Cáncer del hígado en gatos

Lic. Ann Roberts
Gato enfermo

Un diagnóstico de cáncer de hígado no significa necesariamente una sentencia de muerte automática para un gato. Es cierto que el cáncer de hígado presenta a los veterinarios un diagnóstico profundamente preocupante porque el hígado es un órgano fundamental responsable de la desintoxicación de la sangre del animal. Sin embargo, no todas las formas de cáncer de hígado son iguales, y algunas son más fáciles de tratar que otras. El tratamiento exitoso depende en gran medida del diagnóstico preciso.

Tres tipos de cáncer de hígado

El cáncer de hígado se manifiesta en los gatos en tres tipos, todos los cuales involucran tumores que se encuentran en el hígado.

  • El primer tipo de tumor se llama tumor metastásico. Estos tumores se diseminan al hígado desde otras partes del cuerpo.
  • El segundo tipo de tumor es llamado hemolinfático. Este nombre se deriva de "hemo" (sangre) y "linfático" (indica el sistema linfático). Los tumores hemolinfáticos llegan al hígado de fuentes sanguíneas y linfáticas.
  • Por último, los tumores primarios son los que realmente se originan en el hígado. Los tumores primarios son muy interesantes porque se cree que son causados por toxinas ambientales. Cualquier cosa, desde limpiadores químicos en tu hogar hasta conservantes químicos en la comida de tu gato, podrían considerarse una causa potencial de tumores hepáticos primarios.

Síntomas sospechosos

El cáncer de hígado felino produce síntomas que pueden imitar muchas otras enfermedades de los gatos. Es poco probable que los dueños de mascotas noten un aumento de letargo en sus felinos o lleguen automáticamente al diagnóstico de cáncer. La mayoría de las veces, los dueños de mascotas notarán un comportamiento extraño en sus gatos, lo que provocará una visita al veterinario. Es posible que estos síntomas generales aún no se revelen durante la extracción de sangre. Se tomará una exploración CAT o una radiografía. Las pruebas visuales pueden revelar el (los) tumor (es) del hígado, y esta información llevará al veterinario a un diagnóstico de cáncer del hígado.

Si el cáncer de hígado está avanzado, hay algunos síntomas que pondrán este diagnóstico potencial en un lugar alto en la lista. Los abdominales inflamados no son infrecuentes a enfermedades como el cáncer, la peritonitis infecciosa felina y otras, pero si este síntoma se acompaña de ictericia, fatiga, pérdida de peso, deshidratación y vómitos, generalmente indica una afectación hepática.

Tipos de tratamientos

Las opciones de tratamiento varían según el tipo específico de cáncer de hígado. Sin embargo, la mayoría de los casos se tratarán inicialmente mediante la extirpación quirúrgica de los tumores. La buena noticia con respecto al cáncer de hígado es que casi la mitad de este órgano se puede extirpar sin ningún daño significativo para el animal. El hígado se regenera. Si los tumores no son demasiado abundantes, la mayoría de los gatos responderán bien a su cirugía. La cirugía es la opción más común porque los tumores hemolinfáticos del hígado no pueden tratarse con quimioterapia. La quimioterapia también es extremadamente dura para el sistema del gato y puede provocar un estado de debilitamiento permanente. Este tratamiento también reduce la inmunidad del gato, lo que puede provocar infecciones crónicas, síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea, e incluso problemas en la médula ósea. Sin lugar a dudas, el cáncer de hígado que se puede tratar sin quimioterapia ofrece un pronóstico mucho más deseable.

Medidas preventivas

Si tu gato alguna vez ha padecido cáncer de hígado, debes tener en cuenta que existen medidas preventivas en el estilo de vida que pueden afectar en gran medida si tu gato sufrirá un ataque futuro de esta enfermedad. El hecho de que los factores ambientales influyen en el cáncer de hígado primario alerta a los dueños de mascotas sobre la necesidad de un estilo de vida limpio y bajo en toxinas. Los alimentos para mascotas no deben contener aditivos químicos y los alimentos deben ser frescos y orgánicos cuando sea posible. Además, eliminar el uso de limpiadores químicos en su hogar reducirá las posibilidades de que tu gato inhale estas toxinas en su sistema. Por supuesto, este consejo no es específico del cáncer. Todos los animales pueden beneficiarse de opciones dietéticas saludables y un estilo de vida bajo en toxinas.

Cáncer del hígado en gatos