso de trabajo de parto. Es buena idea consultar con tu médico sobre esta posibilidad y de obtener el visto bueno elige cuidadosamente a tu terapeuta.

T Touch

T Touch es una terapia física diseñada por la terapeuta Linda Tellington-Jones en 1983. Esta terapia fue diseñada originalmente para animales, pero se ha adaptado para ayudar a las personas a lidiar con el dolor físico, así como con la ansiedad y otros problemas. Su uso en el trabajo de parto ayuda al cuerpo a relajarse, lo que, similar al masaje, puede permitir que la labor progrese más fácilmente. Visita el sitio web de T Touch para obtener más información y técnicas.

Relájate

Lo mejor que puedes hacer es relajarte. El final de tu embarazo es el momento de consentirte y de disfrutar de tu tiempo antes de que llegue tu bebé. Si bien hay algunos métodos que puedes probar que están relacionados con estudios científicos, la realidad es que la mayoría de los bebés tienden a venir cuando están listos y dispuestos a hacerlo. Lo mejor que puedes hacer es mantenerte al día con tus citas para el final del embarazo y dejar que la naturaleza siga su curso.

Formas naturales de inducir el trabajo de parto