¿Qué hace que la fuente se rompa cuando estás embarazada?

Mujer embarazada descansando en el sofá

Debido a factores biológicos prediseñados, tu fuente o saco amniótico generalmente se rompe espontáneamente durante el trabajo de parto activo o, a veces, al inicio del trabajo de parto a término. También puede romperse antes de que el embarazo llegue a término, si entras en trabajo de parto prematuro. La fuente también puede romperse antes de tiempo debido a factores relacionados contigo o tu útero.

Factores que causan la ruptura de las membranas

Aunque la bolsa de líquido que rodea a tu bebé se le conoce como saco amniótico, el saco en realidad tiene dos capas (o membranas fetales) que sostienen las aguas:

  • El amnios que es la capa interna al lado del fluido y el bebé.
  • Y el corion que es la capa externa al lado del revestimiento interno del útero.

Ambas membranas se rompen cuando se rompe tu fuente. Los posibles factores que hacen que esto suceda dependen de si tu embarazo es pre-término o a término, o si la ruptura de tu agua comienza antes o después en el parto.

Ruptura espontánea a término

En algún momento a término (37 semanas o más), debe romperse la fuente para que salga tu bebé. Cuando se rompe la fuente de agua después de que comienza el trabajo de parto activo, esto se considera normal y se denomina ruptura espontánea de membranas (REM).

Los factores y eventos involucrados en la ruptura no son bien conocidos, pero son parte de la preparación pre-programada para el parto de tu bebé. La Clínica Mayo toma nota de los siguientes factores:

  • Enzimas en las membranas amnióticas que se activan al inicio del parto
  • Activación de prostaglandinas, proteínas y otros factores en las membranas
  • Debilitamiento resultante de las membranas cerca del término, especialmente cerca del cuello uterino
  • Estrés mecánico en las membranas delgadas por las contracciones en el útero
  • Los cambios biológicos y el estrés debilitan el colágeno de las membranas, lo que hace que se rompa la bolsa de aguas.

Ruptura prematura a término

Según MedlinePlus, la ruptura prematura (o preparto) de las membranas a término se refiere a cuando tu fuente se rompe a término antes del inicio del trabajo de parto verdadero y activo.

Con base a la información provista por Infogen, las posibles causas de esta ruptura incluyen:

  • Activación prematura de las enzimas de la membrana, prostaglandinas y proteínas
  • Estrés mecánico de un bebé grande
  • Inicio de contracciones pre-laborales o de parto falso (Braxton Hicks)
  • Demasiado líquido en el saco amniótico (polihidramnico)
  • Demasiados bebés en el útero
  • Infección de vejiga o riñón
  • Infección vaginal, cervical o uterina

La ruptura prematura de las aguas puede provocar que el útero entre en trabajo de parto.

Ruptura prematura antes del término de las membranas

Cuando se rompe la fuente de agua antes de la semana 37 del embarazo, esto se denomina rotura prematura de las membranas prematuras, explica Infogen.

Los factores que pueden hacer que tus membranas se rompan demasiado temprano en el embarazo incluyen:

  • Activación prematura de las enzimas de la membrana, prostaglandinas y proteínas
  • Infección o inflamación en las membranas
  • Demasiado líquido en el saco amniótico
  • Más de un bebé en el saco amniótico
  • Infección de vejiga o riñón
  • Infección vaginal, cervical o uterina
  • Amniocentesis en inicio del embarazo
  • Una puntada (cerclaje) se coloca en el cuello uterino al principio del embarazo para evitar el parto prematuro
  • Previa biopsia de cono del cuello uterino para una prueba de Papanicolaou anormal
  • Malnutrición
  • Por causa de fumar

Si se rompe la fuente de agua antes de que tu embarazo llegue a las 37 semanas, esto puede ocasionar trabajo de parto y darás a luz un bebé pre-término o prematuro.

Ruptura artificial de membranas

Cuando tus membranas no se rompen espontáneamente durante el trabajo de parto activo, tu médico puede decidir realizar una ruptura artificial de membranas. También podría romper las membranas para provocar un parto retrasado (inducir el parto) o acelerar el trabajo que no avanza normalmente (acelerar el trabajo de parto).

Cuando se rompen tus membranas en casa

Puedes experimentar lo siguiente si se rompe la fuente de agua en tu casa:

  • Un chorro repentino de líquido amniótico (especialmente si estás acostada)
  • Fugas de pequeñas cantidades de líquido (especialmente si estás parada)
  • Otros síntomas de una ruptura

Si sientes una fuga de líquido, puedes preguntarte si se rompió tu agua o si tu vejiga tiene fugas. Si no estás segura, debes ir al hospital para una evaluación, incluso si no tienes contracciones. Esto es aún más importante si tienes menos de 37 semanas. Tu médico verificará, si de hecho, tu fuente se rompió.

Busca atención médica

Una bolsa de agua intacta protege a tu bebé de daños, especialmente de infecciones. Retrasar el momento de ir al hospital para recibir atención médica después de la ruptura del saco amniótico aumenta el riesgo de infección en ti o en tu bebé o te pone en riesgo de tener un bebé prematuro en casa.

¿Qué hace que la fuente se rompa cuando estás embarazada?