Cómo cortar el pelo a un gato

Lic. Beth Asaff
Gatos afeitados

Mucha gente se pregunta si debería afeitar a su gato. Pero definitivamente hay algunas buenas razones para hacerlo. Los gatos de pelo largo y medio requieren una gran cantidad de preparación para ayudarlos a evitar nudos y enredos. Ya sea que desees ahorrar en honorarios del peluquero, quitar las marañas que no salen con el cepillado o afeitarlo en casa antes de un procedimiento en el consultorio del veterinario, asegúrate de aprender a afeitarlo adecuadamente para evitar dañarlo.

Artículos para afeitar o cortar el pelo a un gato

Gato afeitado

Lo único que necesitas para afeitarlo es una rasuradora eléctrica para mascotas con un par de cuchillas. Sin embargo, dependiendo del temperamento de tu gato y de su mansedumbre para ser afeitado, también puedes encontrar otras cosas útiles.

  • El estilo de corte de pelo de cuerpo completo tipo león se hace con la rasuradora con la cuchilla número 10
  • Desenmarañar a tu gato: se hace con la rasuradora con la cuchilla número 40
  • Necesitas una toalla para facilitar la limpieza si no tienes un piso que puedas barrer fácilmente
  • Y los guantes pueden ayudarte a evitar los rasguños en las manos, aunque son opcionales

Cómo afeitar a un gato

Puedes llevar a tu gato a un estilista para mascotas para que lo afeite, pero si quieres hacerlo tú mismo, debes de tener en cuenta que cada gato es diferente, y algunos se resistirán a ser afeitados más que otros. Usa estos consejos y procedimientos para asegurarte de que tu gato sea afeitado de manera segura y cómoda.

1. Córtale sus uñas primero

Hombre afeitando a un gato

Muchos gatos intentarán defenderse al ser afeitados. Juega a lo seguro, y córtale sus uñas antes de comenzar el afeitado.

2. Prueba el sonido

Pon a prueba el sonido de la rasuradora eléctrica cerca de tu gato. Si tu gato se ve muy atemorizado con el sonido, puedes considerar usar un arnés o un dispositivo de restricción, o pedirle a tu veterinario un sedante suave antes de comenzar.

3. Mantén la piel tensa

Los gatos tienen una piel muy floja y flexible que se mueve con facilidad. Esto significa que puede agruparse fácilmente debajo de la rasuradora, lo que podría causarle un pellizco o incluso un corte. Mantén la piel jalada hacia abajo con firmeza, tirando de ella a medida que se afeita para evitar cortes.

4. Comienza por arriba

Comienza en la parte superior del cuerpo del gato, y avanza hacia la base de la cola, pero no le afeites la cola.

5. Sujeta a tu gato

Sujeta a tu gato suavemente, pero con firmeza y sigue avanzando alrededor de su cuerpo, siempre comenzando desde la parte posterior del cuello y trabajando con la rasuradora hacia la cola.

Consejos para un mejor afeitado

Prueba estos consejos y trucos para una mejor experiencia para ti y para tu gato.

Mueve el pelaje enmarañado

Sostén el pelaje enmarañado por un extremo, y muévelo suavemente de un lado a otro a medida que lo afeitas por alrededor y por debajo. Dependiendo de cuán cerca esté la maraña de pelos de la piel, es posible que puedas alcanzarla mejor desde un ángulo o desde múltiples ángulos. Sigue moviéndola suavemente y cortándola lentamente hasta que tu gato quede libre de la maraña. Si es posible, haz que un ayudante tire de la piel para evitar acercarte a la piel y hacerle un corte.

Evita rasurarle la cola siempre que sea posible

Personas afeitando gatos

El pelo en la cola de tu gato tarda mucho tiempo en volver a crecer. A menos que esté muy enmarañado o necesite afeitarse para algún procedimiento, considera dejarle el cabello largo en la cola para evitar tener que afeitarlo. Si necesitas afeitárselo, intenta restringirlo lo menos posible; los gatos pueden volverse muy agitados si no pueden mover sus colas.

Verifica la temperatura

Si le estás dando a tu gato un afeitado de cuerpo completo, toca la cabeza de la rasuradora eléctrica con frecuencia para asegurarte de que no se ponga demasiado caliente. La rasuradora caliente podría quemar a tu gato si entra en contacto con su piel.

Toma descansos frecuentes

Antes y después de afeitar al gato

La clave para un afeitado exitoso es no apresurarse. Mientras más calmado y sin apresurarte en tus acciones, más tranquilo estará tu gato también. Trabaja despacio para evitar cortar la piel y toma descansos si sientes que tu gato se está agitando demasiado para continuar. Puede tomar varios rasguños antes de que tu gato se dé cuenta de que este procedimiento no lo dañará y se permita relajarse mientras tú trabajas. Trata de evitar atemorizarlo más de lo necesario para construir esta confianza a largo plazo.

Pide ayuda

Si bien puede haber momentos en los que pienses que sería mejor afeitar a tu gato en casa, también es posible que necesites buscar ayuda profesional. Evita hacerlo y pide ayuda a un veterinario o estilista para mascotas:

  • Si el pelaje de tu gato está muy enmarañado, y las marañas se extienden hasta la piel
  • Si la piel debajo de una maraña está ensangrentada o parece infectada
  • Si tu gato está extremadamente agitado e incapaz de calmarse o contenerse lo suficiente como para ser sujetado con seguridad

Cuida y asea a tu gato con frecuencia

El aseo regular y frecuente puede ayudar a prevenir las marañas y la necesidad de afeitar a tu gato. Practica el cuidado y aseo adecuado en todo momento para ayudar a evitar este procedimiento desagradable. Si se vuelve necesario afeitarlo, trabaja con mucho cuidado para evitar atemorizar a tu gato, y ambos podrán estar más cómodos con su pelaje.

Cómo cortar el pelo a un gato