Indigestión y náuseas del embarazo

Mujer embarazada con nauseas

La indigestión y las náuseas durante el embarazo incluyen más que solo las náuseas matutinas. Algunas mujeres tienen acidez estomacal ocasional durante todo el embarazo. Algunas experimentan empeoramiento de los síntomas a medida que el bebé crece. En el peor de los casos, las náuseas y los vómitos son tan graves que la mujer debe ser hospitalizada.

¿Por qué el embarazo, la indigestión y las náuseas van de la mano?

Los problemas digestivos son comunes en el embarazo. Los dos más frecuentes son nauseas matutinas y acidez estomacal.

Nauseas Matutinas

Nadie sabe exactamente por qué algunas mujeres tienen nauseas y otras no. Los niveles naturales de estrógeno y progesterona de una mujer cambian rápidamente cuando queda embarazada, y los médicos creen que las náuseas y los vómitos están relacionados con estos cambios. Las náuseas matutinas pueden aparecer ya en la primera semana del embarazo y generalmente desaparecen al cuarto mes.

Acidez

La acidez estomacal tiende a aparecer más adelante en el embarazo. Sucede cuando el ácido estomacal no se queda en el estómago. Normalmente, una banda del músculo en la parte superior del estómago se cierra como una válvula para contener el ácido digestivo. Durante el embarazo, las hormonas hacen que ese músculo se relaje, permitiendo que la válvula se afloje y gotee. Al mismo tiempo, las hormonas hacen que la digestión disminuya. A medida que el embarazo progresa y el bebé crece, el útero también presiona contra el estómago, lo que hace que la acidez estomacal sea más probable.

Superando los vómitos matutinos

Al principio del embarazo, la indigestión y las náuseas a menudo se deben a las náuseas matutinas. La mayoría de las mujeres dejan de tener náuseas matinales al final del primer trimestre, pero algunas continúan teniendo náuseas durante el embarazo.

Evita las náuseas

Aquí hay algunas maneras de evitar las náuseas:

  • Come pequeñas y frecuentes comidas con alimentos ricos en proteínas, vitaminas y carbohidratos complejos bajos en grasas.
  • Mantén algún bocadillo junto a tu cama y cómelo antes de levantarte de la cama todas las mañanas.
  • Ten refrigerios pequeños cada una o dos horas.
  • Bebe mucha agua, especialmente agua tibia ya que a menudo es más fácil para tu estómago.
  • Evita el humo del cigarrillo y otros olores fuertes.

Remedios para las nauseas

Cuando te ataquen las náuseas, prueba estos remedios:

  • Bebe té de jengibre o mordisquea jengibre confitado.
  • Cambia a alimentos simples como caldo claro y galletas saladas.

Embarazo y acidez estomacal

Las mujeres jóvenes a menudo experimentan acidez por primera vez cuando están embarazadas. Si nunca lo ha sentido antes, la acidez estomacal puede ser aterradora. Es una sensación de ardor que comienza debajo del esternón y puede viajar hasta la garganta. A veces, también hay un mal sabor en la parte posterior de la boca o un dolor de garganta crónico. Las personas mayores a veces confunden la acidez estomacal con un ataque cardíaco.

Al iniciar la acidez estomacal

Hay que hacer elecciones cuidadosas de alimentos que pueden ayudar a prevenir la acidez estomacal.

  • Come comidas pequeñas.
  • Bebe líquidos entre las comidas y bebe solo una pequeña cantidad de líquido con la comida.
  • Evita alimentos desencadenantes. Los alimentos grasos pueden desencadenar la acidez estomacal. También la cafeína, el chocolate, la menta y los alimentos picantes.

Recomendaciones para aliviar la acidez estomacal

Estos consejos también pueden ayudarte:

  • Levanta la cabecera de tu cama o apoya la almohada. Acostarte en lo plano permite que el ácido se filtre del estómago.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer.
  • Evita la ropa ajustada. La ropa restrictiva puede empujar el vientre embarazado y agravar los síntomas.
  • Evita subir más peso de lo necesario para un embarazo saludable.

Medicamentos para la acidez

Consulta a tu médico antes de tomar cualquier medicamento para indigestión y náuseas durante el embarazo, incluso medicamentos de venta libre. Los médicos a menudo recomiendan los siguientes tratamientos:

  • Antiácidos a base de magnesio como Mylanta y Leche de Magnesia.
  • Bloqueadores H2, de venta libre que disminuyen la producción de ácido estomacal.
  • Inhibidores tipo (PPI), que también se venden sin receta. Los PPI retrasan la producción de ácido de una manera diferente. Por lo general, se usan solo si los bloqueadores H2 no ayudan.

Cuándo preocuparte

Llama a tu médico de inmediato si desarrollas alguno de los siguientes síntomas:

  • Vómitos de sangre.
  • Vómitos de substancia oscura que pareciera café molido (puede ser sangre que ha estado un tiempo en el estómago).
  • Vómitos frecuentes, más de tres veces al día, o baja capacidad para mantener los alimentos y líquidos.
  • Pérdida de peso.
  • Acidez estomacal constante o acidez estomacal que te despierta por la noche.
  • Heces con sangre.
  • Movimientos intestinales muy oscuros y pegajosos (esto puede ser sangre que ha pasado a través del sistema digestivo).

Las náuseas matutinas que duran más allá del primer trimestre a menudo son normales, pero a veces pueden revelar un problema con el embarazo. Consulta a tu médico si todavía tienes náuseas y vómitos después de los primeros meses.

Consulta a tu médico

Es inevitable cierta cantidad de náuseas e indigestión durante el embarazo. Sin embargo, algunas mujeres tienen síntomas tan graves que se enferman gravemente. Las náuseas implacables y la indigestión severa también pueden poner en riesgo al bebé. Consulta con tu médico cada vez que estés preocupada por tus síntomas.

Indigestión y náuseas del embarazo