¿Qué hacer si tu bambú de la suerte se pone amarillo?

Lic. Sally Painter
Bambú de la suerte floreciendo

El bambú de la suerte puede desarrollar hojas amarillas o un tallo amarillo por varias razones. La clave para salvar una planta cuando aparece lo amarillo es evaluar la causa y tomar medidas para restaurar la salud de la planta. Hay cuatro causas posibles para una planta amarilla fuera de la enfermedad: agua, luz, fertilizante o temperatura.

El agua y la coloración amarilla en las hojas y tallos del bambú de la suerte.

Uno de los primeros culpables de las hojas o tallos amarillentos es el agua. Típicamente, las plantas de bambú de la suerte se mantienen en un jarrón de agua con un sustrato, como rocas, pero algunas se cultivan en contenedores de tierra. La fuente de agua utilizada es una consideración importante para el cuidado de tu planta.

Los químicos del agua pueden dañar una planta de bambú

Se recomienda evitar el uso de agua del grifo en el cuidado de tu bambú. Ésta podría dañar tu planta seriamente, ya que el agua del grifo contiene sustancias químicas, como cloro y fluoruro, que pueden ser dañinas para las plantas. La exposición constante a los productos químicos en el agua puede provocar la muerte de tu planta de bambú de la suerte.

Usa agua filtrada, destilada, de manantial o de lluvia

Una botella de agua destilada o agua de manantial para tu bambú es lo mejor. Si tienes un jardín y usas un sistema de recolección de lluvia, también puedes usar esa agua para tu planta de bambú. Solo asegúrate de que el agua no se desplace sobre un techo de asfalto, ya que los productos químicos podrían llegar hasta tu planta. Lucky Bamboo Shop incluso te recomienda mejor que uses tu agua sobrante del acuario, ya que contiene el fertilizantes beneficiosos producidos por los desechos de los peces.

  • Nunca uses agua fría.
  • Usa agua a temperatura ambiente.

Cambia el agua cada dos semanas

Bambú de la suerte en agua

La medida para restaurar la salud de una planta de bambú de la suerte puede ser tan simple como usar agua fresca. Usualmente se recomienda (para plantas en agua) cambiar agua vieja con agua fresca. El agua fresca es vital para la vida saludable de las plantas, ya que proporciona nutrientes con nitrógeno y oxígeno. Además, el agua fresca contiene oligoelementos que la planta necesita.

  • Cambia el agua cada dos semanas para obtener los mejores resultados.
  • Evita el agua estancada (un "no" del feng shui).
  • El agua vieja crea diversas condiciones ideales para el crecimiento de bacterias, hongos y especialmente el moho.
  • Cambia el agua inmediatamente si se vuelve oscura, turbia, sucia, verde, negra o si huele mal.

Se sugiere mantener el nivel del agua alrededor de dos pulgadas. Quieres asegurarte de tener suficiente agua para cubrir las raíces. La consistencia es clave para mantener una planta saludable, así que asegúrate de mantener el nivel de agua constante.

Mantener el bambú plantado en el suelo húmedo

Si tu planta está plantada en tierra, agrega rocas en la parte superior del suelo para evitar el desplazamiento de la misma cuando riegues. La tierra debe mantenerse a una humedad moderada.

  • La regla de oro para probar si tu planta en tierra necesita riego es introducir tu dedo índice en la tierra hasta la primera junta (unos dos centímetros). Si el suelo se siente seco, entonces es hora de regar.
  • Ten cuidado de no regar en exceso y que el contenedor de la planta tenga un buen drenaje. Como la planta está en un lecho de tierra, deberás rociar las hojas cada dos o tres días para mantener una planta saludable.

El sol directo vuelve amarillas las hojas del bambú de la suerte

Bambú de la suerte

Si las hojas de tu planta parecen haberse vuelto amarillas como si estuvieran quemadas, lo más probable es que la causa sea la luz solar directa. El bambú de la suerte no puede vivir bajo la luz solar directa, sino que prospera con luz indirecta brillante. Si tu planta recibe luz solar directa, entonces necesitas moverla. De la misma manera, muy poca luz indirecta puede debilitar tu planta y su color se volverá amarillo o pálido.

Pon tu bambú de la suerte cerca de una ventana pero que le dé luz indirectamente

Uno de los lugares populares para el bambú de la suerte es en un lugar de la cocina cerca de una ventana o en una mesa junto a una ventana. Deseas asegurarte de que la planta no reciba luz solar directa. Básicamente, la luz solar directa quemará la planta, ya que su hábitat natural se encuentra bajo el exuberante follaje de un bosque tropical.

Los mejores lugares de acuerdo con el feng shui

Las mejores ubicaciones de feng shui para una planta de bambú de la suerte son los sectores del este y del sureste (madera). Si necesitas activar el sector sur de tu hogar, entonces un elemento de madera lo activará. Asegúrate de que el sector en el que esté tu planta reciba solo luz indirecta.

Demasiado fertilizante causa tallos amarillos

Bambú de la suerte

El amarilleo del tallo del bambú de la suerte es casi siempre el resultado de una sobre-fertilización. Si tu planta tiene un color amarillento tanto de las hojas como de los tallos, lo primero que debes considerar es la sobre-fertilización.

El bambú de la buena suerte no requiere fertilizante

Esto es a menudo un error que cometen los propietarios, sin darse cuenta de que la mayoría de las plantas de bambú de la suerte no requieren fertilización y pueden prosperar durante años y años sin ser fertilizadas. Si debes fertilizar tu planta, asegúrate de usar uno específicamente para bambú de la suerte. Tal alimentación debe ser una dosificación mínima y poco frecuente.

Cambia el agua para revivir un bambú amarillento.

Para las plantas en agua, la solución es cambiar el agua inmediatamente. Esto puede funcionar en algunos casos donde la planta no ha absorbido demasiado fertilizante como para matarla. Sin embargo, en otros casos, podría ser demasiado tarde para salvar a la planta. Esto es especialmente cierto si es el tallo se vuelve amarillo en lugar de solo las hojas.

Replantar las plantas en la tierra puede salvar un bambú moribundo

El mejor enfoque para una planta sobre fertilizada que ya estaba plantada es replantarla en tierra fresca que no tenga ningún fertilizante adicional. Es posible que el daño ya se haya hecho y que la planta haya absorbido demasiado fertilizante. Observa el progreso de la planta, un unos cuantos días sabrás si tu planta sobrevivirá.

Temperatura y humedad incorrectas pueden aniquilar tus plantas de bambú

Si las hojas de tu bambú de la suerte se vuelven amarillas y has descartado todas las posibles causas anteriores, entonces podría ser tan simple como una temperatura demasiado fría. La planta prospera mejor en temperaturas entre 65 °F y 90 °F (18°C y 32°C).

Rociar las hojas para aumentar la humedad.

Un ambiente de baja humedad es problemático. Recuerda, el ambiente natural de la planta es el de una selva tropical muy húmeda. Dado que el bambú prefiere un clima húmedo, es posible que debas remediar uno seco rociando ligeramente las hojas cada dos o tres días. Esto le dará a la planta un buen nivel de humedad y debería evitar que la planta se vuelva amarilla si la baja humedad es la causa.

Cómo salvar una planta de bambú moribunda

Tallo de bambú moribundo

Si has intentado todas las recomendaciones y tu planta aún está en declive con el tallo y las hojas amarillas, puede ser el momento para un drástico esfuerzo de un último momento. Puedes salvar tu planta. Nunca la deseches sin haber probado primero uno de los dos métodos para salvarla ya que esta puede ser una planta cara.

Poda, propagación y hojas enraizadas

Si tu planta tiene algunas hojas amarillas, puedes cortarlas con unas tijeras. Esto es especialmente necesario si tu planta sufre de demasiada agua o luz directa. Mejor removerlas para que crezcan nuevas hojas. Sin embargo, si el tallo de tu planta se está muriendo, entonces solo tienes un recurso, y este es cortar los brotes verdes y la raíz.

  1. Corta las hojas debajo del nodo de crecimiento que sobresale del tallo para mantenerlas intactas. Aquí es donde se formarán nuevas raíces.
  2. Sumerge el extremo cortado del brote en una hormona de crecimiento para estimular el crecimiento de la raíz.
  3. Llena un jarrón con agua para contener los brotes y permite que crezcan las raíces.
  4. Una vez que haya muchas raíces, puedes trasplantar el nuevo bambú de la suerte a un jarrón lleno de agua o a la tierra.

Salvando una planta de bambú con un tallo muerto

Si las raíces siguen siendo buenas pero la parte superior del tallo está amarilla, posiblemente puedas salvar la planta.

Lo primero que se debe comprobar cuando una planta comienza a volverse amarilla es el sistema de raíces. Puedes evaluar rápidamente su salud mediante el examen de las raíces. El color de las raíces sanas es rojizo o anaranjado. Las raíces enfermas son de color marrón, negro o gris y deben eliminarse cortándolas por donde sobresalen del tallo.

Corta la parte amarilla a lo largo de la línea donde todavía se ve verde. Una vez que se corta el tallo, por lo general deja de crecer en altura o longitud, pero desarrollará nuevos brotes que crecerán verticalmente.

  • Sella la parte cortada del tallo con cera de vela para evitar que se pudra y se enferme.
  • Coloca el tallo ya sea en agua o en tierra y cuídalo.

Si el tallo sigue tornándose amarillo y no se desarrollan nuevos brotes, la planta no puede ser rescatada. Es hora de desechar y comprar una nueva planta. Puedes continuar teniendo tu número original de tallos para mantener la suerte de tu número de feng shui elegido.

Ejemplo de cómo salvar un bambú

Es posible salvar un bambú de la suerte con un poco de cuidados y dedicación.

Remedios para las plantas amarillentas del bambú de la suerte

Hay muchas cosas que puedes hacer para remediar lo amarillo de un bambú de la suerte. Una vez que has identificado la causa, puedes tomar medidas específicas para devolver la vida a tu planta. No tires tu bambú de la suerte hasta que hayas probado tus diferentes opciones y hayas evaluado que no se puede recuperar.

¿Qué hacer si tu bambú de la suerte se pone amarillo?