Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Cómo mantener a tu gato lejos de las plantas de tu hogar

Kelly Roper, Escritora
gato escondido en una maceta

Ninguna solución es infalible, pero hay maneras de hacer que sea mucho más difícil para tu gato arruinar las plantas de tu casa. Si estás cansado de ver tus flores sin verdores ni colores, sin la intención de hacer un juego de palabras, prueba algunos de estos consejos.

Voltea un corredor de alfombra de plástico al revés

Un corredor de alfombra de plástico puede ser un elemento disuasorio para los gatos con patas sensibles. Pon el corredor bocabajo para que los pequeños tacos que le ayudan a agarrar la alfombra en el suelo apunten ahora hacia arriba y coloca tu planta en la parte superior. A la mayoría de los gatos no les gustará sentir que sus patas se pinchan cuando se acercan a la maceta, a pesar de que los tacos son inofensivos. Puedes probar esto con macetones o usar cizallas de las grandes para cortar el plástico en pedazos más pequeños y usarlos en estantes y libreros también.

Pon las plantas en jaulas de pájaros decorativas

Si tienes plantas más pequeñas que a tu gato le encanta tirar de los alféizares y estantes de las ventanas, intenta ponerlas en jaulas decorativas para pájaros. Todo lo que tienes que hacer es quitar la parte superior de la jaula de su base, organizar una o más plantas en el interior, y volver a cerrar la parte superior. Para mayor protección, cuelga la jaula de un gancho o de una barra de cortina.

Cubre la tierra con guijarros

Las piedras pueden evitar que tu gato saque la tierra de tus macetas y haga de ellas un lugar menos deseable para hacer sus necesidades. El truco es cubrir la parte superior de la tierra con guijarros lisos que sean al menos de una pulgada o preferiblemente más grandes. No uses grava más pequeña porque tu mascota puede confundirla con arena de arenero higiénico y considerarla como una invitación a usar la jardinera como su nueva caja de arena.

Rocía las plantas con una solución amarga

Si a tu gato le gusta masticar tus plantas de interior, hacer que tengan mal sabor podría resolver el problema. Pulveriza las hojas (arriba y abajo) y los tallos ligeramente con espray amargo y dejar secar. Vuelve a colocar cada planta en su lugar habitual y vigila cómo reacciona tu gato cuando intente morder una hoja. Puede que le lleve unos cuantos intentos, pero probablemente decidirá que ya no quiere hacer una ensalada con tu preciado ficus.

gato masticando helecho

Trata de usar papel de aluminio

A los gatos normalmente no les gusta el tacto, el sabor o el olor del papel de aluminio, por lo que puede ser otro buen elemento disuasorio para la obsesión de tu gato. Trata de envolver la maceta en papel aluminio o al menos poner papel aluminio arrugado en la parte superior de la tierra.

Pon las plantas en un acuario con tapa de tela de mosquitero

Si tienes una colección de plantas pequeñas y medianas, ponerlas en un acuario con una tapa de tela de mosquitero puede ser todo lo que necesites para mantener a tu gato en el modo de mirar pero no tocar. La parte superior con la tapa de tejido abierto permite un poco de circulación de aire, pero tu gato tendrá que mantener sus garras para sí mismo.

Cubre la tierra con tela de paisaje con aroma a cítricos

A la mayoría de los gatos no les gusta el olor de los cítricos. Trata de cubrir la tierra alrededor de tus plantas con una capa de tela de jardín que ha sido cortada para que quepa en la parte superior de la maceta y rociada con aceite esencial de naranja diluido. Agrega unas 20 gotas de aceite a unas 16 onzas de agua en una botella rociadora, rocía bien el paño por ambos lados y luego colócalo en la tierra alrededor de la planta. Refresca el espray de cítricos semanalmente para ayudar a mantener alejado al gatito.

Coloca varias cáscaras de limón alrededor de la base de la planta

A la mayoría de los gatos no les gusta el limón, así que no tires las cáscaras después de exprimir los limones. En lugar de eso, córtalas en tiras y colócalas sobre la tierra alrededor de la planta. Esta solución es más eficaz si se renuevan las cascaritas semanalmente. También puedes mezclar las cáscaras de limón con las de naranja si lo deseas.

Dale a tu gato su propia planta

A veces, la mejor solución para alejar a tu gato de las plantas es darle al minino su propia planta. Muchas tiendas de artículos para mascotas venden kits de hierba gatera para que la siembres en casa, así mismo la hierba de trigo u otra planta comestible y segura para los felinos puede ser un regalo que tu gato puede mordisquear cuando quiera. Si colocas una maceta con esta hierba donde tu gato pueda alcanzarla fácilmente, puede que esté lo suficientemente satisfecho como para dejar todas tus otras plantas en paz.

gato con contenedor de hierba

Sigue intentando hasta que algo funcione

Aunque algunos gatos son merodeadores de plantas difíciles de vencer, es posible mantener a tu gato alejado de tus plantas. Con una variedad de opciones a la mano, ¡es seguro que encontrarás algo que funcione con tu mascota! Sigue intentándolo hasta que encuentres una solución efectiva.

Cómo mantener a tu gato lejos de las plantas de tu hogar