Problemas de la piel del gato que no debes ignorar

Dra. Clare Deming, MVZ

Sobre las enfermedades de la piel de los gatos

Los problemas de la piel del gato son una preocupación común para muchos dueños de mascotas. Estas condiciones pueden provocar erupciones, pérdida de piel y una mala salud en general. Conoce algunos de los tipos más comunes de problemas de la piel y cómo pueden afectar a tu gato.

Pulgas y alergia a las pulgas

Una de las causas más comunes de los problemas de la piel felina es una infestación de pulgas. Incluso si tu gato está dentro de casa la mayor parte del tiempo, las pulgas pueden saltar y pueden abrirse camino hacia el interior. Las pulgas se pueden tratar o prevenir mediante el uso de una variedad de productos que se aplican en la piel en la parte posterior del cuello. Algunos de estos productos son prescripciones y algunos se pueden comprar sin receta. Si no estás familiarizado con esto, puedes hablar con tu veterinario sobre la mejor opción para tu mascota. El tratamiento contra las pulgas también puede requerir una píldora de acción rápida como Capstar, bañarse con champú normal o medicado o fumigar a fondo tu hogar.

Alergias

Los gatos pueden tener tantos tipos de alergias como los humanos. Los alérgenos comunes incluyen proteínas específicas en alimentos, polen, pastos, mohos y más. Las alergias pueden provocar pérdida del cabello, infecciones secundarias de la piel causadas por rasguños e incluso pérdida de peso. Por lo general, las pruebas de alergia a los alimentos implicarán alimentar a tu gato con una dieta muy estricta, y tu veterinario puede usar pruebas de sangre o de piel para detectar alergias ambientales. El tratamiento de las alergias a veces puede ser difícil y puede requerir dietas recetadas, dietas caseras, inyecciones para alergias o medicamentos orales.

Ácaros en los gatos

Algunos tipos de ácaros que afectan a los gatos son los ácaros del oído, Demodex cati, Demodex gatoi, el gato de la piel y Notoedres cati. Muchos gatos con ácaros tendrán mucha picazón y también les puede causar pérdida de cabello, costras o infecciones de la piel. La mejor manera de tratar los ácaros en los gatos dependerá de los ácaros específicos involucrados. Consulta a tu veterinario para un diagnóstico exacto. Los gatos con ácaros pueden necesitar baños o inmersiones medicadas, medicamentos inyectables o tópicos o tratamientos de parásitos de venta libre.

Hongos (tiña)

El hongo más común que sufren los gatos es la tiña. Este hongo produce parches circulares de pérdida de cabello y costras cuando ataca los tallos del cabello y se propaga hacia afuera. Algunos gatos no muestran ningún síntoma cutáneo de tiña, pero aun así pueden transmitirla a otros gatos. La tiña debe ser tratada rápidamente y todas las áreas donde el gato frecuenta (caja de arena y ropa de cama) deben limpiarse a fondo con lejía. La tiña puede ser contagiosa para los humanos, así que dirígete a tu veterinario inmediatamente si sospechas que tu gato tiene este hongo. El tratamiento puede variar desde medicamentos orales hasta inmersiones medicadas.

Acné felino

El acné felino se presenta como puntos negros, granos y llagas en la barbilla y la cara inferior de tu gato. La condición puede ser bastante irritante. Los gatos con acné tienden a frotarse la cara en el suelo o frotarse la barbilla con los pies, y a veces pueden mejorar si no se les permite comer o beber de los tazones de plástico. Los cuencos de cerámica o acero inoxidable son mejores. Esta condición de la piel a veces requiere antibióticos recetados por el veterinario. Lavar la barbilla de tu gato con agua y jabón también puede ayudar a mejorar el acné.

Heridas y abscesos

Las heridas y rasguños pueden convertirse rápidamente en algo más grave. Una vez que se rompe la piel, las bacterias pueden colonizar el área y provocar una infección secundaria y abscesos. Esto sucede a menudo en los gatos que salen y son mordidos por otros gatos. Un absceso a menudo se forma unos días después de que la lesión inicial haya sanado. Tu veterinario puede evaluar la herida y prescribir antibióticos para eliminar la infección. Algunas veces se necesita cirugía para drenar el absceso adecuadamente, y si tu gato está muy débil o debilitado, se podría requerir otro medicamento.

Dermatitis Miliar Felina

La dermatitis miliar es un patrón de enfermedad de la piel causada por cualquier número de alérgenos, incluidas las pulgas. Aparece como pequeñas protuberancias costrosas que aparecen en la cabeza, el cuello, la espalda y la cola. Muchos gatos afectados se lavan demasiado para tratar de aliviar la picazón. En casos severos, el gato puede incluso morder y arrancarse parte de su pelaje. El tratamiento requerirá un viaje a tu veterinario y podría consistir en antibióticos o medicamentos para la picazón.

Úlceras eosinófilas (úlceras de roedor)

Las úlceras eosinófilas también se llaman úlceras indolentes o úlceras de roedor. Aparecen como llagas en los labios de tu gato, generalmente justo en la parte delantera cerca de la nariz. Estas úlceras generalmente son causadas por algún tipo de alergia, pero aparentemente no son dolorosas para el gato. Consulta a tu veterinario para asegurarte que las llagas en los labios no sean algo más serio. El tratamiento puede requerir medicamentos inyectables u orales. En casos leves, a veces las úlceras sanarán sin tratamiento.

Caída de pelo y vómito de bolas de pelo

Los gatos con pelo largo pueden soltar más pelo de lo normal si no se cepillan regularmente. Esto puede llevar a la piel enmarañada y al malestar. Muchos gatos al limpiarse ellos mismos, ingerirán cantidades excesivas de su propio pelaje. Este pelaje extra puede provocar vómitos, o en casos raros puede causar una obstrucción intestinal. La mejor fuente de prevención es el cepillado regular, aunque hay algunos alimentos y golosinas en el mercado creados para reducir la formación de bolas de pelo.

Una indicación de enfermedad

Los problemas de la piel y del pelaje pueden ser un signo externo de enfermedad. La piel de un gato debería estar idealmente sedosa y suave. Un gato con pelaje grasiento o irregular puede tener una afección médica subyacente que debe abordarse.

Problemas adicionales de salud del gato

Los problemas de la piel que se cubren en esta presentación de diapositivas son solo algunas de las enfermedades y síntomas que los gatos pueden sufrir. Algunos problemas de salud también aparecen a mayor velocidad en ciertas razas. Si sospechas que tu gato puede estar enfermo, programa un examen completo con tu veterinario para llegar al origen del problema.

Dra. Clare Deming, MVZ
Problemas de la piel del gato que no debes ignorar