¿Puedo romper mi propia fuente para comenzar el parto?

Mujer embarazada con dolor en la espalda

¿Puedo romper mi propia agua para comenzar mi parto? La respuesta es un rotundo "¡No!" Hay buenas razones para que la respuesta sea tan definitiva. La fuente se rompe naturalmente cuando llega el momento ideal, romperla artificialmente puede traer serias consecuencias. Por tu salud y la de tu bebé informate bien y no rompas tu fuente.

El Tercer Trimestre

El tercer trimestre es particularmente difícil porque estás físicamente incómoda y emocionalmente lista para tener a tu bebé en tus brazos. Este momento difícil puede ser muy tedioso y los últimos días de espera pueden ser casi insoportables. Cuando el bebé llega a la fecha de parto, las emociones y la incomodidad empeoran. Después de un tiempo, puedes preguntarte, "¿puedo romper mi propia agua para comenzar mi parto?" y acelerar las cosas.

En condiciones normales, el bebé decide

Tener nueve meses de embarazo puede ser extremadamente difícil, pero el parto comenzará cuando el bebé esté listo en condiciones normales. Primero, considera los peligros de romper las aguas para inducir el parto y luego considera algunas cosas que puedes hacer para que la espera sea soportable. Tu médico puede guiarte y, en algunos casos, puede inducir el parto si es necesario.

¿Puedo romper mi propia agua para iniciar la labor?

No rompas tu propia agua para comenzar la labor bajo ninguna circunstancia. Los riesgos son simplemente demasiado altos para ti y tu bebé. La bolsa de agua es el saco amniótico que está lleno de líquido. El líquido rodea, amortigua y protege al bebé y puede haber problemas graves si el saco se rompe demasiado pronto:

  • La infección es uno de los riesgos más importantes a considerar si estás pensando en inducir el trabajo de parto tú misma. Incluso si esterilizas un instrumento para romper el saco amniótico, el bebé corre el riesgo de exponerse a las bacterias causantes de infección presentes en el área.
  • El líquido en el saco puede salir, dejando al bebé sin protección.
  • El agua puede romperse pero el trabajo de parto no comenzar, lo que puede ocasionar complicaciones graves.

Amniotomía

En algunos casos, un médico puede romper el agua a través de un procedimiento llamado amniotomía. Es importante tener en cuenta que este es un procedimiento médico, no algo que puedes hacer tú misma. El problema evidente de romper tu propia agua es el riesgo. Además, también existe el problema considerable de que el enfoque es ineficaz. La amniotomía puede no ser efectiva en todos los casos, y puede haber un mayor riesgo de tener un parto por cesárea.

Prepararte para entrar en labor cómodamente

Si la pregunta "¿Puedo romper mi propia agua para entrar en labor?" pesa mucho en tu mente, habla sobre tus sentimientos con tu médico". Mientras tanto, considera algunos métodos para hacer que los últimos días sean más llevaderos.

  • Usa técnicas de relajación para mantener la calma y el enfoque. La ansiedad conduce a más incomodidad y más ansiedad.
  • Permanece ocupada. Anticipar la llegada del bebé puede ser muy difícil y, si tienes un día lleno de actividades, es menos probable que te concentres en esperar.
  • Prepárate para la llegada del bebé. Haz las maletas, decora la habitación infantil o haz otras actividades que ayuden a darle la bienvenida al bebé.
  • Revisa el plan de nacimiento.
  • Da un paseo. Caminar es un gran ejercicio para muchas mujeres embarazadas y puede ayudar a inducir el parto. Habla con tu médico y evita caminar si tienes un embarazo de alto riesgo.

Informarte ayudará a la espera

Lee más acerca de la ruptura del agua y la inducción del trabajo de parto. Te ayudará a estar más en control de tus expectaciones y harán más llevadera la espera.

Esperar la llegada del bebé con paciencia

Esperar la llegada de un bebé no es fácil, pero es fundamental que evites romper tu propia agua para inducir el parto. Ya has recorrido el largo y cansado camino del embarazo, ahora que estás en la recta final es sólo cosa de paciencia. Disfruta los últimos días que el bebé estará dentro de ti, y cuida muy bien de ambos.

¿Puedo romper mi propia fuente para comenzar el parto?