Cómo eliminar la caspa de gato

Gato en la ducha

Contrario a la creencia popular, no son los pelos de la piel del gato a lo que las personas son alérgicas, sino a una proteína contenida en la caspa del pelaje. Cuando los gatos se lamen, dejan depósitos de saliva que se secan y se desprenden como caspa. La caspa es increíblemente liviana y se convierte en substancia aerotransportada en la caída de los pelos de la piel del gato. Sin embargo, también se desprende de tus manos y de cualquier superficie en la que tu gato se haya frotado. Es fácil ver por qué la caspa de las mascotas puede llegar a ser tan penetrante en el medio ambiente y por qué la eliminación de la caspa del gato es tan importante para las personas alérgicas.

Consejos para eliminar la caspa de gato

Hay muchas maneras de eliminar la caspa de gato de tu entorno y protegerte de una reacción alérgica. Elige tantos métodos como sean prácticos para tus circunstancias.

Aseo de tu mascota

Quizás eres una de las almas valientes que intentas vivir con tus alergias en lugar de renunciar a tu gato. De ser así, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir la caspa y aligerar la carga de trabajo de tu medicamento para la alergia.

  • Baña a tu gato una vez a la semana. No tienes que darte a esta tarea tú mismo. Siempre puedes contratar un estilista para mascotas, pero asegúrate de que entienda que es esencial lavarle bien la cara y las orejas a tu gato junto con el resto del cuerpo.
  • Usa toallitas hipoalergénicas para mascotas entre baños. Estas toallitas te ayudan a eliminar el alérgeno contenido en la caspa del gato.
  • Usa una manguera de aspiradora en el pelo de tu gato. A algunos gatos les agrada y a algunos gatos no. Si al tuyo le agrada, puedes eliminar una gran cantidad de pelo suelto y caspa con este procedimiento antes de que llegue a la atmósfera.

Consejos para limpiar tu casa

Si actualmente vives con un gato pero sufres de alergias, debes tener especial cuidado para eliminar la caspa de tus muebles, la alfombra y las paredes. Obviamente, cuanto más limpio, más se reducen los alérgenos en tu hogar.

  • Lava tus paredes y techo con agua caliente y jabón.
  • Usa una aspiradora con un filtro HEPA y aspira todo. Esto es especialmente importante en grietas donde la caspa queda atrapada, como alrededor de zócalos, marcos de ventanas, cortinas e incluso las pantallas de las lámparas. No olvides aspirar la ropa de cama y el área de juego de tu gato.
  • Pon un filtro de aire con un filtro HEPA en tu dormitorio y en las áreas de estar principales.
  • Limpia con vapor las alfombras y la tapicería periódicamente.
  • Usa un productos anti-ácaros como X-Mite para eliminar los ácaros y la caspa de la tapicería y las alfombras.
  • Usa colchas anti-ácaros en tu cama.
  • Cambia y limpia los filtros de tu calefacción cada tres meses.
  • Agrega una capa de tela de gasa sobre la ventilación de la calefacción en tu habitación para proporcionar un filtrado adicional. Lava la tela al menos una vez al mes, dependiendo de la gravedad de tu alergia.
  • Elige una arena para gatos sin polvo en lugar de la arena de arcilla.
  • Usa guantes y una máscara facial cuando limpies la caja de arena, y realiza esa limpieza afuera siempre que sea posible.

Soluciones drásticas

A veces, simplemente limpiar tu casa por completo no servirá. Esto es especialmente cierto para los habitantes que no son propietarios de gatos y que terminan viviendo en una casa que anteriormente era propiedad de dueños de gatos. Si te das cuenta que incluso con tu mejor atención, tus alergias siguen actuando, es posible que debas tomar medidas más drásticas.

  • Vuelve a pintar el interior de tu casa cada pocos años.
  • Reemplaza o quita por completo las alfombras siempre que sea práctico.
  • Considera reemplazar cualquier mueble de tela con muebles de cuero o vinilo. La tela tiende a atrapar la caspa, y el vinilo y el cuero son más fáciles de limpiar.
  • Haz que tu calefacción y conductos se limpien profesionalmente dos veces al año.

Se diligente para controlar las alergias

La limpieza de la caspa de mascotas es una batalla interminable que nunca se gana realmente. Para ayudar a minimizar las reacciones alérgicas, recuerda tomar tus medicamento para la alergia y mantener algunas áreas en tu casa, como tu habitación, como zona libre de gatos. Mantenerte al día con tu rutina de limpieza y la rutina de aseo del gato generalmente es efectivo para mantener la caspa a raya.

Cómo eliminar la caspa de gato