Caída del pelo en el gato

Kelly Roper, Escritora
Gato enfermo

Notar que tu gato está perdiendo una gran cantidad de pelo puede ser bastante alarmante. Hay muchas causas de pérdida de pelo en los gatos; por algunas sí vale la pena preocuparse, mientras que con otras solo necesitas un ajuste en la dieta del gato. Independientemente de la razón de la pérdida del pelo, es tu trabajo como propietario de un gato dar los pasos necesarios para evitar mayores molestias para tu gato.

Causas de la pérdida de pelo en los felinos

La pérdida de pelo, también conocida como alopecia, generalmente es causada por uno de los siguientes trastornos.

Hipertiroidismo

Siendo el trastorno más común que experimentan los felinos, el hipertiroidismo es también la principal causa de pérdida de pelo felino. Otros síntomas del hipertiroidismo incluyen la pérdida de peso, el freno o la paralización total del aseo personal, la sed y la orina excesivas y el apetito insaciable. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, el hipertiroidismo se puede controlar fácilmente con medicamentos o terapia con yodo radiactivo.

Hipotiroidismo

Una condición rara en los gatos, el hipotiroidismo hace que la glándula tiroides produzca niveles inadecuados de hormonas tiroideas para mantener un metabolismo normal. La afección causa la pérdida de pelo, así como una serie de otros síntomas que incluyen debilidad, aumento de peso y letargo.

Pulgas

Pulgas en un gato
Gato con pulgas

La dermatitis por alergia a las pulgas puede provocar la pérdida del pelo. La meta del felino se convierte en rascarse para aliviar la intensa picazón. El animal hará todo lo posible para llegar a la piel que ha sido picada, incluso morder el pelo en las áreas que le causan comezón. Los gatos con pulgas deben tratarse inmediatamente para evitar complicaciones adicionales y más serias para su salud general.

Alergias

La pérdida de pelo y la picazón son síntomas comunes cuando un gato tiene una reacción alérgica a algo que ha comido o algo con lo que entra en contacto en el ambiente. Rastrear la causa de la alergia es la parte más difícil al diagnosticar el problema. Una vez que se ha identificado el alérgeno, el tratamiento generalmente implica eliminar la sustancia de la dieta o del entorno del gato. A medida que el alérgeno sale del sistema de un gato, las erupciones pruriginosas comienzan a desvanecerse. Un veterinario también puede recetar medicamentos para aliviar lo peor de la picazón. Una vez que el sistema vuelve a la normalidad, a la mayoría de los gatos les volverá a crecer su pelaje.

Pioderma

Gato con pioderma
Gato con pioderma

La pioderma es una infección bacteriana que comúnmente aparece cuando la piel está traumatizada por rasguños y mordidas. La infección produce pérdida de pelo localizada y una descarga de pus que forma costras sobre las lesiones. Se debe tener mucho cuidado para limpiar la secreción para promover la cicatrización, pero dado que la pioderma es una infección secundaria, es crucial determinar la causa de la irritación.

Sarna Demodeccia o Demodicosis

Los ácaros de la sarna se esconden debajo del pelaje y de la piel y pueden causar picazón extrema a pesar de que no se pueden ver. La sarna generalmente se diagnostica mediante raspados de la piel que se observan bajo un microscopio. El tratamiento generalmente implica la aplicación de un producto de piretrina bajo supervisión veterinaria.

Tiña

Gato con Tiña
Gato con tiña

La tiña es en realidad una infección por hongos que produce manchas circulares de pérdida de pelo a medida que el hongo infesta los tallos del pelo. En general, se trata con diversos baños o medicamentos orales, pero algunos veterinarios también recomiendan afeitar al gato infectado para eliminar completamente el hongo. Una vez que el hongo desaparece, el pelo debe volver a crecer.

Sarna notoédrica

En algunos casos, la pérdida de pelo en los gatos puede ser provocada por otras causas menos conocidas, como el notoedres cati, más comúnmente conocida como sarna notoédrica. Este es un parásito que causa alopecia en los gatos. La pérdida de pelo de notoedres cati se ve en las orejas, el cuello, los párpados y otras regiones faciales y de la parte superior del cuerpo. Mientras que la mayoría de la gente nunca ha oído hablar de notoedres cati, es el segundo parásito más común en los gatos.

Enfermedad de Cushing

La enfermedad de Cushing, también conocida como hiperadrenocorticismo, es una causa mucho menos común de pérdida de pelo. Otros síntomas que ocurrirán concomitantemente son un aumento del apetito y la sed, así como letargo de leve a severo. Puedes notar que la piel de tu gato parece delgada o que las caricias que alguna vez disfrutó tu gato, ahora pueden agitarlo. La pérdida de pelo asociada con la enfermedad de Cushing es bilateral, lo que significa que lo que falta en un lado del cuerpo del animal será casi exactamente igual a lo que falta en el otro lado. En general, esta pérdida de pelo se encuentra en el abdomen medio a inferior, pero técnicamente puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Hipotricosis congénita

A diferencia de la alopecia verdadera que conduce a la pérdida del pelo, la hipotricosis congénita solo causa adelgazamiento del pelo. De acuerdo con ProVet Health Care, esta condición genética típicamente afecta a los gatos Birmano, Burmés, Siamés y Devon Rex.

Granuloma Eosinofílico

Granuloma Eosinofílico
Granuloma Eosinofílico

La causa exacta del granuloma eosinofílico no se conoce, pero los veterinarios especulan que podría estar relacionado con una alergia subyacente. Esta condición generalmente causa lesiones irritantes que causan la pérdida de pelo en la parte posterior de los muslos.

Alopecia Endocrina Felina

La alopecia endocrina felina es en realidad una afección bastante rara que se caracteriza por la pérdida de pelo en el abdomen, las piernas internas y la región genital. La causa exacta de la afección no se conoce actualmente, pero se cree que está relacionada con los niveles hormonales.

Alopecia psicógena

La alopecia psicógena es un trastorno compulsivo que impulsa a un gato a asearse obsesivamente. Lamerse y morderse excesivamente conduce a la pérdida de pelo, y algunos gatos incluso se sacarán ellos mismos el pelo. Un veterinario solo llegará a este diagnóstico si se pueden descartar todas las demás afecciones subyacentes.

Una onza de prevención

Aunque hay algunas causas de pérdida de pelo sobre las que tú tienes poco control, hay algunas cosas que sí puedes hacer en casa para asegurarte de que la piel y el pelaje de tu gato permanezcan saludables.

Dieta

La mejor manera de evitar la caída del pelo causada por alergias alimentarias o por una dieta deficiente es alimentar a tu gato con alimentos saludables desde el inicio. Elige alimentos ricos en proteínas donde el primer ingrediente sea carne, preferiblemente salmón o pavo. Otras carnes, como la carne de res o incluso del pollo, pueden no proporcionarle a tu gato todos los nutrientes necesarios. Los mejores alimentos tendrán los ingredientes más digeribles para mantener la salud del gato. El pavo y el salmón son consideradas carnes que un gato comería sin intervención humana, y ambos ofrecen las proteínas más digeribles para los felinos. Algunos veterinarios advierten que los alimentos a base de pescado pueden conducir al hipertiroidismo; sin embargo, este es generalmente el único caso con alimentos de muy baja calidad. Para evitar este trastorno, suplemente la dieta de tu gato con un suplemento de vitamina E y vitamina B.

Medio ambiente

Si permites que tus gatos disfruten al aire libre, asegúrate de que estén al día con todas las vacunas. Esto no solo evitará que se presenten enfermedades prevenibles que podrían llevar a la pérdida del pelo, sino que también evitarán enfermedades mucho más graves y posiblemente mortales.

Para tu gato que sale al aire libre, usa un tratamiento preventivo que lo proteja contra todos los parásitos, como pulgas, ácaros, parásitos del corazón, tiña y garrapatas. Asegúrate de que cualquier preventivo que uses esté específicamente formulado para gatos.

Un consejo muy importante

La información presentada aquí no pretende reemplazar el diagnóstico y tratamiento profesional de tu veterinario. Si tu gato presenta algún síntoma de pérdida de pelo, ve sin dudarlo con tu veterinario y pídele que examine a tu mascota para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados. Recuerda, el pelo de tu gato protege su piel, por lo que la pérdida de pelo puede convertirse en un problema grave si no se trata.

Caída del pelo en el gato