Síntomas del gato enfermo

Lic. Cheryl Cirelli
Médico veterinario con gato

Dado que la mayoría de los gatos son expertos en esconderse cuando están enfermos, cada cuidador de gatos debe ser capaz de identificar los signos y síntomas de un gato enfermo. Al ser consciente de las actividades regulares de tu gato y de su apariencia física general saludable, será más fácil notar cambios sutiles e identificar enfermedades.

Cambios en los hábitos al comer o beber agua

Cualquier cambio en la conducta o rutina de comer o de beber de un gato puede ser un signo de enfermedad. Los cambios que debemos vigilar incluyen:

  • Una disminución en la ingesta de alimentos por más de un par de días
  • Un aumento o un exceso de apetito o sed, que podría ser un signo de diabetes o hipertiroidismo
  • No beber agua

Aumento de letargo

Aunque algunos gatos duermen hasta 20 horas durante un día de 24 horas, el gato promedio duerme 16 horas cada día. Aún si los gatos pasan tanto tiempo durmiendo, los cambios en sus patrones de sueño pueden ser un signo de un problema médico. Un gato enfermo puede parecer demasiado cansado o débil, no mostrar interés en nada, y a menudo también exhibe otros cambios de comportamiento o falta de interés en la comida y el agua.

Cambios en la actividad

Si observas un cambio en el nivel de actividad de tu gato, ya sea un aumento o una disminución, puede ser una indicación de que el gato no se siente bien. Si notas que tu gato es reacio a saltar sobre cosas que antes le resultaban fácil alcanzar, o si parece estar saltando de forma alterada, podría haber un motivo médico. Un cambio notable en la forma de andar del gato también podría ser un signo de un gato enfermo.

Hábitos de acicalamiento

Los gatos generalmente son animales limpios, acicalándose la mayor parte del tiempo que están despiertos. Cuando un gato deja de acicalarse repentinamente, puede ser un signo de estrés, pero también puede indicar un problema doloroso como la artritis. Por otro lado, un gato que incesantemente arregla una parte de su cuerpo también puede tener una condición de la piel.

Cambios en el pelaje o la pérdida de pelaje

Cualquier cambio en la condición o textura del pelaje de un gato a menudo es una indicación de que tu mascota está enferma. El pelaje puede parecer áspero, grasoso o muy seco. La descamación de la piel o la pérdida significativa de pelo, como un adelgazamiento notable o parches de calvicie, es una señal de que el gato no está bien, según El mundo del gato.

Vómito excesivo

Un gato arrojando una bola de pelo ocasional es normal. Un cambio repentino en la comida también puede causar malestar estomacal. Pueden comer demasiado y muy rápido, lo que lleva a vómitos después.

Sin embargo, si un gato vomita a menudo, tiene vómitos que se salen como proyectil o vómitos durante un período prolongado, PetMD nota que puede ser un signo de un problema más grave.

Señales adicionales

Además, los siguientes signos pueden ser motivo de preocupación:

  • Estornudos
  • Secreción nasal o secreción verdosa de la nariz
  • Enrojecimiento alrededor de la nariz
  • Tos
  • Un cambio en la tasa de respiración del gato
  • Dificultad para respirar
  • Rascarse o sacudir la cabeza
  • Exceso de babeo o salivación
  • Inflamación de la boca
  • Un golpe notable en su boca
  • Orinar fuera de la caja de arena u otro comportamiento anormal en la caja de arena
  • Cualquier cambio en las evacuaciones intestinales, incluyendo diarrea o estreñimiento

Cuándo buscar atención inmediata

Si notas alguno de los siguientes signos de enfermedad en tu gato, busca atención médica inmediata.

  • Convulsiones
  • Sangre en el excremento
  • Sangre en la orina
  • Vómitos prolongados
  • Dificultad para respirar
  • Parálisis
  • Dificultades para orinar
  • Hemorragia
  • Ictericia: cualquier coloración amarillenta de los ojos, las encías o la piel
  • Encías pálidas: una indicación de shock o anemia
  • Temperatura corporal anormalmente baja o alta
  • Si el tercer párpado es visible

Responsabilidad del propietario

Los gatos no pueden decirles a sus dueños si no se sienten bien. Como cuidadores responsables de mascotas, le corresponde a cada propietario reconocer los síntomas de una enfermedad y buscar atención médica lo antes posible.

Síntomas del gato enfermo