Señales de que tu hija adolescente está embarazada

Dra. Dominique W. Brooks
Madre e hija adolescente sosteniendo prueba de embarazo

Los años de la adolescencia pueden traer muchos comportamientos extraños desde el punto de vista de los padres. Sin embargo, ciertos síntomas y signos pueden sugerir problemas más serios, como un embarazo adolescente. Si crees que estás notando algunos de estos problemas dentro con tu hija, debes abordar el tema con delicadeza y al mismo tiempo considerar que no debes perder tiempo. Actúa cuanto antes. Habla con ella ya que esto no es simplemente un tema que pueda ser ignorado.

Síntomas importantes de un embarazo adolescente

En realidad, tú puedes reconocer los síntomas del embarazo en tu hija antes de que ella misma los reconozca. El primer trimestre de un embarazo puede parecer bastante similar a un ataque de gripe, por lo que es posible que tu hija no se dé cuenta de su estado. Recuerda que estos síntomas no necesariamente significan un embarazo; muchos de estos signos podrían significar algo más. Para poder hacer el diagnóstico, debes hacer que tu hija se someta a una prueba de embarazo.

Busca estos signos de un embarazo dentro en tu hija adolescente:

Menstruación muy ligera o falta de menstruación

Uno de los primeros signos del embarazo para muchas mujeres es un período perdido o demasiado ligero. Si tu hija menciona que su período no ha comenzado aunque ya debería haberlo hecho, o si comenta que tuvo un período muy ligero, esta puede ser una de las primeras señales de embarazo. Un período perdido también puede ser un signo de aumento o de pérdida de peso excesivo, estrés o cambios hormonales asociados con el uso de anticonceptivos.

Cambios corporales

Después de la concepción, el rápido aumento de las hormonas puede provocar cambios en los senos como sensibilidad, oscurecimiento de la areola o hinchazón de los senos. Tu hija podría quejarse de tener los senos hinchados o sensibles y puede confundir estos síntomas con una prueba del ciclo menstrual próximo. Los cambios en los senos también pueden ser causados por el cambio de las píldoras anticonceptivas o por un período próximo.

Agotamiento

Las primeras etapas del embarazo pueden ser bastante agotadoras debido a los altos niveles de progesterona, los niveles bajos de azúcar en la sangre y el aumento de la producción de sangre, por lo que el agotamiento puede ser un signo de embarazo. Otras causas de fatiga incluyen un resfriado o gripe, otros tipos de enfermedades, estrés o depresión.

Enfermedad aparente

Lo que puede parecer una gripe estomacal o una infección de la vejiga puede ser un embarazo. Los altos niveles de estrógeno pueden hacer que el estómago se vacíe más lentamente, lo que produce náuseas. La náusea no tiene que ser solo por la mañana sino que puede persistir todo el día. Muchas mujeres también comienzan a orinar con más frecuencia cuando quedan embarazadas. Esto también podría ser un signo de una infección del tracto urinario o también diabetes.

Cambio en los estilos de ropa

Muchos adolescentes intentan ocultar cambios en sus cuerpos usando colores oscuros y ropa holgada. Usar ropa de hombre o sudaderas puede ser su forma de disfrazar su aumento de peso. Una adolescente que aumenta de peso debido a comer en exceso o que tiene problemas con la depresión también puede cambiar su estilo de vestimenta.

Rendimiento académico deficiente

Las notas decrecientes, las frecuentes ausencias o tardanzas, o una disminución general en el rendimiento académico también pueden sugerir que tu adolescente está embarazada. Debido al aumento del estrés en tu vida, puedes perder interés en la escuela. Los problemas de depresión o de relacionamientos interpersonales también pueden llevar a una falta de interés en las clases de tu adolescente.

Mal humor

Si bien muchos cambios en el estado de ánimo son normales en los adolescentes, un aumento repentino en la irritabilidad también puede sugerir un embarazo. Los cambios en los niveles hormonales que ocurren durante el primer trimestre causan la mayoría de estos cambios de humor durante el embarazo. Sin embargo, el estrés y el miedo sobre su situación también pueden agravar el problema.

Otras señales

Como madre, puede haber otros signos más sutiles que puedan darte una pista de que algo está pasando con tu hija adolescente. Estos pueden incluir antojos de alimentos, dolores de espalda, dolores de cabeza y otras enfermedades persistentes que no tienen otra causa obvia. Ten en cuenta que los síntomas iniciales del embarazo pueden ser diferentes de una mujer a otra. Tu hija puede exhibir todos estos signos, ninguno de estos signos, o verse en algún punto intermedio. Si tu hija todavía no sabe que está embarazada, es posible que no comprenda por qué sus emociones se desbordan y por qué su cuerpo está cambiando tanto.

Avanzando

Una vez que sospechas, el primer paso es una prueba de embarazo. Como muchos de estos síntomas pueden significar algo más, una prueba de embarazo negativa no significa que tu investigación ha terminado.

Si descubres que tu adolescente está embarazada, es natural sentir una mezcla de emociones. Sin embargo, debes hablar con tu hija lo antes posible y con la mayor calma posible. Haz tu mejor esfuerzo para acercarte a ella de manera amorosa y ella estará más dispuesta a confiar en ti y en tu consejo.

Señales de que tu hija adolescente está embarazada