Cómo mantener fresco a un gato de exterior

Lic. Lori Soard
Gato tratando de mantenerse fresco

En algunas áreas del país, los días de verano pueden llegar a las temperaturas de 90° F / 32° C hasta los 100° F / 37° C. Si tu gato es un gato que sale de casa, puede ser afectado por tal calor. Lo último que deseas es que tu gato se sobrecaliente y se enferme, así que aprende cómo detectar las señales de advertencia para ayudarlo a mantenerse fresco.

Formas de ayudar a un gato que sale de casa a mantenerse fresco

Los gatos son muy inteligentes y pueden mantenerse frescos por sí mismos si les das los recursos adecuados. Aquí hay algunas maneras de ayudar a tu gato a escapar del calor:

  • Colócale una cama cómoda en un área sombreada, como un porche o debajo de algunos arbustos bajos.
  • Saca dos tazones de agua fresca al área donde suele estar. Un recipiente debe ser de agua limpia y fría, y el otro con agua congelada. El recipiente congelado se derretirá lentamente y proporcionará agua fresca más tarde en el día.
  • Puedes poner unos cubos de hielo al tazón de agua para enfriarlo y atraer el interés de tu gato. Esto puede animarlo a beber más líquidos.
  • Cuando las temperaturas alcanzan más de 90°F / 37° C, debes rellenar los tazones cada dos horas.
  • Cepilla a tu gato todos los días para permitir que el aire se mueva libremente a través de su pelaje, especialmente si tu gato tiene el pelo largo. También puedes considerar darle un corte de pelo.
  • No ates ni confines a tu gato en un área con asfalto u hormigón porque estas superficies realmente retienen el calor en un día soleado.
  • Envuelve una toalla alrededor de una bolsa de guisantes congelados y colócala en su cama al aire libre para que pueda acostarse y refrescarse.
  • Toma un paño húmedo y pásalo sobre el pelaje de tu gato. Si tu gato tolera el agua, puedes incluso rociar el agua en él con una botella de spray. La mayoría de los gatos tolerarán mejor el paño húmedo.
  • Mantén una compresa fría alrededor del cuello de tu gato para ayudarlo a refrescarse un poco más.

Crea el refugio ideal

Incluso si tu gato es un gato que sale al aire libre, considera llevarlo adentro durante la parte más calurosa del día, que generalmente es de las 10:00 a.m. a las 4:00 p.m. Si no puedes tener a tu gato en el interior debido a alergias u otra razón, considera conseguir que el gato tenga una casa para gatos con clima controlado. Las casas tienen aire acondicionado en el verano y calefacción en invierno para ofrecer a tu gato un lugar para escapar del frío extremo y del calor.

Señales de que un gato se sobrecalienta

Los gatos que se dejan dentro de los vehículos en los días calurosos son las víctimas más comunes de insolación. Las temperaturas dentro de un vehículo cerrado pueden alcanzar aproximadamente 104°F / 40° C en aproximadamente 15 minutos. Affinity PetCare afirma que los gatos mayores, los gatitos y los gatos persa (que tienen el morro chato) son más propensos a sufrir un golpe de calor. Las señales de que tu gato podría estar sobrecalentado incluyen:

  • Respiración rápida o jadeo
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Babeo
  • Pupilas dilatadas
  • Vómitos
  • Letargo
  • Maullidos de incomodidad

Si sospechas que tu gato puede estar sobrecalentado, tómale la temperatura. Expero Animal afirma que la temperatura normal para los gatos es de entre 99.5°F / 38° C y 102.5°F / 39.5° C. Si la temperatura de tu gato está por encima de ese rango, toma medidas para refrescarlo. La manera más rápida de refrescar al gatito es mojar su pelaje. Colócalo en un lavabo o bañera con un par de pulgadas de agua a temperatura ambiente, o báñalo con una manguera de jardín. Luego debes llamar a tu veterinario para pedirle más instrucciones. El veterinario puede querer ver a tu gato, dependiendo de qué tan alta sea su temperatura y qué síntomas exhiba. Una temperatura de 104°F / 40°C es grave. Una temperatura de 106°F / 41° C a 107°F / 41.6° C significa que tu gato se sobrecalentó de una manera peligrosa que puede causarle daño permanente o incluso la muerte.

Presta atención a tu gato

Si debes dejar que tu gato salga al aire libre durante los calurosos días de verano, vigílalo de cerca. Al detectar los signos de un inminente golpe de calor, puedes tomar medidas para minimizar el daño. Haz tu mejor esfuerzo para encontrar o crear un lugar fresco para que tu gato descanse durante los momentos más calurosos. Con un poco de planificación y conocimiento, tu gato pasará el verano tan sano como cuando comenzó la temporada.

Cómo mantener fresco a un gato de exterior