Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Entendiendo la enfermedad del riñón en los gatos

Lic. Ann Roberts
Gato acostado en la cama

La enfermedad renal felina es la principal causa de muerte de los gatos mayores. Existen varias causas y tratamientos para esta grave afección felina, y detectar los síntomas puede ayudarte a controlar la enfermedad de tu gato para mejorar su calidad de vida.

Tipos de insuficiencia renal felina

De acuerdo con Affinity Petcare, la enfermedad renal puede dividirse en dos tipos distintos. Ambos tipos provocan insuficiencia renal, pero el inicio de cada uno de ellos tiene una causa diferente.

Insuficiencia renal aguda

Este tipo de enfermedad renal se caracteriza por una insuficiencia orgánica completa; los riñones simplemente dejan de funcionar. El inicio suele ser bastante repentino, puede ocurrir a cualquier edad y suele ser causado por la ingestión de toxinas, sobre todo anticongelantes. Otras causas de insuficiencia renal aguda incluyen, pero no se limitan a, infecciones bacterianas o virales, traumatismos y enfermedades del sistema inmunológico.

La insuficiencia renal aguda casi siempre es mortal, pero si es tratada de forma inmediata y agresiva por tu veterinario, los riñones recuperan su función y tu gato pasará a vivir una vida normal. La clave es obtener atención médica inmediata. Si crees que tu gato tomó un poco de anticongelante y presenta alguno de los síntomas que se describen a continuación, llévalo al consultorio del veterinario de inmediato.

Insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica es la forma más común de enfermedad renal. Si tu gato vive lo suficiente, lo más probable es que finalmente desarrolle esta enfermedad. Aunque esto puede sonar horrible, en realidad es solo un reflejo del hecho de que los gatos están viviendo vidas mucho más largas debido a la mejora de la dieta y la atención veterinaria. La insuficiencia renal crónica es una disminución lenta de la función renal y, como tal, puede ser difícil de ser notada al principio. La función renal tiene que ser disminuida hasta en un 70 por ciento antes de que comience a afectar la salud general de un gato.

Fuera de un trasplante renal completo, la enfermedad renal crónica es progresiva y causa la muerte. Dicho esto, si a tu gato se le diagnostica esta enfermedad, puedes controlarla de la misma manera que las personas cuidan a los gatos con diabetes y mantener a tu gato en una condición general relativamente buena durante meses, si no es que años.

Síntomas y diagnóstico

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad renal en los gatos pueden ser sutiles, ya que los gatos son buenos para disimular las molestias. Presta atención a:

  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Aumento del consumo de agua
  • Micción frecuente
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Convulsiones

Puedes comprobar si tu gato está deshidratado pinchando y levantando suavemente un pliegue de piel del cuello y soltándolo. Si recupera rápidamente su forma original, es posible que tu gato esté bien hidratado, pero si se mantiene en pico y vuelve muy lentamente a su forma original, tu gato está deshidratado y deberías buscar tratamiento de inmediato. Tu veterinario puede proporcionar un alivio inmediato al ponerle al gato líquidos por vía intravenosa mientras se evalúa la situación.

Diagnóstico

Solo tu veterinario puede diagnosticar la enfermedad renal de los felinos. Necesitarás hacer un análisis de sangre completo para comprobar los niveles y el equilibrio de varios componentes de la sangre, incluyendo:

  • Nitrógeno ureico en sangre (BUN)
  • Creatinina
  • Fósforo

Cuando se considera la posibilidad de insuficiencia renal, la creatinina y el BUN son las pistas diagnósticas más importantes. El Centro de Información sobre Insuficiencia Renal Crónica Felina afirma que cuando cualquiera de estos dos componentes sanguíneos está elevado, es probable que ya se haya perdido hasta el 70 por ciento de la función renal de tu gato. Un alto nivel de fósforo es también una marca indicativa de insuficiencia renal. Los riñones que funcionan mal permiten que el fósforo se acumule en la sangre, ya que los riñones enfermos no pueden excretarlo eficientemente.

También existen pruebas diagnósticas secundarias que se pueden realizar para determinar el alcance de la enfermedad de tu gato. La insuficiencia renal felina se ha relacionado con afecciones como:

  • Presión arterial alta
  • Baja en el Potasio
  • Enfermedad dental

Los gatos que presentan síntomas de enfermedad renal crónica deben ser examinados para detectar estas condiciones y viceversa. De hecho, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria ha notado una relación muy clara entre la enfermedad periodontal y la enfermedad renal, una que puede jugar un papel importante en las medidas preventivas futuras.

Los hallazgos del examen general que pueden apuntar hacia un diagnóstico de enfermedad renal típicamente incluyen:

  • El gato está por debajo de su peso
  • Presencia de ganglios linfáticos agrandados
  • Signos de anemia
  • Riñones de forma anormal o de tamaño insuficiente
  • Quistes o nódulos en los riñones que pueden indicar la presencia de cáncer (se requieren pruebas adicionales)

Tratamiento

El tratamiento más común y efectivo para la enfermedad renal es la administración de líquidos. Esto no solo rehidrata a tu gato, sino que también elimina las toxinas de los riñones. La administración de líquidos es algo que puedes aprender fácilmente a hacer tú mismo en casa en lugar de someter a tu mascota al estrés de ir al veterinario para cada tratamiento.

Terapia de fluidos

La terapia con fluidos implica la administración de inyecciones subcutáneas de Ringer lactato, un tipo de solución salina. Tú puedes comprar las bolsas de 1,000 cc de fluido, tubos y agujas en línea con la receta de un veterinario, lo cual puede ser significativamente menos costoso que si los compras en el veterinario. Tú veterinario puede enseñarte el procedimiento. Esto puede sonar intimidante, pero es fácil una vez que lo has hecho una o dos veces. Aprenderás cómo conectar el tubo y las agujas a la bolsa de líquido, cómo insertar la aguja y cómo iniciar el flujo de líquido.

Administrar líquidos en el hogar

La primera vez que se aprende el proceso de inyectar líquidos bajo la piel de tu gato, puedes pensar: "No hay manera de que mi gato se quede quieto para esto...", pero te sorprenderás. La deshidratación hace que los gatos se sientan miserables, y rápidamente aprenden que aunque el pinchazo de la aguja que atraviesa su piel es desagradable, el resultado les hace sentirse mucho mejor. Muchos gatos vienen a esperar con impaciencia a "conseguir su agua", y tú puedes hacer de esto una oportunidad para pasar el tiempo de abrazo juntos. Una vez que tú te vuelvas competente, todo el proceso no debería tomar más de diez o quince minutos.

Ten en cuenta que a los gatos les lleva un tiempo absorber los líquidos. Inmediatamente después del tratamiento, puede que notes una mancha esponjosa en tu gato en el lugar de la inyección. No te preocupes, esto es normal y disminuirá a medida que los fluidos sean absorbidos por los tejidos del gatito.

Manejo de Enfermedades

Tu veterinario querrá ver a tu gatito periódicamente para volver a comprobar los niveles de sangre y ajustar la terapia en consecuencia.

No hay cura para la enfermedad renal de los felinos fuera de un trasplante de riñón, pero tú puedes manejar la enfermedad con un poco de fortaleza. La terapia de fluidos en el hogar puede hacer que tu mascota se sienta mucho mejor, mantener el funcionamiento de los riñones y prolongar la vida de tu mascota. Aunque los cambios en la dieta no deben utilizarse como único tratamiento, habla con tu veterinario sobre cualquier enfoque holístico y dietético que pueda ser útil en conjunción con el manejo de la salud de tu mascota.

Entendiendo la enfermedad del riñón en los gatos