Secreción de mucosidad al inicio del embarazo

Mujer usando la computadora portátil

Al inicio del embarazo, el aumento normal de tus hormonas cambia la apariencia y otras cualidades de tu mucosidad cervical. Ten en cuenta que la infección en el cuello uterino o la vagina y otros factores pueden modificar la apariencia de la mucosidad que ves.

Mucosidad cervical normal en el embarazo

Poco después de quedar embarazada, la cantidad, el color y la consistencia de la mucosidad cervical comienzan a cambiar. Esta mucosidad es la principal fuente de la mayor cantidad de flujo vaginal que puedes notar al inicio de tu embarazo. Un aumento en las secreciones de tu revestimiento vaginal también contribuye a la cantidad y apariencia de tu secreción.

Las características de la mucosidad

Al principio de tu embarazo, los niveles crecientes de tus hormonas de estrógeno y progesterona ejercen sus efectos específicos conocidos sobre la mucosidad cervical, tal como se resume en Flujo Vaginal. El tipo de flujo vaginal que ves depende de qué efectos hormonales predominan en la mucosidad cervical.

  • Efectos de la progesterona: Un flujo de mucosidad inodora, más pesada, gruesa, blanquecina o amarillenta podría ser uno de los primeros signos de que estás embarazada. Esta mucosidad espesa, pegajosa o gomosa es causada por la progesterona. Continúa para formar el tapón de mucosidad en el canal cervical, que durará hasta cerca del inicio de tu trabajo de parto.
  • Efectos del estrógeno: a medida que tu embarazo progresa durante el primer trimestre, es posible que tengas una descarga de mucosidad más abundante. El estrógeno aumenta la cantidad de mucosidad que produce el revestimiento interno del cuello uterino (endocervix). El efecto del estrógeno también hace que tu mucosidad cervical se sienta mojada y resbaladiza, y puede verse clara, de color blanco lechoso, cremosa o amarillenta.

Leucorrea

Algunas mujeres tienen una gran cantidad de mucosidad a partir del primer trimestre. Conocida como leucorrea, tu flema será más pesada, más acuosa o líquida, y se verá blanca o cremosa. Este tipo de mucosidad abundante:

  • Es un efecto común de los estrógenos en la mucosidad cervical en el embarazo
  • Se produce cuando el estrógeno hace que la capa de células que recubren el canal endocervical se desplazan parcialmente hacia la vagina (ectropión). En esta posición, las células se estimulan para producir una mayor cantidad de mucosidad.
  • Puede empapar tu ropa interior y hacer que te sientas mojada todo el tiempo

El color de la mucosidad también podría verse rosado, marrón o rojizo. Esto se debe a que el tejido endocervical expuesto puede sangrar fácilmente. Habla con tu médico si te preocupa la cantidad de mucosidad o su color.

El efecto del sangrado de implantación

La mucosidad rosada, marrón o rojiza alrededor de una a dos semanas después de la ovulación también puede deberse a una hemorragia de implantación, que es poco común pero normal. Discute esto con tu médico si continúa más allá del tiempo de tu período perdido. También consulta a tu médico si notas sangre roja brillante en la mucosidad, especialmente si también tienes dolor pélvico.

Otros tipos de mucosidad cervical

Otros factores, como inflamación o infección en el cuello uterino, pueden modificar la mucosidad normal al principio del embarazo. Una infección vaginal también puede cambiar la secreción de mucosidad.

Si tienes signos o síntomas de una infección cervical o vaginal, no uses medicamentos de venta libre o remedios caseros antes de conversar con tu médico.

Infección cervical

En presencia de una infección de transmisión sexual cervical, como gonorrea o clamidia al principio del embarazo, el color de la mucosidad puede ser de un amarillo turbio o más obscuro. La consistencia también puede ser más espesa o más gelatinosa que la mucosidad normal del embarazo. Además, es posible que notes:

  • Que tiene un olor desagradable
  • Hay picazón, quemazón o irritación vulvar y vaginal en la vagina y los tejidos externos
  • Calambres o dolor en tu área pélvica
  • Incomodidad en tu vagina o pelvis durante el coito

Infección vaginal

Una infección vaginal, como de hongos, mezclada con la mucosidad cervical también afectará el tipo de secreción que se observa. Los hongos a menudo causan una secreción parecida al queso cottage, y generalmente hay picor y quemazón vaginal y vulvar.

Las infecciones vaginales con organismos, como las tricomonas o las bacterias, pueden causar una secreción delgada, acuosa, turbia, amarillenta o verdosa con un olor a pescado. Las relaciones sexuales pueden ser incómodas debido a tus síntomas vaginales.

Háblalo con tu doctor

Es normal que la secreción de mucosidad cambie al principio de tu embarazo. Está atenta a los signos y síntomas que pueden indicar que tienes una infección u otros problemas. Llama o haz una cita y consulta a tu médico si tienes alguna inquietud acerca de cualquier mucosidad durante tu embarazo.

Secreción de mucosidad al inicio del embarazo