Gatitos recién nacidos

Lic. Terry Hurley
Madre gato con gatito recién nacido

Ver una camada de gatitos recién nacidos sanos y fuertes amorosamente unidos a su madre es toda una visión. Si estás por presenciar esta belleza, entérate de todo lo que necesitas saber sobre los gatitos recién nacidos.

Gatitos Recién Nacidos: Las Primeras 48 Horas

Cuando nacen, los gatitos son pequeños, con un peso de solo tres o cuatro onzas (85 a 115 gramos) cada uno. Aunque son tan pequeños, los gatitos bebés nacen con un sentido del olfato que les permite encontrar los pezones de la madre para amamantarse. Un gatito sano comienza a amamantar a la hora de su nacimiento y se instala rápidamente en un lugar favorito para amamantar. Durante la lactancia, además de la nutrición, los recién nacidos también reciben importantes anticuerpos de la leche materna. Según Vets and Clinics, estos anticuerpos que proporcionan inmunidad a ciertas enfermedades solo permanecen en la leche materna durante los primeros días. Para entonces los gatitos también recibieron ya ciertas inmunidades de la madre desde antes del nacimiento ya que los anticuerpos entraron directamente en el torrente sanguíneo de cada gatito. Sin embargo, es importante saber que la protección que reciben de los anticuerpos solo dura unas pocas semanas, y que es necesaria la vacunación adecuada.

¿Cómo duerme un gatito recién nacido?

Un gatito recién nacido duerme con la cabeza metida debajo del pecho durante las primeras 48 horas de vida. Durante este tiempo, además de amamantar, el gatito se moverá con frecuencia, pateando, sacudiéndose y gimiendo a veces. Esto se llama sueño activado y ayuda al gatito a desarrollar el tono muscular. Piensa en ello como la forma de ejercicio del recién nacido.

La temperatura del cuerpo del gatito

Cuando nace un gatito, tiene la misma temperatura corporal que su madre. Aunque la temperatura desciende ligeramente al nacer, vuelve a subir cuando el gatito se acurruca contra su madre, y esto debería suceder dentro de los 30 minutos posteriores al nacimiento. Es imperativo que los gatitos recién nacidos se mantengan calientes con una temperatura corporal de 96° F a 100° F / 35° C a 37° C durante las primeras tres semanas de vida.

Mantener el calor es vital

Los gatitos recién nacidos permanecen cerca de su madre y de sus compañeros de camada como una forma de mantener el calor. Pueden mantener una temperatura corporal que es aproximadamente diez grados más alta que la temperatura de la habitación. La temperatura de la habitación donde se guarda la caja del gatito debe estar entre los 85° y 90° F / 29° C y 32° C durante la primera semana de vida del gatito. Luego puede bajarse poco a poco cada semana hasta alcanzar los 70° F / 21° C. Enfriarse es el mayor peligro para un gatito recién nacido durante este tiempo.

Las primeras tres semanas de vida

Durante las primeras tres semanas de vida, los gatitos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo. Se despiertan solo para sesiones de amamantamiento que pueden durar hasta 45 minutos. La gata madre, conocida también como "la reina", sabe instintivamente cómo alimentar y cuidar a sus bebés. Ella sabe que debe mantener limpios a sus gatitos y su "nido", y estimula el reflejo de eliminación de los gatitos lamiendo el recto y el vientre de cada gatito.

Ojos y oídos

Los gatitos recién nacidos nacen incapaces de oír o ver. Al nacer, sus ojos y canales auditivos están cerrados. Los canales auditivos de los gatitos comienzan a abrirse cuando tienen entre cinco y ocho días de vida. Sus orejas pequeñas, que se doblan al nacer, comienzan a ergirse y están completamente erectas cuando tienen tres semanas de edad. Los ojos de los gatitos comienzan a abrirse cuando tienen aproximadamente ocho días y se abren completamente durante los próximos seis días. Los ojos de los gatitos de pelo largo tardan un poco más en abrirse que los de los gatitos de pelo corto.

Cuando nacen los gatitos, sus ojos son de color azul y permanecen ese color durante las primeras tres semanas. Después de este tiempo, cambian gradualmente a su color de ojos permanente, y puede llevar hasta 12 semanas realizar el cambio completo.

De pie y caminando

En general, los gatitos comienzan a gatear y tratan de pararse cuando alcanzan aproximadamente los 14 días de vida. Por lo general, se necesitan dos o tres días más para que los gatitos se paren completamente. Una vez que tienen éxito, muchos gatitos pueden intentar salir de su caja. Al cabo de otra semana, los gatitos están caminando, jugando y corriendo.

La preparación lo es todo

Criar una camada de gatitos recién nacidos puede ser una experiencia gratificante y memorable. Saber qué esperar de la reina y sus gatitos, combinado con el conocimiento del cuidado adecuado del gatito infantil y las etapas de su desarrollo ayuda a garantizar una camada saludable.

Gatitos recién nacidos